Coronavirus Iglesia en España Última hora

Zornoza: «¿Tenemos que volver a la nueva normalidad o tenemos que volver a Dios?»

La S.A.I. Catedral de Cádiz acogió esta mañana la misa funeral por los fallecidos a causa de la pnademia del COVID-19, en una ceremonia presidida por el obispo de Cádiz, monseñor Rafael Zornoza y que tuvo un recuerdo especial a las personas mayores en la festividad de San Joaquín y Santa Ana.

Durante su homilía, el obispo aseguró que «en la pandemia hemos constatado entre lágrimas que nuestra vida repercute en los demás y que no sirven los individualismos. Los cristianos sabemos apreciar en todas aquellas personas que han dado muestras de su fe, ayudando a los demás, el brillo de la victoria, el reflejo del amor victorioso de Cristo Resucitado, pero también reconocemos que el camino de la resurrección pasa por la muerte».

A la ceremonia, celebrada en la Catedral de Cádiz, asistieron diversas autoridades civiles y militares, representantes de la comunidad sanitaria, como el gerente del Hospital Puerta del Mar y el del Hospital de Puerto Real, numerosos fieles y miembros de la Pastoral de la Salud y de la Hospitalidad Nuestra Señora de Lourdes.

Además, en este día en el que la Iglesia celebra la festividad de San Joaquín y Santa Ana, patronos de los abuelos, el prelado afirmó que «decimos a nuestros difuntos que Cristo nos abre las puertas del cielo y nos da la vida eterna, pero también que no se puede prescindir del vínculo con Dios y su amor. El Papa nos llama a la esperanza y a la conversión. Si hay algo que nos llama a la conversión para amar es el olvido de Dios de esta sociedad. ¿Tenemos que volver a la nueva normalidad o tenemos que volver a Dios? Tenemos que volver a la esperanza. Una sociedad sin Dios no sabe ver su futuro eterno. Volvamos a la normalidad de la esperanza, donde brille el poder de la resurrección y se haga presente la esperanza futura para toda la humanidad».

Por último, mons. Zornoza pidió por las víctimas de la enfermedad, sus familiares y por aquellos profesionales: sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, sacerdotes, religiosos, voluntarios de Cáritas, y de la Pastoral de la Salud, entre otros, «que han hecho frente al coronavirus tratando de salvar la vida de los demás, poniendo en peligro las suyas, e incluso dando su vida».

Print Friendly, PDF & Email