Iglesia en España Nacional

Zaragoza: 10 de octubre, Día de la Salud Mental 2012: “Invirtamos en Salud Mental”

caritas
caritas

Cáritas se solidariza con las personas que sufren enfermedad mental. Los usuarios de su Centro de Rehabilitación Psicosocial San Carlos en Zaragoza reclaman mayores inversiones económicas y una mejor comprensión de su situación

En el Día de la Salud Mental 2012, Cáritas Diocesana de Zaragoza se suma a la reivindicación de los usuarios de su Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) San Carlos, renovando con ellos su compromiso a favor de los enfermos mentales y sus familias y reclamando más inversión en salud mental, tal como reza el lema de este año.

El CRPS San Carlos es un recurso socio-sanitario que promueve que las personas con trastorno mental grave recuperen el máximo grado de autonomía personal y social, promoviendo su rehabilitación en sentido global. En 2011 participaron en el centro 45 personas y se acompañó a 40 familias.

 

Además, Cáritas Diocesana también cuenta con un Proyecto de apoyo en domicilio a personas con problemas de salud mental que, a su vez, están siendo atendidas en las acogidas y en otros proyectos de Cáritas. En 2011 se acompañó a 63 personas en esta situación.

 

Para sensibilizar sobre la situación que sufren y reclamar sus derechos, los usuarios del Centro de Rehabilitación Social San Carlos han elaborado un Manifiesto en el que reivindican una mayor inversión en investigación para conseguir fármacos más eficaces,  en profesionales que garanticen una atención más individualizada, en plazas de recursos específicos que reduzcan las listas de espera, en creación de empresas de empleo protegido y en apoyo a las familias.

Junto a estas reivindicaciones económicas, se exige otra que no requiere dinero: “Urge una inversión de esfuerzo por parte de la sociedad en general a la hora de eliminar prejuicios basados en el desconocimiento. Actitudes arraigadas que generan que a menudo percibamos miedo, desconfianza, faltas de respeto… en quienes nos rodean.  La principal ganancia que se obtendría con esta inversión sería una disminución del grado de sufrimiento en quienes padecemos estas enfermedades. El sufrimiento que surge del rechazo.”

Manifiesto elaborado por los usuarios del CRPS San Carlos de Cáritas Diocesaza de Zaragoza en el Día de la Salud Mental 2012:

«Otro año más, el 10 de octubre celebramos el día mundial de la salud mental. En 2012, el lema es “invirtamos en salud mental”.

Los usuarios del centro de rehabilitación Psicosocial “San Carlos”, personas afectadas por una enfermedad mental,  estamos totalmente de acuerdo con priorizar este tema.

 

En nuestra sociedad, no se habla de enfermedad mental. Los afectados lo ocultamos por miedo al rechazo, lo que no sucede con otras enfermedades y los medios de comunicación sólo se hacen eco para relacionarlo con actos violentos, contribuyendo así a crear una imagen falseada de nuestro colectivo.

 

Este hecho resulta llamativo cuando, los datos demuestran, que el alcance de la enfermedad mental no es precisamente de escasas proporciones.

 

En España, se calcula que uno de cada cuatro individuos en edad adulta puede llegar a padecer una enfermedad mental a lo largo de su vida (depresión, ansiedad, esquizofrenia, trastorno bipolar, etc.), y se espera que en el 2020 la depresión sea la primera causa de enfermedad en el mundo desarrollado.

 

Actualmente, en el mundo, 450 millones de personas padecen algún tipo de trastorno mental, casi 165 millones en Europa, y 10 millones en España.

Frente a esta impactante realidad, nos preguntamos: ¿es suficiente la inversión actual?

 

En Europa, de cada 100 euros que los gobiernos destinan a salud, como media, sólo 7 se dirigen a enfermedades mentales, 5 euros cuando hablamos de España.

 

Esto nos parece claramente insuficiente y ocasiona que una gran parte de los afectados sean diagnosticados, en el mejor de los casos, de forma tardía.

 

La enfermedad mental deteriora seriamente la calidad de vida de quien la padece y repercute en todos los ámbitos de su vida por lo que la demora no juega precisamente a favor de quienes la padecemos.

Todos hemos sufrido las consecuencias de una inversión insuficiente, y la crisis económica no puede ser excusa para empeorar esta situación.

 

Necesitamos que se invierta en:

 

–       Investigación, para conseguir fármacos más eficaces y con efectos secundarios menos dañinos  pero, sobre todo, que incida en la detección precoz ya que ésta última es sinónimo de buen pronóstico.

–       Profesionales, aumentando su número en las Unidades de Salud Mental que reduzcan los tiempos entre citas y garanticen una atención más individualizada

–       Aumento de plazas en recursos específicos que reduzcan las listas de espera.

–       Facilitar nuestro acceso al trabajo mediante la creación de empresas de empleo protegido e incentivando la contratación en empresas normalizadas;

–       Apoyo a las familias propiciando la creación de Asociaciones y de espacios de respiro

 

Pero la inversión más importante para nosotros no es económica, no requiere dinero.

Urge una inversión de esfuerzo por parte de la sociedad en general a la hora de eliminar prejuicios basados en el desconocimiento. Actitudes arraigadas que generan que a menudo percibamos miedo, desconfianza, faltas de respeto… en quienes nos rodean.

La principal ganancia que se obtendría con esta inversión sería una disminución del grado de sufrimiento en quienes padecemos estas enfermedades. El sufrimiento que surge del rechazo.

Se trata pues de una inversión a la que no sólo debemos hacer responsables a los poderes públicos sino que todos podemos invertir y obtener beneficio con ella: vivir en una sociedad saludable nos beneficia a todos. Sólo entre todos será posible.»

 

 

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Zaragoza: 10 de octubre, Día de la Salud Mental 2012: “Invirtamos en Salud Mental”, 1.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email