XXXVIII Encuentro Diocesano de Catequistas de Cantabria
Diócesis Iglesia en España

XXXVIII Encuentro Diocesano de Catequistas de Cantabria

CATEQUISTAS DE TODA CANTABRIA SE REUNIRON, ESTE SÁBADO 17, EN UN ENCUENTRO QUE SE CELEBRÓ EN EL SEMINARIO DE CORBÁN

.- Unos 400 catequistas de la Diócesis preparan a niños, a jóvenes que se confirman, así como a adultos que quieren ampliar su formación

.- Este encuentro se celebra ya desde hace 38 años en la Diócesis

Este sábado 17 de febrero, estuvieron convocados a un encuentro en el Seminario Diocesano de Corbán, los alrededor de 400 catequistas cántabros que son los responsables de anunciar y transmitir la experiencia y la doctrina de la fe católica a los niños, jóvenes y grupos de adultos en la diócesis de Santander.

Este año se cumple la XXXVIII (38) edición, mediante un programa que se desarrolló bajo el epígrafe, “Celebrar y Orar en la Catequesis”. Comenzó a las 10,00 horas y concluyó con una celebración final, a las 16,30 horas.

La apertura corrió a cargo de Yolanda Rodríguez Diéguez, que durante el periodo episcopal de Mons. José Vilaplana como obispo de Santander, ocupó el cargo de delegada diocesana de Catequesis.

El actual responsable de esta área, el sacerdote Juan Cuevas Gutiérrez, destacó que esta jornada anual es un momento oportuno para “renovarnos en un ambiente de gozo y fraternidad”, de compartir nuestras experiencias en las diferentes realidades de las parroquias y de “reafirmar nuestro compromiso”.

Labor de los catequistas

Los catequistas de la Diócesis también se encargan de la formación de grupos de personas adultas y además en ellos recae, en gran medida, la responsabilidad de la formación catequética de los niños que cada año reciben el sacramento de la Primera comunión en Cantabria.

El XXXVIII Encuentro Diocesano de Catequistas pretende reunir a todos los responsables que realizan esta labor de la transmisión de la fe y de evangelizar en las parroquias de la región. “La idea es que nos conozcamos, intercambiemos experiencias e inquietudes y que oremos todos juntos”.

Aunque la mayor parte de los catequistas trabaja con los niños, “es necesario ampliar la visión” de la figura del catequista, porque también transmiten la fe a los jóvenes que reciben el sacramento de la Confirmación, y además se encargan de formar a grupos de adultos y a familias, se subrayó.

Las personas que deciden ser catequistas están motivadas por su deseo de “compartir su fe con otros”. A veces se ha dado el caso de madres que “muestran su deseo de ser catequistas”, después de conocer la “vida de su parroquia con motivo de la primera comunión de sus hijos”.

Este colectivo está formado en un alto porcentaje por mujeres, muchas de las cuales llevan “años de fidelidad como catequistas de manera desinteresada y gratuita”, se subrayó.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email