Iglesia en España Nacional

XXXIII Jornadas Diocesanas de Reflexión Misionera en Madrid

reflexion-misionera-madrid

En las XXXIII Jornadas Diocesanas de Reflexión Misionera para una acción conjunta celebradas  en Madrid

El Delegado Episcopal de Misiones de Toledo destaca la “alegría de darse” de todos los misioneros

En las jornadas misioneras han participado sacerdotes, religiosas y religiosos, catequistas, profesores de religión y voluntarios convocados por las Diócesis de la Zona Centro de Obras Misionales Pontificias (Alcalá, Albacete, Castrense, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Getafe, Madrid y Toledo)

Más de 150 personas se han dado cita para reflexionar sobre el espíritu misionero, tomando como referencia la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco

El Delegado Episcopal de Misiones de Toledo, Jesús López Muñoz, acompañado de voluntarios de la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo, ha profundizado en la necesidad y “urgencia de atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio”.

4 de octubre de 2014

Texto: Delegación Diocesana de Misiones de Toledo

Fotografías: Fernando Redondo

Los agentes de la pastoral misionera de la Zona Centro de Obras Misionales Pontificias (OMP), convocados por las Diócesis de Alcalá, Albacete, Castrense, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Getafe, Madrid y Toledo, se han dado cita hoy en Madrid en las XXXIII Jornadas Diocesanas de Reflexión Misionera para una acción conjunta.

Un encuentro en el que han participado más de 150 personas, que han puesto en común experiencias e ideas sobre la animación misionera diocesana, que servirán para seguir profundizando en las realidades misioneras que acogen cada Diócesis y que de manera singular quedarán destacadas en este mes de octubre, llamado Octubre Misionero, por la celebración del DOMUND, Jornada Mundial de las Misiones, el próximo domingo 19 de octubre, bajo el lema “Renace la alegría”.

El Delegado Episcopal de Misiones de Toledo, Jesús López Muñoz, que ha estado acompañado de voluntarios de la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo y miembros del Consejo Diocesano de Misiones de Toledo, ha sido el encargado de realizar la ponencia de las jornadas, con el título “Discípulos y misioneros por vocación a la luz de la Evangelii Gaudium”, en la que ha profundizado en la necesidad y “urgencia de atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio”, a la vez que destacaba, enlazando con el lema del DOMUND, “la alegría de darse” de todos los misioneros y misioneras.

López Muñoz ha tenido un recuerdo especial para los misioneros que en estos momentos viven la epidemia del Ébola en África, recordando a los dos Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios fallecidos por la epidemia, entre los que se encuentra el sacerdote natural de la Diócesis de Toledo, Padre Miguel Pajares. En ese sentido recordaba el delegado toledano de misiones que “la vida se acrecienta dándola y se debilita en el aislamiento y la comodidad”, afirmando que “los que más disfrutan de la vida son los que dejan la seguridad de la orilla y se apasionan en la misión de comunicar vida a los demás”, como “así hacen todos los misioneros”.

Misioneros que se entregan y dan con alegría, porque, como recordaba el delegado toledano, “el Papa Francisco nos dice en la Exhortación Apostólica que la alegría del evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús”, aseverando que “con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”. En ese sentido ha afirmado que “un cristiano no puede tener cara de funeral”, señalando que “hasta nos lo dice el Papa Francisco”, por lo que ha destacado de la necesidad de que los evangelizadores siempre vivamos con alegría el anuncio de Jesucristo, “recobremos y acrecentemos el fervor, la dulce y confortadora alegría de evangelizar”.

Este DOMUND 2014 nos tiene que llevar, ha señalado Jesús López, “a vivir una pastoral decididamente misionera”, insistiendo, como también señala el Papa Francisco, que “¡no nos dejemos robar la alegría evangelizadora!”. Y todo ello, como señalaba el delegado toledano, desde la Iglesia, “una madre de corazón abierto”, una Iglesia que vive con las puertas permanentemente abiertas. Una Iglesia que vive “la alegría del Evangelio, que llena la vida de la comunidad de los discípulos, una alegría que es la alegría misionera”.

Las Jornadas Diocesanas de Reflexión Misionera también han contado con la presentación de la campaña del Domund 2014, la celebración de la Eucaristía, oración y una comida de fraternidad y encuentro. Por su parte, la Delegación Diocesana de Misiones y la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias en Toledo presentarán la próxima semana las actividades que con motivo del Mes Misionero, el Octubre Misionero, se realizarán en la Diócesis toledana.

Enlace de fotografías de las XXXIII Jornadas Diocesanas de Reflexión Misionera: https://www.dropbox.com/sh/c6qq51131gdkof7/AAAgqVThQekefaiRowDal_Gma?dl=0

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.