Crónica de las XXXIII Jornadas de Apostolado Seglar en Madrid
Cultura

Crónica de las XXXIII Jornadas de Apostolado Seglar en Madrid

ApostoladoSeglar

Bajo el título “DIAGNÓSTICO DE LA SOCIEDAD ACTUAL Y NECESIDAD DE CAMBIOS”, los días 16 y 17 de febrero de 2013, se han celebrado en Madrid, sede de la Conferencia Episcopal, las XXXIII Jornadas Generales de Apostolado Seglar.   

Las Jornadas han estado presididas por Mons. D. Carlos Osoro, Arzobispo de Valencia y Presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar (CEAS) y por Mons. D. Elías Yanes, Arzobispo Emérito de Zaragoza. Ha actuado como moderador Mons. D. Antonio Cartagena, Director del Secretariado de la CEAS.

Los participantes en las Jornadas han sido los Delegados de Apostolado Seglar y miembros de las delegaciones representantes de cincuenta  diócesis.

Tras la oración inicial, Monseñor Osoro inauguró el trabajo haciendo hincapié en la necesidad de realizar un diagnóstico de este mundo concreto en el que vivimos, así como de la necesidad de un Espíritu nuevo en la Iglesia para poder anunciar a Jesucristo. Insistió también en la importancia de la contemplación a nuestro Señor Jesucristo para afrontar los retos que como cristianos nos presenta la misión evangelizadora.

A continuación y durante el resto del trabajo de la mañana, tuvo lugar una riquísima mesa redonda, bajo el título “Problemas socioeconómicos y políticos de la sociedad actual y crisis intelectual y moral de la misma”, que contó con la participación de D. José María Fidalgo, Director del Foro Negocia del Centro de Negociación y Mediación del IE Business School y exsecretario de Comisiones Obreras, D. José T. Raga, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y Vice Gran Canciller de la Universidad de Valencia “San Vicente Martir” (UCV) y D. Benigno Varela, Presidente de la Mutualidad General Judicial, Magistrado jubilado del T.S. y exvocal-portavoz del Consejo General del Poder Judicial.

D. José María Fidalgo hizo una descripción de la situación de crisis en la que nos encontramos en Occidente y, en concreto, en España. Fidalgo describió la crisis española como el “fenómeno de los nuevos ricos”, que han vivido durante un tiempo por encima de sus posibilidades. La crisis no es una crisis económica, es una crisis del modelo económico, del sistema, es una crisis de la economía real. También ha querido destacar las dificultades de base que tiene el tejido industrial español, con sectores muy sensibles a los momentos difíciles. La crisis del modelo económico ha traído como consecuencia en España una preocupante crisis institucional. Como propuesta de futuro, Fidalgo ha propuesto la necesidad de una profunda reflexión que es “urgente, pero que no debe ser tumultuaria” y la necesidad de fijar entre todos el objetivo de construir una sociedad decente, que es aquella sociedad que ayude a que nadie se sienta humillado.

D. José T. Raga ha señalado en su intervención las causas de las crisis actuales. Ha destacado el materialismo predominante en la sociedad actual, el espejismo español de vivir en un estado de renta y de riqueza imaginaria y el engaño de pensar que el endeudamiento personal, privado o público podría mantenerse sin que esto tuviese repercusiones en el nivel de vida. Es una crisis que hemos ido creando desde hace muchos años, que debería haber aflorado hace unos 7 u 8 años, pero las instituciones lo han encubierto a costa de una endeudamiento de lo público. La conclusión es que no nos hemos situado en la clave de resolver los problemas, sino más bien de buscar el culpable en el otro. El gran problema no es la crisis económica, sino la crisis social y moral.

El último de los intervinientes, D. Benigno Varela, dibujó una situación social de pérdida de valores en la sociedad como la solidaridad o la honradez, o la preponderancia de lo material sobre lo intelectual. Al igual que el resto de los participantes en la eterno mesa redonda, ha destacado la crisis institucional española. Apuntó la necesidad de una restauración del sistema democrático, que debe pasar por una reforma de la Constitución y, en especial del sistema autonómico. También de la cuestión sobre la representación ciudadana, de la que advierte que la actual no es genuina. Como propuesta concreta propuso la necesidad de listas abiertas en los procesos electorales. Como final de su intervención, indicó la necesidad de que cobren más protagonismo valores como la humildad, la relegación del individualismo en favor de lo social, así como que todos deben beneficiarse de forma más equitativa de la riqueza que generamos.

La mesa redonda finalizó con un debate espontáneo entre los ponentes y de estos con los participantes en las jornadas.

La primera parte de la tarde se contaba con la participación de D. Santiago Madrigal, profesor de Teología, Eclesiología y Teología Ecuménica de la Universidad de Comillas, que no pudo asistir debido al fallecimiento de su madre en la mañana de ese mismo día. Desde aquí nuevamente le transmitimos todos nuestros ánimos al tiempo que realizamos una oración por su descanso eterno. También, al comunicar  a la asamblea que D. Elías Yanes cumplía 85 años, ésta prorrumpió en un fuerte aplauso.

La ponencia de D. Santiago Madrigal fue leída a todos los participantes. En ella hace un recorrido por los aspectos más importantes de la eclesiología del Concilio Vaticano II. Se apoya para ello en los ricos testimonios de dos de los participantes como auditores del Concilio: Pilar Bellosillo y J. Guitton.

Antes de la Eucaristía, celebrada en la Capilla de la Sucesión Apostólica de la Conferencia Episcopal Española, D. Carlos Osoro propuso abrir un diálogo espontáneo sobre la situación del Apostolado Seglar en cada una de las diócesis y también en su conjunto. Durante el diálogo mantenido se ha constatado el momento de debilidad en el que se encuentra el laicado asociado y la necesidad que tiene la Iglesia de revitalizarlo. También se ha constatado la escasa presencia evangelizadora de los cristianos en las estructuras sociales, culturales o políticas. Varios de los participantes han señalado la necesidad de retomar el documento Cristianos Laicos, Iglesia en el Mundo (CLIM) como documento de referencia en la Iglesia Española sobre esta cuestión. Y la necesidad de que sea la parroquia la que, a través de una propuesta de conjunto, capacite mediante una formación adecuada a los cristianos para una presencia evangelizadora pertinente en los diferentes ámbitos de la sociedad.

Al día siguiente, D. Elías Yanes realizó una ponencia con el título “Profesión de fe y credo”, en la que abordó diferentes aspectos tratados de forma magistral. Destacó la urgente necesidad de un laicado formado, organizado, articulado, maduro y corresponsable en la misión de la Iglesia. Y propuso el Itinerario de Formación Cristiana para Adultos (IFCA) como una mediación concreta, adecuada y válida para lograr el objetivo de disponer en la Iglesia de este laicado definido anteriormente.

Posteriormente se realizó un trabajo por grupos en el que se puso en común las experiencias diocesanas que ya se están llevando a cabo y que esté relacionado con todo lo tratado en las jornadas.

Las jornadas finalizaron con las palabras de D. Carlos Osoro, en el que manifestó la gran necesidad que hay en la Iglesia en España de un Apostolado Seglar organizado y coordinado, que debe vivir muy pegado a la realidad en un mundo tremendamente cambiante.

Madrid, 17 de febrero de 2013

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas