Diócesis Iglesia en España

XXX Encuentro Diocesano de Cofradías y Hermandades en Jaén

El Seminario acogía el XXX Encuentro Diocesano de Cofradías y Hermandades, presidido por el Obispo

El pasado 25 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey, el Seminario Diocesano acogía el XXX Encuentro Diocesano de Cofradías y Hermandades.

La jornada comenzaba a las 10.30 horas con la Eucaristía, presidida por el Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, y concelebrada por el Vicario de Evangelización, D. Juan Ignacio Damas; el Vicario de Culto, Espiritualidad y Vocaciones Específicas, D. Raúl Contreras; y el Delegado de Cofradías, D. Juan Francisco Ortiz.

Homilía

El Obispo quiso comenzar su homilía dando la bienvenida a todos los asistentes en “este encuentro tan importante de la vida de la Diócesis”.

Asimismo, recordó que la Eucaristía es “el centro de nuestra vida, hoy y siempre, especialmente el Domingo. Nosotros sin la Eucaristía no podemos vivir”. Y subrayó la importancia en estos tiempos “de dar testimonio de vida cristiana y de fe”.

Don Amadeo continuó haciendo referencia al Reino de Dios, que es “un Reino que tenemos que ir trabajando todos nosotros, cada día, en la responsabilidad que tengamos: en el trabajo, en la familia, en nuestro ambientes culturales, sociales y eclesiales, en nuestras cofradías y hermandades… en todas partes. Tenemos que continuar la misión de Cristo. Y ese es, precisamente, el Reino que va transformando el mundo”.

“Que el Señor nos proteja a todos y que cada una de las advocaciones que representáis os lleven a descubrir la verdad de Cristo y la verdad de nuestra propia vida y existencia cristiana. Y que las Vírgenes, a las que veneráis con tanto amor, os ayuden a ser reflejo y testigos de Cristo, ciudadanos del cielo y responsables de nuestra misión en la Tierra”, culminaba el Prelado. 

Encuentro 

A continuación, los cofrades se reunieron en el salón de actos.

El Obispo quiso señalar que la intención fundamental de su intervención iba a ser invitarlos “a una participación muy activa en la Misión Diocesana, en cada una de vuestras parroquias”.

Para ello, explicó que había hecho una lectura de la Exhortación apostólica «Evangelii Gaudium» en sus números 122 a 126. Y se inspiró en las palabras del Papa Francisco para estimularlos “de la mejor manera posible, explicándoos quiénes sois como cristianos y quiénes sois como hermandades y cofradías”.

Así, recogiendo las palabras del Papa sobre la religiosidad popular, el Obispo preparó su disertación bajo el título «Lo irrenunciable de las Hermandades y Cofradías». En ella expuso 16 puntos que considera verdaderamente esenciales: “lo que ha sido esencial siempre en la vida de la Iglesia y lo que sigue siendo esencial actualmente en las hermandades y cofradías”, puntualizó.

Don Amadeo subrayó, en primer lugar, que las hermandades y cofradías han de tener una clara consciencia de que son una expresión de la religiosidad popular y de que están al servicio de presentar la piedad popular como un lugar teológico.

También indicó que las hermandades y cofradías son responsabilidad de la Iglesia; son expresión de la vida litúrgica; están al servicio de la Evangelización; tienen una dimensión bíblica y hacen una representación del Evangelio; están al servicio de la fe; han de ser una expresión de la integridad de la fe; son medios de santificación, especialmente para sus miembros; son un servicio eclesial; son asociaciones laicales; por su misma naturaleza, han de tener una clara vocación social en la fraternidad y en el servicio a los más pobres; han de estar compuestas por honrados ciudadanos con una clara ejemplaridad de vida; son una especial ministerialidad y requiere una vida cristiana muy comprometida; están al servicio de la verdad, de la belleza y de los valores del Evangelio; y sus miembros han de considerarse verdaderos discípulos misioneros.

Finalmente, Monseñor Rodríguez Magro hacía referencia a la Misión Diocesana, en su último punto. “Las hermandades y cofradías han de tener un lugar importante en la Misión Diocesana, que vamos a celebrar, para realizar «el sueño misionero de llegar a todos», que es nuestro principal y gran lema”.

Tras la intervención del Obispo, D. Juan Ignacio Damas López, Vicario de Evangelización, presentó el Plan Diocesano de Pastoral para este año y la Misión Diocesana, haciendo hincapié en la presencia y la implicación de las hermandades y cofradías, como asociación de la Iglesia.

La jornada finalizaba con una serie de comunicaciones por parte del Delegado de Cofradías y Hermandades.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email