Iglesia en España

XX Jornadas de Teología del ITC

Monseñor Barrio inaugurará las XX Jornadas de Teología del ITC, a las que asistirá el presidente internacional de Obras Misionales Pontificias

Organizadas bajo el lema “Bautizados y enviados”, también contarán con la presencia del arzobispo emérito de Tánger, monseñor Santiago Agrelo

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio inaugurará y clausurará las XX Jornadas de Teología que organiza el Instituto Teológico Compostelano (ITC). La cita dará comienzo el próximo miércoles día 4 de septiembre y finalizará el viernes día 6. Estará presente en las jornadas Giovanni Pietro Dal Toso, presidente de Obras Misionales Pontificias (OMP) Internacional, así como el arzobispo emérito de Tánger, monseñor Santiago Agrelo, pues el encuentro de este año se desarrolla bajo el lema “Bautizados y enviados”, al hilo de la celebración en octubre del Mes Misionero Extraordinario convocado por el papa Francisco.

“Renovarse requiere conversión, requiere vivir la misión como oportunidad permanente de anunciar a Cristo, de hacerlo encontrar testimoniando y haciendo a los otros partícipes de nuestro encuentro personal con Él. El mes extraordinario de oración y re­flexión sobre la misión como primera evangelización servirá a esta renovación de la fe eclesial, para que su corazón esté y obre siempre la Pascua de Jesucristo, único Salvador, Señor y Esposo de su Iglesia”, dijo el papa Francisco, en su discurso a los participantes en la Asamblea de las Obras Misionales Pontificias, tal y como se recoge en el folleto con el que el ITC invita a participar en las jornadas teológicas de septiembre.

En una reciente entrevista, el presidente internacional de OMP, Giovanni Pietro Dal Toso, destacó que “la fe se comparte por atracción” y admite que tal vez le hemos quitado ese atractivo al convertirla en un “moralismo” en lugar de destacar lo que en verdad es: “Una relación personal con Jesucristo”.

Monseñor Dal Toso cree también que en la sociedad actual “mucho más móvil” se ha perdido el “trato personal” y este trato es más difícil que en el pasado, por lo que hay que seguir buscando esta cercanía y suscitando el testimonio personal de la fe en cada circunstancia, por pequeña que sea. En este sentido, añade que la “missio ad gentes”, es decir, la misión con “los que no conocen a Cristo no está sólo en continentes lejanos, sino también aquí”.

Programa completo de conferenciantes y temas a desarrollar

Print Friendly, PDF & Email