Iglesia en España

X Encuentro de Oración y Reflexión Misionera en Guadalajara

Encuentro de Oración y Reflexión Misionera en Guadalajara

Guadalajara Misionera ha celebrado el X Encuentro de Oración y Reflexión Misioneras dentro del contexto de oración por las Vocaciones Nativas. Un encuentro que se ha unido, desde hace dos años, a la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, jornada celebrada ayer domingo, bajo el lema “Empujados por el Espíritu: Aquí estoy Señor, envíame”.

Este sábado 6 de mayo, en la Casa de Nazaret de Guadalajara, “hemos vivido una jornada plena y con un dinamismo especial porque se ha centrado en el Laicado Misionero, tema de fondo del año 2016-2017 de la Escuela de Formación Misionera”, explica el misionero javeriano Rolando Ruiz.

El profesor Alfredo Dagnino Guerra, de la Universidad San Pablo CEU, ha hecho la apertura del encuentro con la charla “La presencia pública de los laicos misioneros en la sociedad”. “Hemos apreciado la visión tan optimista de nuestro ser cristianos y laicos en la España de hoy, la gran necesidad de llevar un sustrato espiritual con hondura y a la vez una formación adecuada para hablar a nuestro mundo. Su charla magistral ha abierto horizontes a la vez que nos ha invitado a redimensionar nuestra manera de ser y estar en la vida pública”, opina el misionero.

La familia Gómez Lucas: Luis, Yolanda, Ricardo y Diego, dieron testimonio de una familia cristiana que vive unida la fe y que además ha recibido un carisma especial y muy misionero, transparentar a Dios a través de la música. Ellos constituyen el grupo Espíritu Misionero e impregnan los ambientes que animan con el deseo de anunciar a Cristo más allá de nuestras fronteras: La Misión Ad Gentes y desde luego desde aquí en la Misión Ad Intra. A la vez que han dado testimonio ayudaron a orar por la vocaciones nativas intercalando el Rosario Misionero con oraciones y cantos a María, reina de las misiones, y a Dios origen de toda Misión.

El misionero de la Consolata, Martino Han, compartió la historia de su vocación. Nacido en una familia que confiesa el confucianismo, les descubrió algunos de los momentos más significativos y de cómo el Señor le ha ido hablando, sus luchas y dificultades y sobre todo la paz y alegría que vive al responder con ese “Aquí estoy, envíame”.

Por la tarde, Enrique y Carmen, del grupo Ardaria, contaron cómo surgió el grupo, su apostolado y las diferentes actividades que llevan a cabo. Ardaria nace después de la JMJ Madrid 2011 y con un claro deseo de estar al servicio de la misión de la Iglesia. Tiene un corazón ad intra y ad extra. Todos son laicos que se organizan para echar una mano en los pueblos a donde no llegan los sacerdotes para celebrar la Pascua. También colaboran con las ferias de los carismas, Infancia Misionera, vigilias de oración y se forman en la Escuela de Formación Misionera de Guadalajara, además de seguir su propio itinerario. Son familias y también jóvenes que viven este carisma. Además colaboran con la misión, a través de mercadillos solidarios y concretamente en Perú y Guinea Ecuatorial.

Francisco y Mari Carmen, que han formado parte de Ardaria y que ahora están llamados por la Iglesia a ser los delegados de la pastoral familiar de la diócesis, explicaron cómo ellos se han integrado en la Delegación de Misiones, tienen un carisma muy misionero y abierto con la misión, concretamente en Perú, en donde viajarán para celebrar los 25 años de vida matrimonial.

También se celebraron en este encuentro las bodas sacerdotales y misioneras de Don Dionisio Navarro Hidalgo, que ejerce su ministerio evangelizador en Colombia. Contó cómo nació su vocación, en dónde ha ejercido su ministerio sacerdotal-misionero (Guatemala y Colombia) e incluso cómo hace 20 años el obispo de Cartagena de Indias le había confiado una nuevo territorio “virgen” para hacer una parroquia. Y explicó también su compromiso social atendiendo a 3 colegios con más de 3.000 niños.

La Eucaristía fue presidida por el delegado de Misiones de Sigüenza-Guadalajara, Juan José Plaza. “Su sencillez y cercanía nos ha permitido vivir como familia de Dios e impulsados para llevar a Cristo a todos los lugares de la Tierra. Al final ha querido agradecer a Don Dionisio y otorgarle algún regalo, muy mariano, como signo de agradecimiento por su respuesta a Dios”, explica Rolando Ruiz.

OMPRESS-GUADALAJARA (8-05-17)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.