Revista Ecclesia » Vitoria: Elizalde resalta la importancia del acompañamiento durante la pandemia
Iglesia en España Última hora

Vitoria: Elizalde resalta la importancia del acompañamiento durante la pandemia

El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, subraya la importancia del acompañamiento en este tiempo de pandemia. Lo hace en su carta pastoral para la Cuaresma que comienza este miércoles, 17 de febrero. El prelado comunica también en ella la suspensión por segundo año consecutivo de las procesiones del Jueves y Viernes Santo, al tiempo que recuerda que los oficios se realizarán de acuerdo a las actualizaciones sanitarias vigentes en ese momento. «Desde el inicio de esta situación, nuestra diócesis ha estado siempre primando la necesidad de salvar vidas y sumar acciones para frenar los contagios y ser así parte de la solución, algo que seguiremos haciendo con responsabilidad», afirma.

Pastoral juvenil casi inexistente

La carta, de dieciséis páginas y estructurada en seis capítulos, aborda diversos temas. Uno de ellos es el de la preocupante situación de la práctica religiosa en lo que respecta a la juventud. «No es normal lo que ocurre con nuestros jóvenes», escribe al constatar que «aparte de niños y algún adolescente, la pastoral juvenil parroquial es casi inexistente» y que esto no pasa en las diócesis vecinas.

El obispo llama, por ello, a los párrocos a «trabajar juntos y realizar muchos cambios para acompañar a los jóvenes en su dimensión espiritual». Les recuerda que los chicos y chicas tienen «sed de sentido de la vida y de eternidad» y que «necesitan ejemplos que les hagan ver el cariño a la Iglesia y a los más vulnerables de la sociedad».

También reconoce que, pese a «lo apasionante, generosa y comprometida con el mundo que es una vida consagrada», la llamada al sacerdocio no se está dando. «Somos la diócesis española con menor proporción de sacerdotes jóvenes», lamenta al tiempo que solicita a los párrocos que «reaviven aquel movimiento sacerdotal entusiasta de Vitoria y que hoy tanto necesitamos» para que sirva de impulso a las vocaciones.

Nuevas pobrezas

Monseñor Elizalde alerta también en su escrito sobre las «nuevas pobrezas» que están ya asomando por el paro, el cierre de la hostelería y la crisis en general. Llama la atención especialmente sobre la situación en que se hallan muchos inmigrantes y mujeres que son víctimas de trata y explotación sexual, que están «atrapadas en el anonimato y viviendo en condiciones de esclavitud». Y pone en valor la labor impagable que están realizando en este tiempo de prueba organismos de la Iglesia como Cáritas, Manos Unidas, Jeiki o Berakah, esta última mediante un ambicioso proyecto para ayudar a conseguir una vivienda digna a familias inmigrantes.

El obispo agradece asimismo a los voluntarios de la Pastoral de la Salid su esfuerzo y dedicación en la atención de enfermos, familiares y personal sanitario desde el inicio de la pandemia.

Rechazo de las absoluciones generales

Elizalde expresa por último su «dolor» por lo sucedido en algunas parroquias en estos últimos meses, donde algunos párrocos, con la excusa de la pandemia, han impartido absoluciones generales sin el conocimiento del obispo, como establece el Derecho Canónico y ha recordado la Santa Sede. «Debo corregir con cariño y claridad para que este grave error no se vuelva a repetir en ninguna parroquia o comunidad, confundiendo, desconcertando y dividiendo a muchos fieles», afirma antes de animar a potenciar más que nunca en esta Cuaresma el sacramento de la Penitencia como «ejercicio óptimo de cercanía, de un acompañamiento real y de una atención personalizada».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa