Diócesis Especiales Ecclesia Iglesia en España Semana Santa 2018

Visita guiada a la Pasión de Cristo en la catedral de Segovia

III EDICIÓN DE LA VISITA GUIADA EN PASIÓN

La visita guiada de este año tendrá un recorrido por dos capillas de gran valor religioso para la Semana Santa y que han sido recientemente restauradas

El próximo martes 27 de marzo a las 19:00h la Catedral ofrece por tercer año consecutivo una visita guiada para acercarse espiritualmente a la Pasión de Cristo.

Desde un punto de vista religioso, artístico, pero también de recuperación del patrimonio, el Cabildo Catedral ha elegido para esta Semana Santa un recorrido que llevará a los visitantes a conocer mejor la Capilla de Los Cabrera y la Capilla del Cristo Yacente. En la elección de estas dos capillas es clave la devoción que despierta en los segovianos imágenes como el Cristo Yacente, situado de forma permanente en la capilla de dicho nombre y que cada año procesiona por la calles de Segovia, o el Cristo Crucificado de Los Cabrera.

Pero esta visita guiada incluye un aspecto diferente al resto de las realizadas en ediciones anteriores con motivo de la Semana Santa u otros períodos litúrgicos. En concreto, ambas capillas han sido recientemente restauradas dentro del Plan de Restauración que está vigente en la Catedral y que incluye trabajos de actuación en el conjunto de las 21 capillas que alberga el templo. El objetivo de introducir una explicación en la visita sobre el proceso de recuperación y mantenimiento llevado a cabo no es otro que poner énfasis en la importancia del patrimonio y su conservación para la transmisión de la fe y el arte de generación en generación.

En resumen, la visita guiada, que durará aproximadamente 45 minutos, con turno de preguntas al final, se desarrollará en los rasgos religiosos, artísticos, históricos y de restauración de ambas capillas.

La visita guiada comenzará en el interior del templo, frente a la entrada principal, punto de reunión habitual en las visitas guiadas a la torre. Será un guía del templo quien reciba a todos los asistentes con una pequeña introducción y bienvenida. A continuación, la primera parada será la Capilla de Los Cabrera, exponente del gótico flamígero que fue trasladada desde la antigua catedral hasta su ubicación actual, el claustro. Construida como capilla funeraria entre 1480 y 1490, destaca sobre la mesa del altar la imagen en madera policromada del Cristo Crucificado. El caso de la Capilla de Los Cabrera es muy elocuente en cuanto al antes y el después de su restauración, cuando el informe de conservación previo calificaba su estado de “deficiente”. La explicación sobre el tratamiento realizado desde agosto a noviembre del pasado año conllevará parte del espacio dedicado de la visita en este espacio.

Tras comentar todos los rasgos religiosos, artísticos y de restauración, el guía seguirá el itinerario previsto hasta la Capilla del Cristo Yacente. Situada en la nave de la Epístola, esta capilla, junto a la de la Inmaculada Concepción, es una excelente muestra del arte barroco del templo, en este caso, centrada en la Pasión de Cristo. Los asistentes podrán conocer de cerca la imagen del Cristo Yacente, justo en el centro de la Capilla, obra del maestro Gregorio Fernández y expuesto recientemente en Múnich. Tras cinco meses de gran trabajo de los restauradores, Graciano Paciani, Paloma Sánchez y todo su equipo, las obras terminaron en mayo de 2017, con una inversión total de 129.852,36€. Esta será la primera visita guiada oficial organizada por el Cabildo Catedral en este espacio que profundice en las pinturas murales, en el retablo barroco del S.XVII o en las rejas del mismo siglo.

El Cabildo Catedral quiere concienciar con esta visita para que la Catedral se convierta durante la Semana Santa en lugar de encuentro para vivir la fe propia de la Pasión, además de ser epicentro artístico y cultural durante estos días en Segovia. La entrada será libre hasta completar aforo.

 

Capilla de Los Cabrera 

Concebida a modo de lucillo cubierto con bóveda de crucería, la Capilla de Los Cabrera está franqueada por pilastras con doseles y ménsulas, hoy vacías. Su parte más visible es el doble arco carpanel y conopial que se abre al claustro, decorado en sus arquivoltas con caireles y cogollos de cardo. La portada se enmarca en un alfiz rectangular con arco apuntado inscrito, coronado por un escudo.

Hasta la actualidad se ha conservado este conjunto único que se cierra con una reja de hierro forjado y que guarda en su interior un Cristo Crucificado de estilo gótico elaborado en madera policromada.

Parte de la policromía y de la piedra caliza, reja y el Cristo Crucificado habían sufrido un proceso de deterioro debido al paso del tiempo. El Cabildo Catedral, junto con la empresa de restauración Restauraciones Restaurograma Hispania y Estudio Taller Blanco Sánchez, puso en marcha un plan de actuación que obtuvo el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León.

El coste total, sufragado íntegramente por el Cabildo, ascendió a 48.206,40€, destinados a subsanar los daños que afectaban a la conservación de la policromía, consolidar estratos y restituir la imagen dañada, siempre con el empleo de materiales estables, reversibles y homogéneos a los originales.

Capilla del Cristo Yacente

La Capilla del Cristo Yacente, también nombrada Capilla del Sepulcro, está situada en el segundo lugar de la nave de la epístola una vez se accede por la Puerta de San Geroteo. Tiene unas dimensiones aproximadas en planta de 8×6 metros y una altura hasta la clave de la bóveda de 15 m. Fue adquirida por el canónigo de la Catedral Cristóbal Bernardo Quirós en 1661.

El elemento más destacado es el retablo barroco de mediados del s. XVII con dos pinturas del madrileño Francisco Camilo. Se decora con pinturas murales en la bóveda, lunetos y nervaduras y se cierra mediante una reja barroca del S. XVII.

La capilla representa una excelente muestra del arte barroco desde el punto de vista temático centrada tanto en la pasión de Cristo como en el aspecto formal y el lenguaje estético puramente barroco.

En su planta, destaca la imagen del Cristo Yacente, a los pies del altar barroco. Obra de Gregorio Fernández, maestro castellano del S.XVII, talló esta figura agonizante de Jesús entre 1628 y 1631.

El escultor, para añadir realismo a la obra, utilizó técnica de gran dramatismo y patetismo para los postizos, con la colocación de ojos de cristal, marfil en los dientes, asta de toro en las uñas, resina para las gotas de agua que salen de la llaga del costado o corcho y cuero para los estigmas. La escultura fue donada a la Catedral de Segovia por el obispo Melchor de Moscoso y Sandoval (1624-1632).

http://catedralsegovia.es/es/node/240

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email