Revista Ecclesia » Visita del Papa Francisco a la Casa de la Caridad de Nalukolongo en Uganda
Especiales Ecclesia

Visita del Papa Francisco a la Casa de la Caridad de Nalukolongo en Uganda

Visita del Papa Francisco a la Casa de la Caridad de Nalukolongo en Uganda

El Papa Francisco en África (13): Visita del Papa Francisco a la Casa de la Caridad de Nalukolongo en Uganda

Tras su encuentro con los jóvenes de la ciudad ugandesa de Kampala del último sábado de noviembre,  el Papa Francisco se trasladó en automóvil, a primeras horas de la tarde a Nalukolongo, a 10 km de distancia, para visitar la Casa de la Caridad, fundada en 1978 por el CardenalEmmanuel Kikwanka Nsubuga.

La Superiora de esta Casa recibió al Obispo de Roma, quien en la pequeña iglesia dedicada a Nuestro Señor de África veneró el Santísimo Sacramento, junto al Párroco, el Presidente de las Obras de caridad y las casi treinta religiosas que gestionan este centro. Francisco también visitó la cercana tumba del Cardenal Nsubuga. Después de saludar a las personas procedentes de otras Casas de la Caridad, el Santo Padre visitó a los enfermos ingresados en los dos edificios principales y desde la plaza dirigió a todos unas palabras centradas en dos temas principales: el servicio a los pobres, minusválidos y enfermos y un llamamiento a las parroquias y comunidades.

Servicio a los pobres

El Papa puso de manifiesto que con su visita a esta Casa de la Caridad deseaba, por una parte, agradecer a las Religiosas del Buen Samaritano el servicio silencioso y gozoso que realizan y, junto a ellas, también a los muchos otros grupos de apostolado, especialmente los que trabajan por los enfermos de Sida.

Por otra parte, el Pontífice aprovechó la oportunidad para volver a proponer el carácter central de los pobres en la vida cristiana. De hecho – dijo el Papa Bergoglio – esta Casa de la Caridad es precisamente un lugar en el quien vive siente la presencia de Jesús, que ama a cada uno, con el amor de Dios. “¡El Señor – exclamó el Santo Padre – nos dice con palabras inequivocables que nos juzgará sobre esto!”

Llamamiento a las parroquias y comunidades católicas

Por esta razón Francisco hizo un llamamiento, a saber: “Hoy, desde esta Casa, quisiera dirigir un llamamiento a todas las parroquias y comunidades presentes en Uganda – y en el resto de África – a no olvidar a los pobres. El Evangelio nos impone que salgamos hacia las periferias de la sociedad y que encontremos a Cristo en la persona que sufre y que padece necesidades”.

Frente a la difusión del egoísmo y de la indiferencia – dijo también el Obispo de Roma – “en cuanto cristianos, no podemos estar sencillamente mirando. ¡Algo debe cambiar!”. ¿Cómo? – se preguntó el Papa –  a lo que respondió: “Nuestras familias deben llegar a ser signos más evidentes aún del amor paciente y misericordioso de Dios, no sólo por nuestros hijos y nuestros ancianos, sino por todos aquellos que padecen necesidades. Nuestras parroquias – añadió – no deben cerrar las puertas ni los oídos ante el grito de los pobres”.

Gestos sencillos, escondidos – dijo el Papa –  pero se trata de la vía maestra del discipulado cristiano, es más, son el camino a través del cual “hacemos entrar la fuerza del amor de Cristo en el mundo y lo cambian realmente”.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

Foto: Casa de la Caridad de Nalukolongo en Uganda – REUTERS



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa