Santa Sede

Visita ad Limina de los obispos de Gabón

Visita ad Limina de los obispos de Gabón: Evangelizad las costumbres y las realidades sociopolíticas de vuestro país

”En este año jubilar que conmemora diversos eventos en la vida de la Iglesia en Gabón, incluyendo el 170 aniversario de su fundación, quiero saludar y animar, a través de vosotros, a los sacerdotes, religiosos, religiosas y otros agentes de pastoral y a los fieles laicos de vuestras diócesis, a los que me uno en oración y acción de gracias”, escribe el Santo Padre en el discurso que ha entregado esta mañana a los obispos de la Conferencia Episcopal de Gabón, al final de su visita ”ad Limina”.

”Los valientes misioneros que predicaron el evangelio en vuestra tierra, en condiciones heroicas, así como los primeros cristianos de Gabón, que acogieron la Buena Nueva de la salvación con un corazón generoso y la testimoniaron, a menudo en medio de muchas adversidades, son los pioneros de vuestra Iglesia local -prosigue Francisco- Su memoria, su celo y el testimonio evangélico no deben dejar de inspirar vuestra acción pastoral y de constituir para toda la Iglesia en Gabón, la fuente de un renovado compromiso con el anuncio del Evangelio, como mensaje de paz, de alegría, de salvación, que libera al hombre de las fuerzas del mal para llevarlo al reino de Dios”.

”Para el cumplimiento del ministerio que se os ha confiado en cada una de vuestras diócesis es necesario vivir con fraternidad genuina dentro de vuestra Conferencia Episcopal… La colaboración fraternal debe hacer posible responder mejor tanto a las necesidades como a los desafíos de la Iglesia y asegurar, con espíritu de colegialidad , el servicio al bien común de toda la sociedad. En esta perspectiva, habéis tomado recientemente la iniciativa de un día de oración por vuestro país. La Iglesia demuestra así que comparte las preocupaciones de todos los gaboneses y que el mensaje cristiano no aparta a los hombres de la edificación del mundo ni los lleva a despreocuparse del bien ajeno, sino que, al contrario, les impone como deber el hacerlo. El Centro de Estudios para la Doctrina Social y el Diálogo Interreligioso, inaugurado en 2011 en Libreville, revela igualmente vuestra preocupación por evangelizar las costumbres y las realidades socio-políticas de vuestro país”.

”La unidad del presbiterio en torno a su obispo es -subraya el Pontífice -ejemplar para dar a los fieles el sentido de la Iglesia como familia de Dios. Esto se debería traducir, en particular, en una gran cuidado por inmunizarse contra la amenaza perniciosa de consideraciones tribales y étnicas discriminatorias que son la negación misma del Evangelio. Este espíritu de comunión se expresa de una manera especial a través de la atención fraternal que dedicáis a la vida y la misión de vuestros sacerdotes… Los candidatos al servicio necesitan…un apoyo eficaz en el proceso crítico y complejo de discernimiento de las vocaciones. Este discernimiento y la formación de los seminaristas deben estar anclados ante todo en el Evangelio y luego en los verdaderos valores culturales de vuestro país, en el sentido de la honestidad, la responsabilidad y de la palabra dada…Los religiosos y religiosas , que desde la fundación de la Iglesia en Gabón han desplegado un celo apostólico extraordinario en el servicio del Evangelio, también tienen derecho a una atención privilegiada y llena de afecto por parte vuestra ..que se manifiesta en un diálogo constructivo y una colaboración permanente en todos los niveles con ellos, así como en una cercanía espiritual y en la promoción en vuestras diócesis de los diferentes carismas”.

El Obispo de Roma anima después a los prelados a seguir preocupándose por ”despertar en los laicos el sentido de su vocación cristiana, animándoles a desarrollar sus carismas para ponerlos al servicio de la Iglesia y de la sociedad. La Iglesia es misionera por naturaleza… Por lo tanto, la formación humana y cristiana de los laicos es una forma importante de contribuir a la labor de evangelización y desarrollo de las personas, queriendo estar siempre en ”salida”, hacia las periferias de la sociedad. Igualmente hay que presentar a la juventud el verdadero rostro de Cristo, su amigo y guía, para que encuentren en él un fuerte anclaje para resistir a las ideologías, a las sectas, así como las ilusiones de una falsa modernidad y al espejismo de las riquezas materiales”.

”En este sentido, es necesario mantener el prestigio que las instituciones educativas católicas tienen en vuestro país, gracias a una formación inspirada cada vez más en el espíritu del Evangelio. El Acuerdo entre la Santa Sede y la República Gabonesa sobre el estatuto de la Educación Católica en 2001, ofrece a la Iglesia local un valioso apoyo en esa dirección, favoreciendo la promoción de todos los seres humanos y de cada ser humano, con una opción preferencial por los pobres. Os animo, por lo tanto, a no dudar en alzar la voz para defender a la persona humana y el carácter sagrado de la vida. En este tiempo de preparación para el próximo Sínodo de los Obispos sobre la familia -concluye- os invito a rezar y a pedir oraciones por su buen desarrollo y para un mejor servicio a todas las familias”.

Ciudad del Vaticano, 20 de abril 2015 (VIS).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email