Santa Sede

Visita ad Limina de los obispo de Zimbabwe

zimbawe

Visita ad Limina de los obispo de Zimbabwe

A los obispos de Zimbabwe: “Guiad a vuestro pueblo hacia la unidad y la reconciliación”

”La Iglesia en vuestro país se ha mantenido firmemente unida a su gente, tanto antes como después de la independencia y ahora también en estos años de sufrimiento abrumador en que millones de personas han abandonado el país en la frustración y la desesperación, en que muchas vidas se han perdido y tantas lágrimas se han derramado”, escribe el Papa Francisco en el discurso que ha entregado esta mañana a los obispos de la Conferencia Episcopal de Zimbabwe, al final de su quinquenal visita ad Limina.

El Santo Padre, reflexiona sobre el crecimiento de la Iglesia en ese país, parecido al de un árbol joven y fuerte, lleno de vida que ha dado fruto y no deja de mencionar que muchas generaciones, entre ellas miembros de la clase política, se han educado en las escuelas católicas. Después elogia a los prelados porque, en el ejercicio de su ministerio profético, han dado voz a todas las personas que sufren en Zimbabwe , en especial a los oprimidos y los refugiados como dejaron patente en la Carta Pastoral de 2007 titulada ”Dios escucha el grito del oprimido”, en que afirmaban que los orígenes de la crisis que sacudía a la nación era a la vez espiritual y moral ”partiendo desde la época colonial hasta el momento presente y cómo las ” estructuras de pecado ” incrustadas en el orden social estuvieran en última instancia enraizadas en el pecado personal , lo que requiere de todos una profunda conversión personal”.

”Hay cristianos -prosigue- en todas las partes del conflicto en Zimbabwe, y por eso os insto a guiar a todos con gran ternura hacia la unidad y la sanación: es un pueblo sea blanco que negro, donde algunos son más ricos, pero la mayoría es extremadamente pobre, proceden de de numerosas tribus; los seguidores de Cristo pertenecen a todos los partidos políticos , algunos en posiciones de autoridad , muchos no . Pero en conjunto como el único Pueblo de Dios peregrino, necesitan conversión y sanación, con el fin de llegar a ser cada vez más plenamente ” un solo cuerpo , un solo espíritu en Cristo” . Ojalá vuestras Iglesias locales a través de la predicación y las obras de apostolado, demuestren que ” la reconciliación no es un acto aislado, sino un largo proceso por el cual todas las partes son restablecidas en el amor – un amor que sana a través del la obra de la palabra de Dios”.

”Si bien la fidelidad de los zimbabuenses es ya un bálsamo para algunas estas heridas nacionales , sé que muchas personas han llegado a su límite humano , y no saben a quién recurrir. En medio de todo esto, os pido que animéis a los fieles a no olvidar nunca que Dios escucha sus súplicas y responde a sus oraciones porque, como habéis escrito no puede dejar de escuchar el clamor de los pobres . En este tiempo de Pascua, en que la Iglesia en todo el mundo celebra la victoria de Cristo sobre el poder del pecado y de la muerte , el Evangelio de la resurrección, que estáis encargados de proclamar debe ser claramente predicado y vivido en Zimbabwe. No olvidemos nunca la lección de la resurrección : ”En un campo arrasado vuelve a aparecer la vida, tozuda e invencible. Habrá muchas cosas negras, pero el bien siempre tiende a volver a brotar y a difundirse. Cada día en el mundo renace la belleza, que resucita transformada a través de las tormentas de la historia”, concluye Francisco citando su exhortación apostólica Evangelii Gaudium.

 

Ciudad del Vaticano, 2 junio 2014 (VIS).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas