Diócesis Iglesia en España

VII Vigilia Diocesana por la Comunión» en Madrid

VII VIGILIA DIOCESANA POR LA COMUNIÓN(Vicaría I)

(Entre todos, con todos, de todos y para todos)

Con la alegría y la responsabilidad que nuestro pastor D. Carlos Osoro nos ha confiado como “Comisión Diocesana por la Comunión Eclesial” y sintiéndonos “aprendices y siervos inútiles”, continuamos expandiendo el anhelo de Comunión por las diferentes Vicarías territoriales de nuestra querida archidiócesis.

“Como una semilla”, el don siempre nos precede. Solo se trata de avivar “la capacidad de ver ante todo lo que hay de positivo en el otro, para acogerlo y valorarlo como regalo de Dios: un <<don para mi>>2 (NMI 43).  “La gloria de Dios es que el hombre viva y la vida del hombre es contemplar a Dios” (S. Ireneo). “La gloria de Dios es que el pobre viva” (Mons. Romero). 

OREMOS EN COMUNIÓN, para ser como una SEMILLA, que al crecer sus ramas son tan grandes que las aves pueden anidar a su sombra.

OREMOS EN COMUNIÓN, para que nuestros servicios, ministerios, carismas y funciones se ejerzan en armonía, complementariedad y diversidad reconciliada.

OREMOS EN COMUNIÓN, para ser tierra de encuentro y acogida para tanta criatura descartada y en soledad.

OREMOS EN COMUNIÓN, ante tantos conflictos, descomunión y puentes rotos en la que a veces nos vivimos y movemos.

OREMOS EN COMUNIÓN, para escuchar los gritos de nuestra  maltratada hermana Tierra.

 

Que tengamos siempre presente que “LA UNIDAD ES SUPERIOR Y PREVALECE AL CONFLICTO” (EG  228, 226-230).

 

 “El reinado de Dios es como un hombre que sembró un campo:  de noche se acuesta, de día se levanta, y la semilla germina y crece sin que él sepa cómo…. ¿Con qué compararemos el reinado de Dios?. Con una semilla de mostaza: cuando se siembra en tierra es la más pequeña de las semillas; después de sembrada crece y se hace más alta que las demás hortalizas, y echa ramas tan grandes que las aves del cielo pueden anidar a su sombra. (Mc 4, 26-33)  

Os invitamos  a una nueva Vigilia que esperamos nos nutra el alma y avive la unidad que nos habita y somos.

Será el domingo 24 de Febrero a las 18h, en la Parroquia San Juan de la Ribera (Vicaría I). C/ de Rodríguez Marín 57. Metro: Concha Espina. Acabaremos con un pequeño piscolabis que nos ofrecerá generosamente la comunidad parroquial.

Asistirán D. Juan Carlos Vera (Vicario Episcopal de la Vicaría I) y D. José Luis Segovia (Vicario Episcopal de Desarrollo Humano Integral e Innovación).

 Contacto: 19anto19@gmail.com

Os esperamos  con el anhelo de vivir Todos Juntos la Comunión Trinitaria.
Comisión Diocesana por la Comunión Eclesial (CDCE).  

 “Padre, envíanos el Espíritu Santo que Jesús nos ha prometido, Él nos guiará hacía la unidad, Él es el que nos da el carisma, que hace las diferencias en la Iglesia, y también Él nos da la unidad. Que nos de la memoria de todo lo que Jesús ha dicho. La historia nos ha dividido. Jesús ayúdanos a ir por el camino de la unidad o por el camino de esta unidad reconciliada” (Papa Francisco). 

 

 

Sobre la COMISIÓN DIOCESANA POR LA COMUNIÓN ECLESIAL en la archidiócesis de Madrid

La Comisión Diocesana por la Comunión surge por la trascendencia y la necesidad de que el Agua Viva de la Comunión despierte y sea con todos, para todos y entre todos. El anhelo de Comunión existe en todos los bautizados.

La Comunión no se puede institucionalizar, como no se puede institucionalizar el alma o el Espíritu. No ha nacido para convertirse en una organización más de las muchas que tenemos en la estructura diocesana. Carece incluso de carácter jurídico. Y se presenta, trasversal, carismática, profética y diocesana, e íntimamente unida a la vocación y misión propias del Obispo, y por tanto, a la vocación y misión de la Iglesia, de todos los bautizados en la Comunión Trinitaria.

La Comisión por la Comunión se establece por acuerdo del Consejo Episcopal, y alentada por el Plan Diocesano de Evangelización y por la aportación de algunos grupos que han sentido histórica y vocacionalmente el anhelo de una Comunión más profunda. Su finalidad es ayudar a despertar en todos los cristianos católicos, en la Diócesis de Madrid, una mayor conciencia y anhelo de la Comunión. Pretendemos recuperar de modo vivo la oración de Cristo: ‘Que todos sean UNO’. Y así, la Comisión, convocada por el Arzobispo, y compuesta por 15 hermanos, ha sido elegida, sin buscar representantes de grupo alguno, y sí buscando personas enamoradas de la Comunión, y pertenecientes a las diversas sensibilidades que se manifiestan y viven en la Iglesia Diocesana.

La Comisión pretende hacer hincapié y resaltar la identidad cristiana, la que nos da el hecho de ser bautizados y discípulos de Cristo Jesús, hijos amados del mismo Padre, y que viven con el impulso del Espíritu Santo en la unidad y la Comunión de la Iglesia. Otra cosa es la pertenencia concreta a una parroquia, a un movimiento, a un instituto, a una congregación o a cualquier otra institución de la Iglesia. Esa pertenencia expone la diversidad poliédrica de la Iglesia. Pero no dejaremos de buscar el modo de evitar pensar o creer que es lo mismo la identidad y la pertenencia. Si lo evitamos, evitaremos una parte importante de la confusión y las divisiones.

Pretende humildemente cultivar y recomponer los ESPACIOS de comunión a todos los niveles en el entramado de la vida diocesana. “Los espacios de comunión  han de ser cultivados y ampliados día a día, a todos los niveles, en el entramado de la vida de cada Iglesia” (NMI 45); priorizar y promover la Espiritualidad de la Comunión y la participación” y explorar el cómo responder a ese gran desafío –que nos retó Juan Pablo II en su carta N.M.I. y que ha asumido también el papa Francisco- de hacer “de la Iglesia la Casa y Escuela de la Comunión y la Participación”. ¡Nada más y nada menos!. Y así  impregnar de alma y dar vida de modo trasversal a todas las estructuras y comunidades eclesiales; a poner nombre a las máscaras de comunión. Sin juicios y con misericordia; y a ser una mesa para explorar nuevos caminos desde la creatividad.

Quiere ser un pequeño cauce de Comunión participativa, abierta, dinámica, creativa y reconciliadora, que vaya tejiendo redes invisibles y puentes transitables para todos, al mismo tiempo que vaya despertando a una nueva conciencia, la conciencia del “Todos Uno”, para el Reino, para el Bien de todos, como iglesia de Jesús.

Intuimos que  esta Espiritualidad de la Comunión y la Participación, es una llamada a una renovación profunda  de cada uno. Es un revulsivo de conversión y humanización de toda la iglesia. Nada humano nos debe ser ajeno. Humanizar sus instituciones, celebraciones, instalaciones, ministerios pastorales, ….  con la acogida, buen ambiente, confianza, escucha, afectos y también con una profecía conjunta y misericordiosa….   “Antes de programar iniciativas concretas, hace falta promover una Espiritualidad de la comunión como principio educativo en todos los lugares donde se forma el hombre y el cristiano, donde se educan los ministros del altar, las personas consagradas y los agentes pastorales, donde se construyen las familias y las comunidades ”; Los espacios de comunión  han de ser cultivados y ampliados día a día, a todos los niveles, en el entramado de la vida de cada Iglesia” (S. Juan Pablo NMI nº 43 y 45).  

<< Es esencial en el papel del pastor en la Iglesia particular una “espiritualidad diocesana” que sea reflejo de la “comunión trinitaria”, la cual es el “principal modelo de referencia para la comunidad eclesial”.  Nos convertimos “en experto en espiritualidad de comunión gracias a la conversión a Cristo, a la apertura dócil a la acción de su Espíritu, a la acogida de los hermanos. la fecundidad del apostolado no depende sólo de la actividad y de los esfuerzos organizativos, por otro lado, necesarios, si no, en primer lugar, de la acción divina”>>. (Discurso papa Francisco a la Asamblea Internacional. Unión Apostólica del Clero. 16-11-17),

Algunas imágenes con las que dar razón de lo que es la Comunión:

  1. La Comunión es Piedra angular. Que cierra el templo que somos, le da estabilidad y consistencia. El fundamento de todo es la Trinidad. El culmen es la Comunión: la Trinidad y nosotros.
  2. La Comunión es la gran asignatura pendiente de la Iglesia. Postergada de modo continuado por nuestra preocupación por las cosas de Dios, y su urgencia, vividas en nuestros grupos de pertenencia, y que nos hacen correr el riesgo de olvidar la vivencia de lo esencial: que puedan decir los otros ”miradlos cómo se aman”.
  3. La Comunión se la presupone en todos nosotros, pero no se activa, salvo en tiempo de persecución. La Comunión se anhela desde el abismo.
  4. La Comunión es como una hoguera que enciende a otra hoguera. En Comunión sois luz. La comunión es la luz que guiará a los pueblos. La luz, como la sal mientras ilumina o sala, mueren, se deshacen.
  5. La Comunión son vasos comunicantes. Alguien conecta con el Agua Viva y comienza a dejar que los vasos, intercomunicados unos con otros, se vayan llenando. Y hay que aprovechar todos los medios a nuestro alcance, también las redes informáticas. Siempre es dinámica.
  6. Comunión es el fermento de una vida fraterna, fundamentada en el Espíritu de Cristo y en la Trinidad, que engorda el pan con el que poder alimentar con justicia al pueblo de Dios. Sin ella le hacemos hambrear.
  7. La Comunión es la fiesta. El gozo. Nada produce tanta alegría como estar unidos en armonía y en amistad.
  8. La Comunión es madre crucificada. No es feminismo radical ni machismo. Es franciscanismo. “Sed madres unos para los otros”, decía San Francisco de Asís. La unión y comunión generan esta maternidad servicial y crucificada. Nido caliente en el que cabe todo el Cuerpo de Cristo.
  9. Vicente Morales en el Monasterio de Armenteira, citó: “El que no siembra conmigo, desparrama”. La historia de la Iglesia habla de este desparrame. De una Iglesia desparramada.
  10. La Comunión de los cristianos a veces es máscara de comunión. J.P. II. NMI, máscara que esconde detrás el rostro de CRISTO que podemos contemplar a través del rostro del otro.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email