domund
Iglesia en España

Vigilia diocesana de Toledo ante el DOMUND 2013

Vigilia diocesana de Toledo ante el DOMUND 2013: La Vigilia Diocesana por el DOMUND recuerda la vocación y trabajo de los 174 misioneros diocesanos

En la misma han participado el Delegado de Misiones, Jesús López Muñoz, el párroco de San José Obrero, José Antonio Jiménez Fernández, el misionero diocesano Mariano Merchán Serrano, además de cerca de 100 personas vinculados a la pastoral misionera, a movimientos diocesanos y a la propia parroquia que ha acogido este año la Vigilia Diocesana por la Jornada Mundial de las Misiones

En el marco de las actividades diocesanas organizadas con motivo de la Jornada Mundial de las Misiones (Domund), que se celebra el próximo domingo 20 de octubre, la toledana Parroquia San José Obrero, del Polígono de Santa María de Benquerencia, ha acogido la celebración de la Vigilia Diocesana de la Luz, en la que se ha destacado, como ha señalado el párroco de San José Obrero, José Antonio Jiménez Fernández, que “no existe misión sin oración”.

Cerca de 100 personas han participado en la Vigilia, vinculadas a la pastoral misionera, a movimientos diocesanos y a la propia parroquia que ha acogido este año esta actividad diocesana por la Jornada Mundial de las Misiones. Entre ellos se encontraba el Delegado de Misiones, Jesús López Muñoz, y el misionero diocesano Mariano Merchán Serrano.

Ha sido el Delegado diocesano de Misiones, Jesús López, el encargado, durante la eucaristía con la que daba comienzo la Vigilia de Oración, de recordar la vocación y el trabajo de los 174 misioneros diocesanos, que están repartidos por todo el mundo, anunciando el Evangelio y “transmitiendo la alegría de Jesucristo”, por lo que en este día la oración unificada de la Iglesia diocesana de Toledo se ponía al servicio del trabajo que todos los misioneros desarrollan en el mundo.

López Muñoz ha querido agradecer, en nombre de la Delegación Diocesana de Misiones, la disponibilidad de la Parroquia San José Obrero para acoger la celebración de la Vigilia, la colaboración del párroco José Antonio Jiménez, y especialmente la presencia de misioneros, como el Padre Mariano Merchán, el director de la Fundación Euntes – Toledo para el Mundo, Francisco Villacampa, miembros del Consejo Diocesano de Misiones, al igual que personas vinculadas a la pastoral misionera y a la pastoral parroquial de la Diócesis de Toledo.

España sigue siendo una referencia internacional en la aportación y colaboración a la pastoral misionera

También ha querido el Delegado de Misiones afirmar que “España sigue siendo una referencia internacional en la aportación y colaboración a la pastoral misionera, no solo en la Jornada Mundial de las Misiones, en nuestro Domund, sino cada día, porque si nuestra Iglesia no es misionera no es una verdadera Iglesia”. También ha destacado López Muñoz la “hondura de fe, humanidad y generosidad que encontramos en cada uno de nuestros misioneros diocesanos, que son y han sido vecinos nuestros, amigos, y que ahora realmente son los más auténticos embajadores de la solidaridad y la caridad de todos los toledanos”.

En la Vigilia de Oración también ha quedado claro, entre todos los asistentes, que “todos somos Domund, todos somos misión”, desde una especial unión en la oración también se ha recordado a Antonio Garzón, misionero diocesano recientemente fallecido, como ejemplo y testimonio de todos aquellos que siguen llevando el calor del Evangelio a todos los rincones del planeta. También ha existido un momento para la música, contando con la presentación de la canción África, del cantautor cristiano José Miguel Seguido, que se ha convertido en el momento más emotivo dedicado a los misioneros.

Este Domund tiene que hacernos compartir un mensaje, vivir unas señas de identidad, porque lo que damos a conocer es a Jesucristo, es la presencia de Jesús en nuestra vida

Desde la Delegación de Misiones de Toledo nuevamente se invita a reflexión y profundizar que todos estamos invitados a la misión y que “lo somos y estamos desde el mismo momento del bautismo”, como ha enfatizado López Muñoz. En ese sentido, se han recordado las palabras del Papa Francisco, cuando para esta Jornada Mundial de las Misiones ha señalado que “la misionariedad no es solo una cuestión de territorios geográficos, sino de pueblos, de culturas e individuos independientes, precisamente porque los ‘límites’ de la fe no solo atraviesan lugares y tradiciones humanas, sino el corazón de cada hombre y mujer. El Concilio Vaticano II destacó de manera especial cómo la tarea misionera, la tarea de ampliar los límites de la fe, es un compromiso de todo bautizado y de todas las comunidades cristianas”.

Además, también se ha exhortado, durante la vigilia, que todos debemos ir más lejos, “porque debemos pasar de la entrega económica a la espiritual, porque de ahí nace la donación”, destacaba Jesús López. Pero de manera especial ha destacado que “este Domund tiene que hacernos compartir un mensaje, vivir unas señas de identidad, porque lo que damos a conocer es a Jesucristo, es la presencia de Jesús en nuestra vida, es la alegría de creer, es la alegría de estar unidos a Él”. Para ello, es importante poner en clave misionera toda la pastoral ordinaria, “poner en clave misionera – insistía el delegado toledano – toda la actividad habitual de la Iglesia diocesana toledana”. Concluía señalando que “es momento de dar testimonio de Jesucristo, un testimonio que nos haga más cercanos a todos, que el prójimo siempre nos encuentre y se aprecie que somos misioneros de la fe y la alegría”.

Fe + Caridad = Misión, las cuentas del Domund

Este año la Jornada Mundial de las Misiones, conocida como Domund, se celebra bajo el lema “Fe + Caridad = Misión”, una sencilla suma que invita a que todos nos incorporemos al #YoSoyDomund, para transmitir nuestra colaboración con la campaña que Obras Misionales Pontificias ha lanzado para este año.

Pero además desde OMP se comparten algunas cifras que ayudan a entender y tener una idea del impacto de la colaboración con las acciones misioneras de la Iglesia y a las que todos estamos llamados a participar. Por ejemplo, con 1 euro se cubre la necesidad de material higiénico de una familia al mes en Albania. Con 60 céntimos de euro se puede comprar un kilo de arroz en Burkina Fao. Con 20 euros se puede pagar la matrícula de estudio de un niño en Burkina Fao. Con 60 euros sobrevive un sacerdote en R.D. Congo. Con 160 euros de salario mínimo sobrevive una familia en República Dominicana. Con 2900 euros se abastece de medicinas un centro de salud en un barrio de Dakar.

Estas cifras también ejemplifican la labor misionera que en una gran parte es realizada por misioneros españoles, ya que España es el país que más misioneros envía a todos los territorios de misión.

Más fotografías y fotografías adjuntas con mayor calidad: https://app.box.com/s/jdowcr7v243sbmggi7hj 


 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.