Revista Ecclesia » Viernes Santo: El cardenal Cantalamessa afirma que la ideología rompe la fraternidad
Destacada Santa Sede Última hora

Viernes Santo: El cardenal Cantalamessa afirma que la ideología rompe la fraternidad

Tras centrarse en el fundamento cristológico de la fraternidad y de exponer los significados de la palabra «hermano», el predicador de la Casa Pontificia, cardenal Rainiero Cantalamessa, ha indicado que «la fraternidad se construye exactamente como se construye la paz, es decir empezando de cerca, por nosotros, no con grandes esquemas, con metas ambiciosas y abstractas».

Así lo ha expresado en la celebración de la Pasión del Señor este Viernes Santo, presidida por el Papa Francisco pero en la que el predicador de la Casa Pontificia tuvo a cargo la homilía: «Para nosotros, ese manantial de dignidad humana y de fraternidad está en el Evangelio de Jesucristo», ha dicho. Lo que significa que la fraternidad universal «comienza para nosotros con la fraternidad en la Iglesia católica. Dejo de lado también, por una vez, el segundo círculo que es la fraternidad entre todos los creyentes en Cristo, es decir, el ecumenismo».

La causa de las divisiones entre los católicos es «la opción política, cuando toma ventaja sobre la religiosa y eclesial y defiende una ideología, olvidando del todo el sentido y el deber de la obediencia en la Iglesia». Y esto, según palabras del cardenal, «es un pecado» porque «significa que “el reino de este mundo” se ha vuelto más importante, en el propio corazón, que el Reino de Dios».

Una año más, la basílica de san Pedro con una mínima representación de fieles en la tarde del Viernes Santo ha comenzado con el Papa postrado en el suelo en señal de penitencia y adoración. La celebración que ha incluido la solemne oración universal del Viernes Santo, antes de la adoración de la cruz, ha contado con una oración especial «por todos aquellos que sufren las consecuencias de la pandemia actual».

El Papa ha implorado a Dios: «que alivie a todos los enfermos de la pandemia, su el dolor» y que «de fuerza a quienes los cuidan, acoge en tu paz a los que han muerto y, mientras dura esta tribulación, haz que todos puedan encontrar alivio en tu misericordia».

 

Examen de conciencia 

Durante su alocución, el predicador de la Casa Pontificia  ha invitado a hacer un examen de conciencia y a convertirse. Alrededor de Jesús había una fuerte polarización política, había cuatro partidos: los fariseos, los saduceos, los herodianos y los zelotas. Y Jesús «no se alineó con ninguno de ellos. « Este es un ejemplo especialmente para los pastores que deben ser pastores de todo el rebaño, no de una sola parte de él. Por eso, son los primeros en tener que hacer un examen serio de conciencia y preguntarse a dónde están llevando a su rebaño: si a su lado, o al lado de Jesús», ha indicado.

La unidad, un carisma a cultivar

Por otra parte, el predicador de la Casa Pontificia ha recordado que la Iglesia está llamada a cultivar la unidad, como carisma especial. Recordando el viaje del Santo Padre a Irak, ha expresado que el Pontífice «nos ha hecho sentir de primera mano lo que significa para quienes están oprimidos o han sobrevivido a guerras y persecuciones sentirse parte de un cuerpo universal, con alguien que pueda hacer que el resto del mundo escuche su grito y reviva la esperanza. Una vez más se ha cumplido el mandato de Cristo a Pedro: “Confirma a tus hermanos”».

En Viernes Santo, mirando al Crucificado, ha terminado rezando la oración que la Iglesia dirige antes de la Comunión: «Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles: “La paz os dejo, mi paz os doy”. No mires nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia, y conforme a tu palabra concédele la paz y la unidad, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa