Iglesia en España Noticias Última hora

Viernes 4 de septiembre: el Papa convoca una jornada universal de ayuno y oración por el Líbano

«Un mes después de la tragedia que golpeó a la ciudad de Beirut, mis pensamientos se dirigen de nuevo al querido Líbano y a su población particularmente afligida». Con estas palabras el Papa Francisco ha pedido que este viernes 4 de septiembre se convierta en un día universal de oración y ayuno por el Líbano. «Tengo la intención de enviar un representante mío al Líbano ese día para acompañar a la población», ha expresado el Papa. «Irá, para expresar mi cercanía y solidaridad. Todos ofrecemos nuestras oraciones por todo el Líbano y por Beirut. También estemos cerca con el compromiso concreto de la caridad, como en otras ocasiones similares. También invito a los hermanos y hermanas de otras confesiones y tradiciones religiosas a asociarse a esta iniciativa de la manera que consideren más apropiada, pero todos juntos».

El Santo Padre hizo este llamamiento al finalizar la audiencia general realizada en el patio de San Dámaso del palacio apostólico. «El Líbano no puede ser abandonado en su soledad. Durante más de cien años –continuó el Pontífice-, el Líbano ha sido un país de esperanza». Además, recordó que incluso durante los períodos más oscuros de su historia, «los libaneses han mantenido su fe en Dios y han demostrado su capacidad para hacer de su tierra un lugar de tolerancia, respeto y convivencia, único en la región». Por estas razones, «representa algo más que un Estado: el Líbano es un mensaje de libertad, un ejemplo de pluralismo tanto para el Este como para el Oeste. Por el bien del país, pero también del mundo, no podemos permitir que esta herencia se pierda».

De esta forma Francisco quiso también mandar un mensaje de apoyo a los libaneses y les animó «a seguir esperando y a encontrar la fuerza y la energía necesarias para empezar de nuevo». A los políticos y a los líderes religiosos, «que se comprometan con sinceridad y transparencia en la labor de reconstrucción, dejando de lado los intereses partidistas y mirando al bien común y al futuro de la nación».

Print Friendly, PDF & Email