Internacional

«Cada vida es un don»: mensaje de la Conferencia Episcopal Peruana con motivo del «Día del Niño por Nacer»

«Cada vida es un don»: mensaje de la Conferencia Episcopal Peruana con motivo del «Día del Niño por Nacer»

La Comisión Episcopal de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Peruana, ha dirigido un mensaje a los fieles del país con ocasión del «Día del Niño por Nacer» que se conmemorará en Perú el próximo 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor. La misiva, que lleva por título «Cada vida es un don», es una invitación a vivir el Año Santo de la Misericordia reconociendo el don de la vida humana y el drama que a diario viven las mujeres ante el aborto.

«Son miles las mujeres, madres desde la concepción de sus hijos, que están sufriendo este doloroso drama. El evidente vacío de sus vientres interpela y recuerda con vehemencia natural ¿qué hiciste con tu hijo? Lo cierto es que ninguna mujer quiso abortar, es forzada por la soledad, el abandono, la violencia y estando en medio de un mundo que vive la cultura del descarte, ella, se hizo víctima al hacerse victimaria; pues dictaminó la muerte del ser que debería proteger», dice la Comisión Episcopal de Vida y Familia.

Continúa, citando el Documento Conclusivo de la 5ª Conferencia General del Episcopado Latinoamericano de Aparecida: «inicia así un camino doloroso y despersonalizante, la negación encubre, la rabia reclama y la desesperanza junto a la amargura cierran su corazón a la Gracia. ¡Un alma sin sentido ni propósito! ¿Cómo dejarla sola? Urge hacerse prójimo de aquella que ha vivido el trauma de un aborto. Es vital, ‘acoger y acompañar con misericordia a aquellas que han abortado, para sanar sus graves heridas e invitarlas a ser defensoras de la vida'».

Llamado que ha hecho también el Santo Padre Francisco en la Bula convocatoria del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, recordando palabras del Papa Juan XXIII, citado en la misiva: «En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad».

La Comisión del Episcopado Peruano también hace eco de la carta del Papa Francisco con la que concedió la Indulgencia con motivo del Año Santo. Allí él manifiesta que «uno de los graves problemas de nuestro tiempo es, ciertamente, la modificación de la relación con la vida», donde «algunos viven el drama del aborto con una consciencia superficial, casi sin darse cuenta del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo. Muchos otros, en cambio, incluso viviendo ese momento como una derrota, consideran no tener otro camino por dónde ir».

El Papa prosigue: «Pienso, de forma especial, en todas las mujeres que han recurrido al aborto. Conozco bien los condicionamientos que las condujeron a esa decisión. Sé que es un drama existencial y moral. He encontrado a muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa».

En este sentido, desde la Conferencia Episcopal Peruana invitan a las mujeres que se han practicado un aborto, y también a quienes han participado en él, a acercarse durante este Año Santo al sacramento de la reconciliación para recibir «ese bálsamo para las heridas que el aborto deja».

«Si aún no lo han hecho, ábranse con humildad y confianza al arrepentimiento: el Padre de toda misericordia las espera para ofrecerles su perdón y su paz en el sacramento de la Reconciliación. Se darán cuenta de que nada está perdido y podrán pedir perdón también a vuestro hijo que ahora vive en el Señor», dicen citando palabras de San Juan Pablo II.

Concluyen la misiva exhortando a los fieles para que en el Año de la Misericordia se acoja, con verdad y caridad, a quienes han abortado y «las pongamos en manos de nuestra Madre María que es toda misericordia».

Precisamente para el Jubileo Extraordinario el Papa Francisco concedió a todos los sacerdotes la facultad de absolver el pecado del aborto a quienes lo han practicado, facultad que fuera del Año Santo solo es para los obispos.

Con motivo del Día del Niño Por Nacer, en Lima también se prepara la Marcha por la Vida, evento que en esta ocasión ocurrirá el sábado 12 de marzo. La iniciativa, que se viene realizando los últimos años y llevará por lema «Nuestro primer derecho, la vida», fue bendecida el pasado viernes 4 por el Papa Francisco durante un corto encuentro que sostuvo en Roma con el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú.

En la ocasión el prelado peruano le mostró al Pontífice el afiche oficial de la Marcha y el Papa respaldó la iniciativa enviando su bendición y deseando que tenga el mismo éxito del año pasado, cuando se congregaron más de 500 mil personas (Ver noticia anterior: Preparan en Lima la Marcha por la Vida 2016; esperan a miles de personas).

Fuente: Gaudiumpress

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.