Revista Ecclesia » La vida consagrada y la parábola de fraternidad en un mundo herido
Iglesia en España Última hora

La vida consagrada y la parábola de fraternidad en un mundo herido

El próximo sábado 30 de enero tendrá lugar a las 11 horas un coloquio sobre la XXV Jornada Mundial de la Vida Consagrada. Moderado por el claretiano Fernando Prado, durante el encuentro —que podrá seguirse a través del canal de YouTube de la Conferencia Episcopal Española — intervendrán el arzobispo emérito de Tánger, Santiago Agrelo; la benedictina, Pilar Tejada y Vicenta Estellés, ex presidenta de  la Conferencia Española de Institutos Seculares (CEDIS) y actual miembro del Instituto secular de las Obreras de la Cruz.

A propósito de la Jornada, que tendrá lugar el 2 de febrero y en la que el Papa Francisco presidirá la celebración Eucarística desde san Pedro, el Dicasterio para la Vida Consagrada ha hecho llegar una carta  a todos los consagrados y consagradas del mundo donde pide,  de forma tácita, seguir las enseñanzas de la encíclica Fratelli Tutti: «Soñemos como una única humanidad, como caminantes de la misma carne humana, como hijos de esta misma tierra que nos cobija a todos, cada uno con la riqueza de su fe o de sus convicciones, cada uno con su propia voz, todos hermanos» (Carta encíclica Fratelli tutti, n.8 ).

Bajo el lema “La vida consagrada, parábola de fraternidad en un mundo herido”, el objetivo de esta jornada no es otro que ayudar a toda la comunidad de fieles congregada en torno a Jesucristo y su Iglesia a valorar cada vez más el testimonio de quienes han elegido seguirle a Él. A este propósito, la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada ha emitido unos documentos con distintos rostros de la vida consagrada que pretende señalar a aquellos hombres y mujeres que, en medio de innumerables desafíos, al borde del camino o en el rincón más inhóspito de una barriada cualquiera, se convierten en ayuda para las heridas del mundo cumpliendo la máxima de «amar al más insignificante de los seres humanos como a un hermano, como si no hubiera más que él en el mundo». Esto «no es perder el tiempo». (Carta encíclica Fratelli tutti, n. 193).



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa