Especiales Ecclesia La iglesia frente a la pederastia Santa Sede

Vergüenza y dolor de la Santa Sede ante los abusos a menores en Pensilvania (USA)

palabras-papa-pederastia

Vergüenza y dolor de la Santa Sede ante los abusos a menores en Pensilvania (USA)

Comunicado del director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke,  16 de agosto de 2018

Ante el informe que se ha hecho público en Pensilvania esta semana, hay dos palabras que pueden expresar los sentimientos frente a estos horribles crímenes: vergüenza y dolor.

La Santa Sede toma muy en serio el trabajo del Investigating Grand Jury de Pensilvania y el largo Interim Report que ha elaborado. La Santa Sede condena inequívocamente el abuso sexual de menores.

Los abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables. Estos hechos han traicionado la confianza y han robado a las víctimas su dignidad y su fe. La Iglesia debe aprender duras lecciones de su pasado, y debería haber asunción de responsabilidad (accountability) tanto por parte de los abusadores como por parte de aquellos que permitieron que se produjera.

La mayor parte del informe se refiere a abusos cometidos antes de los primeros años 2000. No habiendo encontrado apenas casos después de 2002, las conclusiones del Grand Jury son coherentes con estudios precedentes que muestran cómo las reformas hechas por la Iglesia Católica en Estados Unidos han reducido drásticamente la incidencia de los abusos cometidos por el clero. La Santa Sede empuja a estar en constante reforma y vigilancia en todos los niveles de la Iglesia Católica, para garantizar la protección de los menores y de los adultos vulnerables. Subraya también la necesidad de obedecer a la legislación civil, incluida la obligación de denunciar los casos de abusos a menores.

El Santo Padre comprende bien cuánto pueden sacudir la fe y el ánimo de los creyentes estos crímenes, y reitera el llamamiento a hacer todos los esfuerzos posibles para crear un ambiente seguro para los menores y los adultos vulnerables en la Iglesia y en toda la sociedad.

Las víctimas deben saber que el Papa está de su parte. Aquellos que han sufrido son su prioridad, y la Iglesia quiere escucharlos para erradicar este trágico horror que destruye la vida de los inocentes.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Vergüenza y dolor de la Santa Sede ante los abusos a menores en Pensilvania (USA), 9.6 out of 10 based on 5 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Editor

2 comentarios

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Como católico comparto la vergüenza y el dolor del Papa, que unos curas, obispos y cardenales indecentes han ocasionado a toda la Iglesia de Cristo. El Papa Benedicto ha insistido toda su vida como teólogo en que la Iglesia de Cristo es la obra de Dios en la Tierra, a la que el hombre debe colaborar con conciencia indivisa. Por tanto, toda manipulación ideológica para hacer un prosélito nuevo es un pecado contra Dios, y un crimen contra el género humano. Es inasumible que San Juan Pablo II arriesgara su vida por todos nosotros como lo hizo, y luego se consagren individuos que no asuman sus obligaciones como tales. Hombres y mujeres consagrados tienen un sexo bien definido, al que controlan, porque han comprendido de ese modo la universalidad de su misión evangélica.
    Le ruego al Papa FRANCISCO que no cese en su laborioso empeño de hacer de la Iglesia visible en la Tierra la imagen más fiel posible de la Iglesia de los Santos del Cielo, pero también de la casa de al lado. Con toda mi gratitud y mi disposición hacia la Iglesia Católica, atentamente.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  • Porque los curas no casan? Como está escrito en la primera carta del apóstolo Pablo a los Timoteo capitulo 3: ? Donde dice que el cura tiene que ser casado

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...