Revista Ecclesia » Venezuela: Mensaje de la Asamblea Nacional de Pastoral al Papa Francisco
Internacional

Venezuela: Mensaje de la Asamblea Nacional de Pastoral al Papa Francisco

Venezuela: Mensaje de la Asamblea Nacional de Pastoral al Papa Francisco

SU SANTIDAD FRANCISCO

Luego de 10 años de haber concluido el CONCILIO PLENARIO DE VENEZUELA, con alegría y entusiasmo evangelizador os hemos reunidos en la I ASAMBLEA NACIONAL DE PASTORAL. En efecto, Obispos y laicos, sacerdotes y miembros de institutos de vida consagrada, diáconos y seminaristas venidos de todo el país nos hemos encontrado para orar, reflexionar y revisar el camino andado desde aquel hermoso acontecimiento eclesial de Comunión y Participación. A la vez, queremos reafirmar nuestra decisión de seguir hacia adelante en el nombre del Señor guiados por los criterios del Evangelio y con la mirada puesta en los horizontes del Reino de Dios.

Estamos sintiendo la misma experiencia de los primeros discípulos, como nos lo enseña el libro de los Hechos: “USTEDES RECIBIRAN LA FUERZA DEL ESPIRITU SANTO” (1,8). El nos guía y nos da su gracia para seguir siendo una “Iglesia en salida”. Hemos hecho presente en nuestra Asamblea, las tristezas y angustias de todos los hombres y mujeres de Venezuela, tan golpeada por una crisis social, económica y política; por eso, reafirmamos el compromiso de llenar nuestra sociedad con la acción liberadora y salvífica recibida del Señor Jesús. De igual modo, no hemos dejado de lado las esperanzas y los gozos de nuestra gente, para lo cual ofrecemos el decidido testimonio de una Iglesia que quiere renovarse y hacer realidad el designio de amor del Padre Dios.

Desde esta experiencia vivida durante estos días reafirmamos nuestra comunión con Su Santidad y con la Iglesia Universal. Le saludamos con cariño, reiterándole nuestra continua oración por Usted. Venezuela le quiere, admira, acompaña y lo tiene siempre presente: desde el candor de los niños y la alegría de los jóvenes, desde la madurez de sus hombres y mujeres y la sabiduría de los ancianos, con sus familias, Iglesias particulares, parroquias, y todas las instancias eclesiales surge el recuerdo permanente hacia Usted. Pedimos a la Trinidad Santa lo continúe fortaleciendo en su misión de Obispo de Roma y Pastor de la Iglesia Universal. Rogamos a María, venerada como Coromoto, Madre de Venezuela, le proteja con su maternal intercesión.

Agradecemos su preocupación por nuestra patria y nuestras Iglesias particulares, por la familia y por los más pequeños y pobres de la tierra: nos sentimos unidos a Usted en su preocupación por la defensa de la Creación y de la dignidad de todos los hombres y mujeres del mundo. Con Su Santidad cantamos la alabanza al Dios de la vida, Creador de todo, Salvador de la humanidad y fuente de toda Sabiduría., como también nos preparamos para celebrar el AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA.

Imploramos su Bendición Apostólica, no sólo para los participantes en la I ASAMBLEA NACIONAL DE PASTORAL, sino para todos los creyentes y hombres de buena voluntad de nuestra Patria.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa