Venerable María Teresa Dupouy Bordes
Iglesia en España Internacional Nacional

Venerable María Teresa Dupouy Bordes

Venerable María Teresa Dupouy Bordes, fundadora de las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y de María, nacida en Francia y que vivió casi toda su vida en San Sebastián

El día 16 de Julio, fiesta de la Virgen del Carmen, el Papa Francisco reconoció las “virtudes heroicas” de LA Sierva de Dios María Teresa Dupouy, religiosa de la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús y fundadora de las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y de María.

El día 15 de Agosto, fiesta de la Asunción de María tuvo lugar en la Casa Madre de las  Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y de María una Eucaristía de acción de gracias por el reconocimiento de las virtudes heroicas de María Teresa Dupouy. Fue presidida por el Obispo de San Sebastián D. José Ignacio Munilla

María Teresa Dupouy vivió casi toda su vida en la ciudad de San Sebastián,  donde también fundó la Congregación de Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y de María, cuyo Carisma surge de la experiencia del amor de Jesús en la Eucaristía que le lleva a trabajar y entregarse para multiplicar los obreros y evangelizadores que hagan presente a Jesús en la Eucaristía y extiendan su amor hasta los confines del mundo.

Las Misioneras, además de la Casa Madre en San Sebastián, están también presentes en la diócesis de Valencia en el Seminario Menor de Xátiva y una comunidad en Alfara del Patricarca.

 

Mª Teresa nos dice:

“La mayor prueba del amor de Jesús,  no fue su muerte en la cruz, Él podía darnos más que su vida…

                La mayor locura del amor del Hombre Dios fue la incomprensible e inexplicable locura del don eucarístico… Este ideal de los dones llevados hasta los límites del Poder del Todopoderoso, fue la prueba soberana del Amor divino… ¡la última palabra del todopoderoso Amor!. ¡Los amó hasta el fin!.

                Y este modelo de amor quiere el Señor que lo reproduzcamos en nosotras…” (XV,91)

Las palabras del evangelio: “La mies es mucha y los obreros son pocos. Rogad al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies”, sonaron de forma especial en  María Teresa Dupouy y fue la melodía que le acompañó a lo largo de toda su vida.

María Teresa Dupouy, mujer de Iglesia, es modelo de fidelidad a Dios. Fidelidad al dar respuesta a la llamada que Dios le hacía de consagrarse al Él desde su situación de persona bien acomodada en la sociedad y  ante la oposición de sus padres; fidelidad al responder al plan de Dios y fundar una nueva Congregación religiosa, sin abandonar la suya.

En todo el itinerario espiritual de María Teresa Dupouy cuenta con una fiel compañera, que es Madre, Protectora y Modelo, la Virgen María, quien le acompaña a lo largo de toda su vida  y la deja a sus Hijas como Superiora General de la Congregación.

María Teresa Dupouy  se fió totalmente de Dios, “ se de quien me he fiado” y de su amor. Es por ello, que fue capaz de vivir la virtudes cristianas de forma extraordinaria.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email