Vaticano recuerda a dos obispos chinos fallecidos que enfrentaron al comunismo
Internacional

Vaticano recuerda a dos obispos chinos fallecidos que enfrentaron al comunismo

Vaticano recuerda a dos obispos chinos fallecidos que enfrentaron al comunismo

 

 

La Oficina de Prensa del Vaticano ha comunicado la muerte, el pasado noviembre y a los 96 años, del obispo monseñor Luca Li Jingfeng, de la diócesis china de Fengxiang. También el fallecimiento en el mes de diciembre de monseñor Mattia Yü Chengxin, Obispo de Hanzhong, y que desde el 2007 se encontraba inválido a causa de un ictus cerebral.

Mons Luca Li Jingfeng ha sido el único obispo reconocido de manera oficial por el gobierno chino aunque no pertenecía a la llamada Iglesia patriótica (la que controla el gobierno), y fue invitado a participar en los sínodos de 2005 y 20012, aunque no pudo asistir porque las autoridades del país no se lo permitieron.

Murió el viernes 17 de noviembre a las 7,20 hora local después de una larga enfermedad. Su funeral se celebró el 25 del mismo mes y recibió sepultura en la catedral de Fengxiang.

Se trata de una diócesis con 23 mil fieles, unos 40 sacerdotes, 20 religiosos franciscanos menores y algunas religiosas.

Nació en 1921 en una familia católica y tenía 7 hermanos. Fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1947. Entre otros encargos, ejerció de rector del seminario diocesano de 1956 a 1959.

El Obispo fue hecho prisionero y condenado a trabajos forzados durante 20 años por las autoridades chinas por enfrentarse a las autoridades comunistas. Fue liberado en 1979 y consagrado Obispo Coadjutor de Fengxiang el 14 de febrero de 1983. Después fue nombrado Obispo titular de la misma diócesis.

Finalmente, fue reconocido por el gobierno chino en 2004 sin necesidad de adherirse a la Iglesia Oficial, y en 2010 se tuvo que retirar debido a una enfermedad.

El Vaticano ha recordado que “defendió siempre con firmeza los principios doctrinales de la Iglesia católica, oponiéndose a la intromisión indebida de la política en cuestiones eclesiásticas y manteniendo la apertura al diálogo y a la mediación”.

Por su parte, Mons. Mattia Yü Chengxin, fue Obispo Auxiliar de la diócesis de Hanzhong, que cuenta con unos 43 mil fieles, unos 40 sacerdotes y 2 congregaciones religiosas femeninas.

Nació en 1928 en una familia católica y su hermano Bartolome Yu Chengti fue obispo de la misma diócesis y una hermana suya se consagró a la vida religiosa.

Se formó en el Seminario menor de Hanzhong, donde entró en 1950, y luego en el Seminario mayor de Kaifeng hasta 1956.

Recibió la ordenación sacerdotal el 10 de diciembre de 1981 y desarrolló varias tareas pastorales en las áreas de Fengjiaying, Wangjiabao y Shangyuanguan.

El 12 de diciembre de 1989 fue ordenado Obispo Coadjutor de Hanzhong. Desde 2007 estaba inválido debido a un ictus cerebral.

“Mons. Yü Chengxin, para favorecer la reconciliación y la comunión en la diócesis de Hanzhong no ejerció nunca su ministerio episcopal y continuó actuando como un simple sacerdote de por vida, ofreciendo sus propios sufrimientos por la Iglesia local”, recuerda la Oficina de Prensa del Vaticano.

Foto: Uno de los obispos fallecidos, Mons. Luca Li Jingfeng, de la diócesis de Fengxiang. Foto: Fides, ACIPRENSA, 3 de enero de 2018

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email