De izquierda a derecha y de arriba abajo: Antonio Sanz, Daniel Redondo, Germán García, Julio Vivas, José Guerra y Roberto García
Coronavirus Iglesia en España Última hora

Valladolid recuerda a sus sacerdotes fallecidos por COVID

Este mediodía, el arzobispo de Vallolid, cardenal Ricardo Blázquez, ha presidido en la catedral un funeral en memoria de los sacerdotes fallecidos recientemente en la archidiócesis a causa del COVID-19. Precismante, hoy se celebra la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Acompañado por el obispo auxiliar y secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello, ha orado por el descanso de los sacerdotes. El próximo 25 de julio, siguiendo la propuesta de la Conferencia Episcopal, tendrá lugar el funeral diocesano por todas las víctimas de la pandemia, con la esperanza de congregar a más gente.

José Guerra Guerra

Falleció en Zamora el pasado 26 de marzo a los 86 años de edad, solo un día después de que lo hiciera su hermano Arsenio. En la archidiócesis de Valladolid José Guerra desempeñó su labor pastoral en municipios como Siete Iglesias de Trabancos y Alaejos, donde fue párroco desde 1981 hasta su jubilación, cuando de trasladó a la localidad de Bóveda de Toro. Descanse en brazos del Señor.

Daniel Redondo

Ffalleció la madrugada del 1 de abril a los 86 años. Había nacido en León el 10 de agosto de 1934 y entre sus primeras encomiendas pastorales tuvo la de coadjutor en santa Teresa de Jesús en los pasados años setenta. Después, y durante 17 años, desempeñó diversos ministerios en Venezuela. A su regreso a España ejerció la docencia y el sacerdocio en diversas provincias y, desde 2008, era párroco in solidum en la parroquia de Santa Teresa. DEP

Germán García

El pasado 6 de abril falleció en Palencia, a los 84 años, Germán García González. Hasta que la enfermedad le llevó a trasladarse a la casa sacerdotal de la diócesis vecina, Germán celebraba en los franciscanos del paseo de Zorrilla de la capital. Nacido en Autilla del Pino (Palencia) el 24 de noviembre de 1935, había desarrollado gran parte de su desempeño pastoral como capellán castrense. Descanse ya en brazos del Señor.

Antonio Sanz del Valle

Era párroco de Tamariz, párroco de la Sagrada Familia y capellán del hospital Doctor Villacián. Murió el 28 de marzo.  Estas palabras le han dedicado desde su pueblo: «Desde su llegada a Tamariz de Campos en septiembre de 1963, aquel joven cura recién ordenado un joven cura que transmitía alegría y desde esa alegría humana ver a Dios, a su hijo Jesús, a María…. Entonces ir a la iglesia, suponía en general y para los más pequeños en particular, ir a un encuentro alegre y ameno, con nuestro Padre celestial, orándole y escuchando el mensaje de su evangelio.  Se interesaba, en cómo estaba actualmente Tamariz, recordaba a personas, bastantes de ellas ya fallecidas; y teníamos pensado hacer dos rutas provinciales, una por la Santa Espina, San Cebrián de Mazote, Urueña… y otra, por Tierra de Campos,  desde Mª de Rioseco, Tamariz -por supuesto-, Villalón, Santervás y ver así su buena iglesia de San Gervasio y Protasio, que yo conozco. Rutas, que nos han quedado pendientes. Gracias, don Antonio. Descanse en Paz».

Julio Vivas González

-El misionero claretiano Julio Vivas González, natural del municipio vallisoletano Aldeamayor de San Martín, falleció 8 de abril, a la edad de 83 años, víctima del coronavirus. Vivas llevaba 30 días ingresado en el Hospital Río Hortega de Valladolid, donde realizaba funciones de capellán durante los fines de semana. Ordenado hace 60 años, este fraile años ejerció durante muchos años su labor en diferentes puntos de América, como Honduras y Guatemala, para posteriormente, ya en España, desempeñarla en zonas de la Comunidad Autónoma de Madrid como Colmenar Viejo. Actualmente residía en la parroquia del Inmaculado Corazón de María, en Valladolid, donde ocupaba el cargo de vicario. El martes, 14 de abril, habría cumplido 84 años.

Roberto García González

El  dominico y misionero Roberto García González  falleció el 30 de mayo. Nació en Paraná, Asturias, el 18 de enero de 1936. o hizo su noviciado en el Convento de Santo Domingo, Ocaña – Toledo en 1949 y realizó su primera profesión religiosa en 1956. El ministerio pastoral fue una de las características más relevante en la vida de Fray Roberto, fundó varias Confradías del Santísimo Sacramento en las diferentes partes donde fue asignado como misionero. Fray Roberto fue asignado al Vicariato Provincial de España y Venezuela. Fue profesor de Teología, Madrid, desde 1969 a 1976. También fue promotor vocacional, Vicario de España de 1976-1983. Además, fue síndico de Arcas Reales (1985-1987), y llegó a ser Vicario Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, (Barinas – Venezuela), y profesor de religión en el Colegio Arzobispo Méndez en la misma ciudad. El ministerio pastoral fue una de las características más relevante en la vida de Fray Roberto, fundó varias Confradías del Santísimo Sacramento en las diferentes partes donde fue asignado como misionero.

Print Friendly, PDF & Email