AÑO DE LA FE
Noticias

Valencia: Un cirio conmemorativo del Año de la Fe recorrerá los monasterios de vida contemplativa

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, Sacerdote-periodista

“Necesitamos más que nunca hoy lugares y personas que con su vida sean para todos los hombres una epifanía, es decir, una revelación con sus rostros, palabras y obras, del mismo Jesucristo. Ellos, a través de su dedicación fundamental de contemplar el rostro del Señor, nos lo acercan con sus vidas de un modo singular”, ha escrito el arzobispo de Valencia Carlos Osoro Sierra hablando de la vida contemplativa.

“Y es que, añade el arzobispo valenciano, la contemplación del rostro del Señor queda plasmada, de alguna manera, en la belleza y hermosura de sus vidas, en sus modos de vivir, de hablar y de comunicarse, que son manifestaciones del rostro de Jesucristo.”

“Vuestro modo de vivir manifiesta sin atenuantes, indica monseñor Carlos Osoro dirigiéndose a las religiosas de vida contemplativa, la plena pertenencia al único Señor, el abandono completo en las manos de Cristo y de la Iglesia y el anuncio fuerte y claro de la presencia de Dios con un lenguaje que habla al corazón de los hombres en las diversas situaciones de fe que viven nuestros contemporáneos.”

“Dentro de la Iglesia, añade,  sois como centinelas, que descubrís y anunciáis a todos los hombres lo más necesario que existe, la presencia de Dios en medio de esta historia y la vida nueva que regala Jesucristo a quien, en libertad absoluta, deja que Él se acerque a su existencia.

Monseñor Carlos Osoro pide a todos los monasterios contemplativos de la diócesis de Valencia “ que nunca desaparezcan de la vida de nuestra Iglesia Diocesana esos cirios encendidos que son quienes están en esos monasterios, para que se irradie siempre y en todo lugar el amor de Cristo, luz del mundo”

Coincidiendo con el Año de la Fe para simbolizar y plasmar plásticamente estos deseos monseñor Carlos Osoro entregó un cirio encendido para que como “luz del mundo” recorra los diversos monasterios de religiosas de vida contemplativa de la diócesis.

La peregrinación ha dado comienzo en el monasterio de San Juan de la Cruz de las Carmelitas Descalzas de la localidad valenciana de Villar del Arzobispo.

Cada monasterio acogerá el cirio durante 15 días como un signo estimulante de adoración e intercesión en nombre y a favor de toda la humanidad muy especialmente en este Año de la Fe.

Después de su visita al monasterio de Villar del Arzobispo el cirio será trasladado a las Clarisas de Canals, a las Dominicas de Xàtiva y a las Agustinas de Benigànim. Igualmente, las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará de L´Olleria, las Carmelitas de Ontinyent, las Clarisas de Cocentaina y las Agustinas de Alcoi también recibirán el cirio que después será trasladado a Valencia para continuar su recorrido.

Así, cada comunidad religiosa determinará el tiempo y el lugar donde tendrá encendido el cirio que se irá reponiendo a medida que se consuma. La presencia de este cirio será recordatorio y estímulo para que los objetivos del Año de la Fe estén llenos de espíritu misionero que responda a la invitación de Jesús resucitado en su primer encuentro a los apóstoles: Ser luz de las gentes en medio del mundo.

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.