Cultura

Valencia: Libro Juan de Ribera, un arzobispo de la Contrareforma

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, Sacerdote-periodista

En el Real Colegio Seminario del Corpus Christi de Valencia, conocido como “El Patriarca”, se ha presentado el libro que recoge los trabajos presentados en el Congreso Internacional, celebrado en Valencia en enero de 2011, con motivo del cuarto centenario del fallecimiento del arzobispo de Valencia y Patriarca de Antioquía San Juan de Ribera (Sevilla, 1532 – Valencia, 1611).

Organizado por la Universidad CEU Cardenal Herrera, el Real Colegio Seminario de “Corpus Christi” y la Generalitat Valenciana y con el patrocinio del Ministerio de Ciencia e Innovación y el Ayuntamiento de Valencia, reunió en este encuentro a destacados especialistas en la materia, valencianos y foráneos, vinculados a numerosas universidades y centros de investigación.

El volumen “El Patriarca Ribera y su tiempo. Religión, Cultura y Política en la Edad Moderna”, que ha sido coordinado por Emilio Callado, profesor de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU Cardenal Herrera, ha sido presentado en el salón de actos del Colegio Seminario.

El acto fue presidido por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro; y ha contado con la participación, entre otros, del rector del Real Colegio Seminario Corpus Christi, Juan José Garrido, y la rectora de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Rosa Visiedo.

San Juan de Ribera es conocido sobre todo como el arzobispo que expulsó a los moriscos de las tierras valencianas. Sin embargo, este libro intenta eliminar tópicos de su figura para ofrecer una visión mucho más rica y compleja de uno de los hombres que más poder acumuló en la ciudad: Arzobispo, capitán general, virrey, justicia mayor. No es que estuviera en contra del destierro –al menos de los moriscos de Castilla–, pero es una postura con muchos matices y que cambia con el tiempo.

Sobre esa imagen dura de obispo de la Contrarreforma que ha llegado hasta nuestros días sobresale ahora la de un reformista católico, ajeno a la Inquisición, «humanista por formación y talante», con muchas implicaciones políticas y religiosas.

San Juan de Ribera fue un político de gran altura, un genio en este sentido. Un humanista con la capacidad política de adaptarse a las circunstancias para llevar a cabo sus proyectos. El arzobispo de Ribera defendió la expulsión ante Felipe II porque consideraba que los moriscos no querían integrarse y eran un peligro político, pero el rey no le hizo ningún caso. Sí que atendería en 1609, en cambio, las recomendaciones en pro del destierro del duque de Lerma, realizadas sin consultar al Patriarca, el cual entonces se opuso a la salida de los valencianos por los daños económicos que se producirían. Consideraba que con los de Castilla bastaba, porque eran menos en número y servirían de lección a los de aquí. Pero tampoco la monarquía le escuchó y la expulsión se inició por Valencia, lo que le valió críticas al arzobispo y una depresión.

El asunto morisco, el cliché principal puesto sobre Juan de Ribera, «algo muy valenciano», si se tiene en cuenta que los Borja o Sant Vicent Ferrer también tuvieron sus visiones «deformadoras».

Por encima de ello, si del concilio de Trento surgen dos vías, la de la contrarreforma y la de la reforma católica, el Patriarca estaría en la segunda y no en la primera, que se apoyó en la acción represora de la Inquisición. En su etapa actúa muy poco. Él busca una reforma con su ejemplo, los sínodos, las visitas pastorales y el nuevo modelo de sacerdote para que el funda el Colegio.

¿Y esa idea de Ribera como represor del humanismo erasmista? Nada de nada, el Patriarca es un gran humanista por formación y talante. Erasmo y los teólogos renovadores tienen un gran peso en su biblioteca, agrega, y el interés por el arte y las ciencias naturales (tenía incluso su propio zoológico) son otros rasgos del humanista.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.