Revista Ecclesia » Valencia: La importancia de la Universidad Católica en nuestro tiempo
CONCLUSIONES CONGRESO FE Y EDUCACION
Iglesia en España

Valencia: La importancia de la Universidad Católica en nuestro tiempo

Valencia: La importancia de la Universidad Católica en nuestro tiempo

Por Antonio DÍAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista.

Mons. Carlos Osoro, Arzobispo de Valencia y Gran Canciller de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, ha manifestado que “en este momento histórico que vive la humanidad, que vive Europa, la Universidad Católica tiene más importancia incluso que en el momento en que nació en el seno de la Iglesia, porque entonces no se discutía la presencia de Dios en medio del mundo y hoy tiene que aparecer cuando se está cuestionando y se quiere retirar a Dios de entre los hombres”.

En este sentido, el prelado ha advertido de que “el deber educativo es una parte integrante de esa misión que la Iglesia tiene de entregar a nuestro Señor Jesucristo”.

El Arzobispo de Valencia ha pronunciado estas palabras en el transcurso del VI Congreso Internacional de Educación Católica para el siglo XXI, que bajo el lema “Fe y Educación”, que tiene lugar en el templo parroquial de San Juan y San Vicente de Valencia, organizado por la Universidad Católica de Valencia.

En su intervención, Mons. Osoro se ha referido a la misión de la educación cristiana en general y de la universidad católica en particular, y ha afirmado que “cada institución educativa debe de ser un lugar también de encuentro con Dios y con los demás, que pueda alentar una relación que impulsa siempre a una nueva vida”. Por eso “es un deber comprometernos como comunidad cristiana en la reflexión de la educación”.

“¿Qué debe hacer una universidad católica que quiere portar y buscar la verdad? ¿Cómo hacer presente esa misión de servicio al hombre?”, ha interpelado. “Es importante que no se limite a preparar para el desempeño de una futura profesión, que es ciertamente importante, puesto que una universidad católica es más que un centro de enseñanza donde aprender Física, Sociología o Medicina”, ha añadido.

Así, el Gran Canciller ha reiterado que “es importante una buena formación profesional, pero si fuera solo eso una universidad no sería más que un refugio de saberes que no ayudaría después al desarrollo de nuestra sociedad y de nuestra cultura y, por tanto, del hombre”, razón por la cual debe tener como fundamento “la construcción de una interpretación válida de la existencia humana”.

A la luz de este fundamento a que se ha referido Mons. Osoro, “podemos ver el lugar que ocupa cada una de las ciencias y también comprobar que la fe cristiana no se opone a la razón, no la estropea, sino que se implican y se necesitan mutuamente”. Por este motivo, en la universidad tienen que darse de forma fundamental las cuestiones de fe y, sobre todo, “tiene que darse un diálogo interdisciplinar que nos ayude a comprender la misión que en este mundo tenemos”, ha subrayado.

Finalmente, se ha referido a unas palabras del Papa emérito Benedicto XVI que pronunció en la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en España, en la que “nos recordaba esa necesidad de búsqueda esencial de conocimiento que tiene todo hombre y en la que el católico universitario tiene una particular vocación, misión y responsabilidad”.

“El Papa decía a los profesores universitarios: Os animo encarecidamente a no perder nunca la sensibilidad e ilusión por la verdad, a no olvidar que la enseñanza no es una escueta comunicación de contenidos sino una formación de jóvenes a quienes habéis de comprender y querer y en quienes debéis suscitar esa sed de verdad que poseen en lo profundo y ese afán de superación”.

Así, tal y como subrayó el Papa, Mons. Osoro ha animado a los participantes durante la apertura de esta VI edición del Congreso de Educación Católica para el s. XXI a ser para los jóvenes “estímulo y fortaleza” para lo que “es preciso tener en cuenta que el camino hacia la verdad compromete al ser humano por entero y que es un camino de inteligencia y de amor, de la razón y de la fe”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa