Iglesia en España Nacional

V Curso de Verano «Mujer, Iglesia y Sociedad» en Toledo

V Curso de Verano «Mujer, Iglesia y Sociedad» en Toledo, organizado por el Grupo Polis de la Delegación de Apostolado Seglar

El V curso de verano sobre Doctrina Social de la Iglesia reflexionó sobre la mujer y los retos a los que se enfrenta en el momento actual

En la Casa de Ejercicios “El Buen Pastor” de Toledo reunió a 40 personas procedentes de diferentes puntos de la Archidiócesis de Toledo y de España.

 Los pasados 28 y 29 de junio se celebró en Toledo el V Curso de Verano organizado por Polis, grupo de trabajo de la Delegación de Apostolado Seglar de la Diócesis de Toledo, con el lema “Mujer, Iglesia y Sociedad: Una visión desde el genio femenino”. En torno a 50 participantes reflexionaron sobre la mujer y los retos a los que se enfrenta en el momento actual en la Iglesia y la sociedad. El V Curso de Verano fue inaugurado por el vicario general de la archidiócesis de Toledo, don Francisco César García Magán, el delegado de Apostolado Seglar, Isaac Martín, y el coordinador del Grupo Polis, Alfredo Ruiz.

Don César García Magán destacó que “la acción de difusión de la Doctrina Social de la Iglesia con cursos como este es relevante en el contexto en el que nos encontramos”, porque según el vicario general “la fe pone de manifiesto el compromiso con la persona y con la realidad social”.

Todas las ponentes del V Curso de Verano fueron mujeres, iniciando las ponencias, María José Olesti, presidenta de The Family Watch, que disertó sobre “La mujer ante los retos actuales” y repasó la situación actual en aspectos como la igualdad y el reconocimiento de la mujer y la respuesta del feminismo de última generación, que lleva a la mujer actual a elegir entre lo femenino y lo feminista. Apuntó como solución reforzar el valor de la maternidad, porque nos enfrentamos a un problema social, una crisis de valores en la que lo femenino y la maternidad han perdido su lugar.

Por su parte, Nieves Gómez Álvarez, profesora y doctora en Filosofía, habló de “La mujer en el pensamiento cristiano” y mostró los tópicos que asociamos al concepto de “mujer” y al de “mujer cristiana”, contrastándolos con ejemplos reales de mujeres admirables y analizó la aportación del cristianismo al reconocimiento de la mujer como persona. Especialmente se refirió a la valiosa aportación del pensamiento de Julián Marías, por desgracia, insuficientemente conocida. Finalmente, analizó la originalidad de lo femenino a partir del modelo de inteligencias múltiples, haciendo hincapié en la inteligencia espiritual, donde la aportación de la mujer es especialmente singular.

Por su parte, Blanca Castilla de Cortázar, doctora en Filosofía y Teología, centró su intervención en la “Teología de la mujer”, mostrando cómo la radical novedad del trato de Jesús a la mujer se ha contaminado en la Iglesia con los usos de cada época, ya desde los escritos neo-testamentarios. Habló de cómo el pecado rompió la armonía del ser humano, desestabilizando su autoestima y su capacidad de darse, y cómo la mujer sufre más la pérdida de la primera y el varón de la segunda. También describió el desarrollo teológico de la persona como imagen de Dios, tanto el varón como la mujer; imagen especialmente plena cuando el uno vive para el otro. Y nos mostró cómo el rico e innovador Magisterio de San Juan Pablo II, especialmente la Carta apostólica Mulieris Dignitatem, contiene aportaciones pendientes aún de producir todo su fruto.

Carmen Sánchez Maíllo, profesora de Teoría del Derecho, centró su exposición en “La belleza de la feminidad desde una perspectiva social, cultural y política”. Destacó los estereotipos que esclavizan a la mujer en el mundo actual al mostrar la maternidad como una carga para el desarrollo personal y profesional, el aborto como una liberación y la masculinización de la mujer como objetivo. Por otro lado, los contrastó con un imparable deseo de maternidad y paternidad y la necesidad de la originalidad de lo femenino para el enriquecimiento de la sociedad.

También hubo tiempo para compartir experiencias en una mesa redonda que fue moderada por Eva Moreno Alonso, secretaria de la Delegación de Apostolado Seglar. En esta Mesa se presentó  el proyecto Ein Karem de la Delegación de Familia y Vida de la Archidiócesis,  que ofrece una visión integral de la mujer, y por parte de Cáritas Diocesana de Toledo se dieron a conocer el proyecto Santa Marta para la acogida de víctimas de la prostitución, el Proyecto Mater que apoya a mujeres embarazadas y el proyecto Rompe tu silencio para mujeres víctimas de violencia. También hubo tiempo para visitar la Fundación Dolores Sopeña, conociendo uno de los centros que fundó Dolores Sopeña en Toledo, donde mostraron sus actividades y un poco de su historia.

Finalmente, fueron destacables los momentos de oración, que ayudaron a actualizar la presencia central de Dios en las actividades, así como el animado diálogo y convivencia de los asistentes, que participaron activamente en los coloquios y crearon un ambiente distendido y amistoso.

Toledo 9 de julio de 2019

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.