Portada » Internacional » Uruguay: El Cardenal Daniel Sturla llamó a los jóvenes a dar la cara por Jesús
Internacional

Uruguay: El Cardenal Daniel Sturla llamó a los jóvenes a dar la cara por Jesús

Uruguay: El Cardenal Daniel Sturla llamó a los jóvenes a dar la cara por Jesús

“Anuncien la alegría de Jesús a todos los demás jóvenes y al Uruguay entero”, invitó el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, en la Misa de cierre de la 37 Jornada Nacional de la Juventud que, desde el sábado 5, se desarrolló en la explanada de Kibón, de la rambla de Montevideo.Ante 6000 jóvenes y familias enteras que se sumaron hoy a la Misa presidida por el Cardenal y concelebrada por los Obispos de las demás Diócesis del país, casi un centenar de sacerdotes y diáconos; el Arzobispo de Montevideo animó a “anunciar con alegría la fe, que es capaz de llenar de sentido de nuestras vidas, el gran drama de Uruguay”.

“La vida es bella, está cargada de sentido y cada uno de nosotros tenemos una vocación y una misión que queremos realizar y la vida nos queda corta”, dijo el Cardenal. En este sentido, señaló que “un cristiano auténtico nunca se aburre, siempre hay cosas para hacer, para vivir, para descubrir, porque los horizontes se nos amplían se nos desatan las cadenas que nos esclavizan y nos llenamos de sentido”.
Los jóvenes del interior y de Montevideo, que pernoctaron en distintas comunidades que los acogieron, dedicaron la mañana del segundo día de la Jornada Nacional a prestar diversos servicios e intervenciones urbanas. En algunas de sus actividades estuvieron acompañados por el Cardenal Sturla como en el Hospital Maciel donde saludaron a algunos enfermos, o en la Plaza Cagancha, donde los jóvenes franciscanos y conventuales expresaron su alegría de ser cristianos, o en Punta Rieles, en la Parroquia Santísima Trinidad, donde los jóvenes jugaron con los más chicos, o en el barrio “Chacarita de los Padres”, donde pintaron una capilla y, de vuelta en el centro, enseñaron el cuidado del medioambiente levantando basura de la ciudad y entregando folletos que decían que había que cuidar la creación como el Papa propone en su reciente Encíclica Laudato SI.

Se trata de “gente buena, cristianos sin miedo, que dan testimonio, que rezan y que sirven”, dijo el Arzobispo al referirse durante la Misa a estas acciones.

ABRIRSE A JESUS ES FANTASTICO

Al comenzar la multitudinaria Misa el Cardenal agradeció la presencia del Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay, Mons. Rodolfo Wirz, del Presidente de la Comisión Nacional de la Pastoral Juvenil, Mons. Arturo Fajardo, de los obispos, de los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, guías y animadores de los grupos y a cuanto se comprometen con los jóvenes.

En su homilía el Cardenal reiteró que “vale la pena seguir a Jesús”.
El Arzobispo se refirió al sacerdocio y admitió que “en la vida del sacerdote puede haber soledades” pero les recordó que tienen la compañía de Jesús y de su Madre María, y “este pueblo de Dios que cargamos sobre nuestros hombros y con el que compartimos la vida y la alegría de la fe”.

El Arzobispo invitó a los miles de jóvenes que lo seguían con atención interrumpiendo su alocución con espontáneos aplausos, a “abrirse a Cristo”. En este sentido, el Pastor recordó los testimonios compartidos en la noche anterior y el de una joven que forma parte de la Fazenda de la Esperanza que dio su testimonio ante el clero de Montevideo hace unos días, destacando como común denominador su apertura a Jesús y un encuentro que los transformó, como lo expresa el lema elegido para la Jornada Nacional de la Juventud  “El transforma mi corazón”.

“De verdad Jesús transforma el corazón”, resaltó el cardenal Sturla.  “El espíritu de Jesús hace que nuestro corazón se ensanche, se amplíe, en cambio el mal espíritu hace que se angoste, se achique” y  “un corazón que se angosta es un corazón que se angustia”, advirtió.

“El corazón que late fuerte es el que late con los latidos de Jesús y que se ensancha con el amor”, puntualizó el Arzobispo.

NO SEAMOS CRISTIANOS ACHICADOS

El Cardenal Sturla llamó a los jóvenes a ser fuertes para testimoniar a Jesús. “No seamos cristianos achicados, no nos achiquemos en el liceo, ni en el barrio, ni en el trabajo, ni en la familia. Demos testimonio de Jesús, porque si damos la cara por El, El dará la cara por nosotros, pero corremos el terrible peligro de que si lo negamos, El nos negará delante del Padre del cielo”.

En la oración de los fieles se recordó y oró por el descanso eterno del Pbro. Narciso Renom, de la Diócesis de Minas, fallecido en la noche de ayer.

Al culminar la Misa el Cardenal bendijo a la multitud que se unió en el rezo a la Virgen de los Treinta y Tres, Patrona de la Patria.
Despidió a los jóvenes presentes y los exhortó a no olvidar que nacieron para “ser hijos de Dios, hermanos de Jesús”.

Con la culminación de la Misa se dio cierre a la 37 Jornada de la Juventud que congregó durante dos días a 6000 jóvenes que compartieron fiesta, música, vida y oración bajo la consigna “El transforma tu corazón”.

Fuente: Conferencia Episcopal Uruguaya

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email