Revista Ecclesia » Uno de nosotros: discurso en Cracovia de Jaime Mayor Oreja
mayor-oreja
Internacional

Uno de nosotros: discurso en Cracovia de Jaime Mayor Oreja

Uno de nosotros: discurso en Cracovia de Jaime Mayor Oreja

En primer lugar quiero, con emoción, expresaros mi enhorabuena a todos vosotros. A todos los Coordinadores de “One of Us”, porque gracias a muchos, pero especialmente, a vosotros, se ha conseguido duplicar el número de firmas que exigía esta Iniciativa Popular.

Habéis dado un salto histórico en la defensa de la vida, en Europa, porque habéis sido capaces de trabajar juntos con un objetivo, con una línea de acción. Todo lo que se construye en la buena dirección, y si además contiene buenos resultados, merece, y debe ser, mantenido.
Habéis sido capaces de crear un embrión europeo en la defensa de la vida.

Os animo a que no lo destruyáis y que, por el contrario, lo alimentéis, lo ayudéis en su desarrollo.

Por lo que a mí respecta, lo haré. Y hoy me comprometo en este objetivo. Busquemos hoy la manera de mantener la estructura y la red europea que se ha puesto en marcha y que debe ser mantenida tanto en el ámbito organizativo como financiero. Gracias a Ana, por todo tu trabajo en este tiempo.

Queridos amigos, Todos tenemos la obligación de aprender de la crisis que hoy sabemos se fundamenta en una manera de vivir en el relativismo, en la socialización de la nada.

Nuestro principal adversario es evanescente, está en todas partes, no tiene límites geográficos ni ideológicos, está en los grandes temas, y especialmente en el supuesto y falso derecho al aborto.

Quienes defendemos el derecho a la vida debemos seguir haciéndolo en nuestros países, en las Instituciones en las que estemos, pero tenemos que ser capaces de plantar batalla juntos, a nivel europeo.

La batalla, el debate cultural que tenemos por delante de nosotros en los tiempos nuevos que estamos empezando a vivir, nos exige tenacidad y perseverancia; nos exige unidad de voz, unidad de acción, y nos exige una estrategia y voz europea.

Tenemos la obligación de no caer en la tentación, de no caer en la tentación del personalismo, de la fragmentación. Todo lo contrario. Tenemos la obligación de reducir nuestras diferencias, nuestras pugnas, nuestras peleas.

 

“One of Us” constituye, no sólo un embrión en términos territoriales, a nivel Europeo, sino sobre todo, una forma diferente de dar esta batalla cultural. La moda dominante del relativismo no puede ser combatida sólo por unos pocos políticos, y unos medios de comunicación

 

Hace falta cuanto menos tres pilares:

1. Los políticos

2. Los medios de comunicación afines

3. Los movimientos sociales que vosotros representáis.

Pero juntos, no separadamente. Esto significa que nos queda un largo camino que debe arrancar en los próximos meses con una sólida e inteligente defensa de esta Iniciativa ante la Comisión Europea.
Se precisará un buen equipo para hacerlo en términos políticos, jurídicos y científicos. Pero sobre todo, se precisará vuestra proximidad, vuestra participación y, en ocasiones, incluso vuestra movilización. Pero ordenadamente, siguiendo una estrategia, una organización, una línea conjunta de acción, como lo hemos hecho todos en la recogida de firmas de One of Us.
Gracias, una vez más, por vuestro ejemplo, por vuestra trayectoria, y porque si no hubiese sido por vosotros en la tarea que lleváis adelante desde hace años, esta Iniciativa, este embrión europeo, no hubiese sido posible.

 

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa