Internacional

Una parroquia entre minas antipersona en Angola restaurada gracias al DOMUND

Son 10.000 dólares. Con esta suma los fieles de Nankova podrán restaurar su iglesia. Monseñor Mario Lucunde, obispo de Menongue, Angola, solicitó esta ayuda a las Obras Misionales Pontificias, aparte de otras que, gracias a la recaudación del DOMUND del año pasado, han ido destinadas al sostenimiento de la diócesis, con 40.000 dólares, o a la construcción de la Iglesia de Nuestra Señora de los Mártires en Kuito Kanavale. Reconstruir la iglesia de Nankova es especial. Se trata de que todo vuelva a la normalidad tras los años de guerra civil en Angola. Se trata de poner un broche de oro a la recuperación de la tierra para la gente.

Nankova está a unos 500 kilómetros al sur de Menongue y a unos 100 de la frontera sur de Angola con Namibia. Desde que terminara una guerra que ha durado 27 años, este pueblo ha sufrido el aislamiento por la falta de puentes y caminos y, sobre todo, por la abundancia de minas antipersona. Angola es uno de los países más minados del mundo.

Se calcula que hay enterradas unas 9 millones de minas de todo tipo. Resultado: cerca de 80.000 personas mutiladas y un porcentaje de mutilados entre la población más alto que el de Camboya. Según la organización Landmine and Cluster Munition Monitor, el año pasado murieron 38 personas y se sabe que otras 51 resultaron mutiladas. Se han hecho campañas de educación, han acudido expertos en desactivación e incluso el gobierno tiene un departamento dedicado sólo a este tema.

Gracias al esfuerzo de todos, muchas zonas cercanas a Nankova se han limpiado, la gente ha vuelto y, para los católicos de este pueblo, que hasta ahora rezaban bajo los árboles, que la iglesia vuelva a levantarse significará que, a pesar de todo, la vida vuelve a la “normalidad”.

 

OMPRESS-ANGOLA (26-09-12)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas