Internacional Última hora

Una congregación ofrece al Papa su residencia en Roma para acoger refugiados

Las Hermanas Siervas de la Divina Providencia de Catania (la sur de Sicilia) han ofrecido al Vaticano la utilización gratuita de uno de sus edificios de Roma para acoger a 60 refugiados que lleguen a Italia a través de corredores humanitarios, según informa hoy la Limosnería apostólica. Se trata de una estructura ubicada en Vía della Pisana que será confiada a la Comunidad católica de San Egidio, que ayuda desde 2015 a refugiados sirios, del Cuerno de África y de la isla de Lesbos a llegar a Italia a través de estos “corredores humanitarios”.

Los llamados “corredores humanitarios” son un proyecto impulsado por la Comunidad de San Egidio, la Federación de las Iglesias evangélicas y la Iglesia Valdese, que ofrece a estas personas que huyen de sus países en conflicto vías legales y seguras para llegar a Europa, para evitar así que se pongan en manos de traficantes de personas. Desde 2015, más de 2.600 personas han sido acogidas por estas vías en Italia, entre ellas un gran número de menores.

La congregación católica ha ofrecido al papa Francisco esta instalación, a través de la Limosnería apostólica, para responder al mensaje lanzado por Francisco en su reciente encíclica Fratelli tutti (“Hermanos todos”) en la que defiende la acogida adecuada a los migrantes que huyen de guerras, persecuciones y desastres naturales.

La estructura podrá albergar hasta 60 personas y tendrá principalmente el propósito de acoger a los refugiados en los primeros meses después de su llegada para luego ayudarlos a que tengan un trabajo y su propio alojamiento, se lee en la nota.

Dará refugio fundamentalmente a mujeres solteras, mujeres con menores y familias en estado de vulnerabilidad.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME