Internacional

Una calle de Uruguay recibe el nombre del primer obispo de Montevideo, monseñor Jacinto Vera

Una calle de Uruguay recibe el nombre del primer obispo de Montevideo, monseñor Jacinto Vera

Redacción ACI Prensa, 20 de junio de 2019
Calle Mons. Jacinto Vera. Crédito: Conferencia Episcopal Uruguaya

En la ciudad de Canelones (Uruguay) se inauguraron dos nuevas calles con el nombre del primer obispo de Montevideo, monseñor Jacinto Vera, y con la de una reconocida laica consagrada, la hermana Dora Portugal.

La ceremonia se realizó el 12 de junio en la calle General Máximo Tajes, cerca del complejo habitacional Valdearcos.

Con algunos vecinos, el obispo de Canelones, monseñor Alberto Sanguinetti; el intendente, Yamandú Orsi; y el alcalde, Darío Pimienta; realizaron el acto de inauguración de la calle “Monseñor Jacinto Vera”.

En tanto, la calle “Hermana Dora Portugal” se ubica en la esquina de Gastón Rosa barrio Parada Rodó.

Mons. Sanguinetti manifestó que la hermana Dora Portugal “fue una mujer polifacética, maestra de oficio pero entre sus cualidades ella estaba atenta a todo, a toda situación de personas, dificultades, buscaba soluciones con gran soltura y seguridad”.

En tanto, Mons. Jacinto Vera fue “un hombre muy fuerte en todo sentido y un hombre con una caridad sin límites. Tuvo una gran entrega, recorrió tres o cuatro veces el país y fue 17 años párroco en Canelones. Es un ejemplo de hombre generoso y gran ejecutor”.

A su turno, el intendente Orsi dijo al diario Hoy Canelones que en este gesto “se da una especie de encuentro con la Iglesia Católica, que tuvo a estos dos personajes símbolos en Canelones. Quienes conocimos a Dora, vimos en ella una actitud para con la comunidad. Y Jacinto Vera estuvo muy vinculado a Canelones”.

En tanto, Elizabeth Borra, una de las vecinas que impulsó el nombramiento de la calle “Hermana Dora Portugal”, describió a la hermana Dora como un “testimonio de fe que no tuvo límites de ninguna clase”.

“No tenía medios de transporte y correteaba si sabía que alguien la necesitaba. Se apersonaba tanto a señores políticos como a gente en situación de carencias económicas. Esa incondicionalidad fue lo que la hizo grande”, destacó Borra.

Monseñor Jacinto Vera

El primer Obispo de Montevideo, Mons. Jacinto Vera, fue un incansable misionero que durante el siglo XIX recorrió todo el país en guerra para mantener viva la tradición católica de su pueblo.

Nació en alta mar cuando sus padres viajaban desde las Islas Canarias (España) y fue inscrito el 3 de julio de 1813 en Santa Catarina, Brasil.

Fue nombrado Vicario Apostólico y luego primer Obispo de Montevideo.

Falleció en 1881. El 6 de mayo de 2015, Mons. Vera fue declarado Venerable por el Papa Francisco. Hoy continúa su proceso de beatificación.

Hermana Dora Portugal

La hermana Dora Portugal nació en 1909 y falleció en 1994. Fue una laica consagrada que recorrió Canelones sirviendo con prontitud a los necesitados.

Fue maestra reconocida por su atención a los niños y por su gran voz de soprano, así como por católica ferviente y catequista.

Mons. Sanguinetti manifestó que ella fue un “verdadero modelo de caridad para con Dios y el prójimo”.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.