Coronavirus Santa Sede

Un Padre Nuestro pidiendo misericordia para la humanidad

El llamamiento era a nivel mundial. A las 12 del mediodía, el Papa Francisco recitó el Padre Nuestro. Con él, cientos de miles de personas a lo largo de todos los continentes, cada uno en su idioma. Francisco lo hizo en latín.

La convocatoria se había hecho durante el rezo del Ángelus del pasado domingo 22 de marzo y la cita ha sido hoy, día de la Encarnación. El Papa, antes de comenzar a recitar la conocida oración, ha tenido unas palabras a quienes le seguían desde sus casas. «En este momento queremos implorar misericordia para la humanidad duramente golpeada por la pandemia del coronavirus. Y lo hacemos juntos, cristianos de todas las Iglesias y Comunidades, de todas las edades, lenguas y naciones», ha afirmado el pontífice.

También se ha acordado de enfermos y sanitarios: «Rezamos por los enfermos y sus familias; por los trabajadores de la salud y los que los ayudan; por las autoridades, las fuerzas del orden y los voluntarios; por los ministros de nuestras comunidades».

Finalmente, recordando la celebración de la Encarnación, al modo de la Virgen, ha invitado a todos los que se han unido al rezo a ponernos «en plena confianza en las manos de dios», y a rezar «con un corazón y un alma sola».

Print Friendly, PDF & Email