Diócesis Iglesia en España

Un nuevo sacerdote para la Iglesia diocesana de Jaén

sacerdote-jaen

Un nuevo sacerdote para la Iglesia diocesana de Jaén

El pasado sábado, 29 de junio, Festividad de San Pedro y San Pablo, Antonio Lozano Marín, de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Villacarrillo, recibía el sacramento del orden sacerdotal.

La celebración, presidida por el Sr. Obispo, D. Ramón del Hoyo López, comenzaba a las 11 de la mañana en la S. I. Catedral de Jaén. Estuvo concelebrada, además, por el Sr. Obispo emérito de Cádiz y Ceuta, D. Antonio Ceballos, así como por el Deán de la Catedral, los Vicarios Episcopales, el Rector y los formadores del Seminario Mayor Diocesano y por numerosos sacerdotes diocesanos.

Igualmente, asistieron multitud de familiares y amigos que quisieron acompañar al joven en su entrega al servicio de Cristo y de la Iglesia.

Durante su homilía D. Ramón del Hoyo hizo hincapié en la importancia de ese día, un día de alegría para esta Iglesia diocesana de Jaén y un motivo muy especial para dar gracias a Dios. «Es un día de alegría en el sentido de que el Señor otorga a esta Iglesia un nuevo sacerdote dispuesto a entregarse generosamente por los fieles que la providencia de Dios le vaya asignando a lo largo del recorrido de su vida. Y es también un día de acción de gracias a Dios porque el sacerdocio siempre es un don completamente gratuito del Señor. Él es quién llama y el que da las cualidades necesarias para responder a esa llamada desde nuestra libertad. Alegrémonos, por tanto, porque este hermano nuestro ha sido instrumento dócil en las manos de Dios para responderle y llegar hasta aquí».

Asimismo, el Sr. Obispo quiso aconsejar y animar al nuevo sacerdote en su tarea presbiteral. «Debes tener la seguridad de que Cristo y su Iglesia pedirán por ti constantemente. Y esto para que Dios conserve y afiance con sus gracias tu vocación sacerdotal. Fundado en esta verdad desgrana uno a uno los años de tu vida con una eucaristía renovada y continuada. Esfuérzate por ser un miembro activo y colaborador dentro del presbiterio diocesano y hermano, como el primero, con los demás hermanos. Fomenta y acompaña las vocaciones, sobre todo de los jóvenes. Déjate conducir por un sacerdote o religioso experto en tu vida espiritual. Lleva un estilo de vida sobrio y hasta pobre en medio de una cultura consumista, que sin embargo está marcada por la pobreza en amplios sectores de la sociedad. No tengas miedo a nada ni a nadie. Cree y confía siempre en el Señor».

Durante la ceremonia, Antonio Lozano hizo sus promesas y se postró durante la proclamación de las letanías de los santos. El Sr. Obispo y los demás presbíteros procedieron a la imposición de las manos como signo de transmisión del Espíritu Santo. Tras revestirse con la estola y la casulla, el Sr. Obispo le hizo la unción de las manos y le entregó el cáliz y la patena. Finalmente, los prelados y los sacerdotes abrazaron al nuevo presbítero.

Antonio celebraba su primera Misa en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Villacarrillo el domingo 30 de junio a las 20.30 de la tarde.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.