Internacional

Un cristiano pakistaní, Naeem Masih, en las Paraolimpiadas en críquet

iene 25 años, es de Karachi, y es el único cristiano pakistaní que hace parte del equipo que Islamabad ha enviado a las Paraolimpiadas de Londres: Naeem Masih quería jugar al críquet, pero después de haber perdido una mano en un accidente, se ha dedicado al medio fondo.

Ha tomado parte “con orgullo” -como ha declarado- a la expedición y a la carrera de los 1.500 metros lisos en la pista en Londres. Y no pasa nada si ha llegado en el puesto 16 de 17 participantes, en la batería que ha corrido, sin calificarse para las fases sucesivas. Su prueba, su presencia en las Paraolimpiadas, son un signo positivo para Pakistán: “La presencia de Naeem Masih significa que el Estado considera a las minorías religiosas como parte integrante de la nación, como las minorías se consideran a sí mismas desde siempre.

Es un signo de igualdad y de ausencia de discriminación, es una manera de implicar a los jóvenes de las minorías en el espíritu y en las actividades de la nación”, declara a Fides el prof. Mobeen Shahid, pakistaní, profesor en la Pontificia Universidad Lateranense.

Mientras la atención internacional se centra en el caso de Rimsha Masih, niña católica acusada de blasfemia, la experiencia de Naeem Masih ofrece, pues, un signo de esperanza.?Mientras tanto, por iniciativa del diputado católico Akram Gill, vice ministro para la Armonía Nacional, el Partido Popular de Pakistán, partido de gobierno, ha presentado un proyecto de ley para aumentar la representación de las minorías religiosas, proporcionalmente a su consistencia demográfica, tanto en el Parlamento nacional, como en los provinciales. Parece que el proyecto cuenta también con el favor de las otras fuerzas políticas.

 

Agencia Fides

 

 

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email