Un atentado contra la “casa común”, por el obispo de Ourense
Carta del Obispo Iglesia en España

Un atentado contra la “casa común”, por el obispo de Ourense

Leonardo-Lemos

Un atentado contra la “casa común”, por el obispo de Ourense, José Leonardo Lemos Montanet

El pasado 24 de mayo el papa Francisco nos obsequió con una carta que lleva por título Laudato si´ destinada no solo a los cristianos, sino también a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, con el fin de llamarnos delicadamente la atención sobre el cuidado de la creación que es para todo ser vivo la “casa común” en la que compartimos nuestra existencia y que clama por el daño que le provocamos cuando la usamos de forma irresponsable y abusamos de sus bienes.

Con frecuencia se acusa a la Iglesia y a los eclesiásticos de que nuestras intervenciones públicas, tanto orales como escritas, acostumbran a ser vagas, imprecisas, abstractas y alejadas de la realidad; sin embargo, este texto de Francisco nos invita a contemplar el libro de la naturaleza como una realidad unitaria e indivisible que incluye el ambiente, la vida, la sexualidad, la familia, las relaciones sociales, etc. Esto quiere decir que la degradación de la naturaleza está estrechamente unidad a la cultura que modela la convivencia humana; de ahí que cuando contemplamos, dolorosamente, la belleza de nuestra naturaleza destruida a causa de los incendios y observamos el destrozo del mobiliario urbano que busca conseguir un entorno más humano en nuestras villas y ciudades, nos damos cuenta que esta “casa común” que todos estamos llamados a compartir se llena de heridas que son producidas por comportamientos irresponsables de algunas personas.

Por motivos profesionales, en las últimas semanas, tuve que recorrer varias provincias del sur y del centro de España, fueron días de elevadas temperaturas. La vegetación estaba muy seca. No me encontré con ningún incendio. Cuando me fui acercando a esta querida tierra y entré en los límites de mi ciudad, un aire espeso e irrespirable rompía la belleza de la naturaleza, mucho más verde que la que había contemplado en días pasados ¡Ourense estaba rodeado de incendios! Inmediatamente se me hicieron presentes algunas de las ideas que el papa Francisco nos ofrece en Laudato si’ ¿Cuál pude ser la causa de semejante situación? Evidentemente he pensado en las altas temperaturas y en los accidentes casuales. Sin embargo, en el fondo de todo este mal que observabo en mi entorno, se hacía presente el eco persistente de esa idea tan extendida de que no existen verdades indiscutibles que guíen nuestras vidas y la de los otros, ni que regulen la naturaleza que como “casa común” custodia nuestra existencia. Seguimos pensando que la libertad humana no tiene límites, olvidamos que el hombre no se crea a sí mismo, que es espíritu y voluntad, pero también es naturaleza, y que lo divino y humano se encuentra en el más pequeño detalle contenido en los vestidos sin costuras de la creación, las flores silvestres y los árboles de nuestro bosques, los pequeños y grandes animales, y el entorno de nuestro hábitat humano forman parte de nuestra realidad y de nuestras vidas.

Quisiera hacer mías las palabras de Francisco y os invito, a través de esta reflexión, a reconocer esos graves pecados contra la naturaleza. Con nuestras acciones, que a veces consideramos insignificantes y que se pueden camuflar bajo supuestos descuidos que ocasionan la destrucción de la diversidad biológica, la degradación de la integridad de la naturaleza, la contaminación de las aguas, del aire y del mobiliario urbano estamos atentando contra la obra de Dios. Y lo que estamos viviendo a lo largo de estos días, con tantos incendios, destrucción y muerte son auténticas agresiones contra esta “casa común” en la que transcurre nuestra efímera existencia, por eso, me atrevo a decir que todas estas acciones son gravísimos pecados. Porque lo que estamos viviendo es  un crimen contra la naturaleza es un crimen contra nosotros mismos y un pecado contra Dios.

                                                                     + J. Leonardo Lemos Montanet

                                                                                Bispo de Ourense

 

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email