Internacional

Un albergue para Kibeho, Ruanda: las misioneras agradecen la ayuda del Fondo Nueva Evangelización

Fondo-Nueva-Evangelización

OMPRESS-RUANDA (6-3-13) En 1981 y 1982 tuvieron lugar en Kibeho, Ruanda, una serie de apariciones de la Virgen a tres jóvenes, Alphonsine Mumureke, Nathalie Mukamazimpaka y Marie-Claire Mukangango, en las que recibieron diversos mensajes – el más conocido el del 15 de agosto de 1982 en el que además pudieron ver imágenes de lo que se ha considerado una prefiguración del genocidio ruandés que tuvo lugar doce años después, en 1994. Una de las videntes, Marie-Claire Mukangango, moriría en dicho genocidio. En el 2001, Mons. Augustin Misago, obispo de Gikongoro, en cuya diócesis se encuentra Kibeho, reconoce oficialmente las apariciones. Desde que tuvieron lugar las apariciones no han dejado de llegar peregrinos a Kibeho, no sólo de Ruanda sino de todos los países vecinos. Se han producido curaciones y numerosas conversiones.

Uno de los mayores problemas es, sin embargo, la falta de infraestructuras para acoger a los peregrinos y hospedar a todos los que llegan a Kibeho. Durante las grandes fiestas marianas, los peregrinos sufren las inclemencias del tiempo y aún así el número no deja de aumentar cada año.

Las Hermanas Misioneras del Apostolado Católico han ayudado durante años en la acogida y en el desarrollo de las actividades de este lugar de peregrinación. Estas religiosas atienden además un centro de salud cercano, muy necesario, dada la afluencia de personas del país y del Congo, de Uganda, de Kenya… Las hermanas son testigos de cómo muchos peregrinos llegan a Kibeho con lo puesto. Esto las movió a construir un albergue para acogerlos, pero la crisis económica frenó muchas ayudas que tenían prometidas en el extranjero.

La Conferencia Episcopal Española, a través del Fondo Nueva Evangelización, acogió la petición de las misioneras y, a finales del 2012, les envió una suma de 15.000 euros. “La finalización del proyecto ha sido posible gracias a su ayuda que ha venido en el momento más oportuno”, escribía en una reciente carta de agradecimiento la hermana Marta Litawa, la ecónoma de la comunidad, quien añade que el nuevo albergue les permite dar un mejor servicio a los peregrinos ofreciéndoles alojamiento y otras atenciones.

Tras la tragedia del Genocidio de los Grandes Lagos, “los peregrinos se acercan al Santuario en las fiestas solemnes que se celebran para rezar por la reconciliación y la unidad de los ruandeses”, cuentan las hermanas. “Aprovechan la ocasión para celebrar estos grandes acontecimientos recibiendo el sacramento de la reconciliación y meditando el mensaje que la Virgen dejó en Kibeho”, la necesidad de conversión de los corazones y de acercamiento a Dios a través de la oración.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email