Revista Ecclesia » Último número de ECCLESIA (4.081): Grietas que son luz
Destacada Iglesia en España Última hora

Último número de ECCLESIA (4.081): Grietas que son luz

Esta semana ECCLESIA profundiza en los misioneros españoles que entregan su vida en diferentes partes del mundo, allí donde más necesidad hay. A raíz de la presentación de la Memoria de OMP, José Ignacio Rivarés entrevista a la religiosa misionera en Camerún Pilar Cobreros:

  • «Aquí se vive con un horizonte muy amplio. Estamos colgados de la Providencia».
  • «Cuando pasa algo nos apoyamos más, hay más solidaridad, más hospitalidad. Hasta que uno no está aquí no se da cuenta»
  • «Hoy mismo hemos recibido una carta del ministro de Sanidad en la que por primera vez se nos habla de vacunación»
  • «Hay carestía y la dieta que llevan es pésima. La comida que puede hacer una familia es un puñadito de arroz con una salsita»
  • «La guerrilla está ahí. Desde la Iglesia se está pidiendo diálogo, diálogo y diálogo»

Además, en este número nuestro colaborador Asier Solana profundiza en el VII Centenario de la catedral de Burgos y en el VII Centenario de la catedral de Palencia.

Número 4.081

Puedes encontrar también:

  • Desde Asís. «La economía de Francisco» al servicio de la vida y la creación, por Eduardo Escobés
  • Los Premios Carisma «hacen historia y vida»
  • Entrevista a Antonio Viera, capellán del CIE en Gran Canaria: «Este premio pone la mirada en aquellos que nadie quiere ver», por Sara de la Torre
  • Menos estructura en León para caminar en sinodalidad
  • OMP agradece la generosidad de los españoles
  • Documentación
  • Claves vaticanas, por Ángeles Conde
  • EE.UU.: Luz verde al documento sobre la Eucaristía, por José Ignacio Rivarés
  • Brasil honra a los muertos de la covid, por J.I.R

Grietas que son luz. Así iluminan nuestros 10.629 misioneros que están viviendo en los lugares donde el dolor parece oscurecerlo todo. Una dosis constante de aliento y abrazo, conscientes de los peligros que asumen y priorizando su labor comunitaria. Por eso, ellos son testimonio de una fe encarnada y auténtica de la que todos somos partícipes desde nuestro bautismo. La grieta de nuestra #PortadaEcclesia simboliza el dolor de tantos lugares y circunstancias, dolor que se convierte en luz, porque también a través del sufrimiento Dios se cuela en nuestras vidas. Esa luz nos anima a sentir el envío a la misión, a dar sabor a Evangelio, a cada una de nuestras tareas, ya que todos tenemos un compromiso ante una sociedad que necesita ser transformada. La misión es adherirnos a Jesús y a su proyecto. De hecho, una Iglesia que no es capaz de salir de sí misma e ir a las fronteras, no es Iglesia.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa