veracruz santiago compostela

Traslado de los restos mortales y homenaje al misionero Miguel Ángel Benítez en Tocina, Sevilla

OMPRESS-SEVILLA (9-4-13) Este próximo domingo 14 de abril tendrá lugar, a las 18,00 horas, la celebración de una Eucaristía en la Parroquia de San Vicente Mártir de Tocina, Sevilla, con motivo de la exhumación, traslado y posterior enterramiento, en la Ermita de la Soledad de Tocina, de los restos mortales del sacerdote y misionero Miguel Ángel Benítez Gutiérrez que murió en Itacoatiara, en la Amazonia brasileña, el 31 de agosto de 2007.

Este misionero sevillano había sido nombrado hijo predilecto de la Villa de Tocina por lo que ese mismo día, en la Plaza de España, se dará lectura del acta del nombramiento y posterior imposición de la medalla. El párroco de San Vicente Mártir de Tocina, Jaime Conde Vaquero, señala que Miguel “ha sido fundamentalmente un sacerdote de fe profunda y enamorado del Evangelio. Su ilusión desde el primer día en el Seminario fue ir a Misiones para anunciar la Buena Noticia de Jesucristo a los más pobres y al mismo tiempo facilitarles los recursos necesarios para poder subsistir con dignidad. En este Año de la Fe, nuestra parroquia ha querido exaltar este hecho, como testimonio de un hombre, que se entregó a los demás hasta la muerte y que sigue siendo un referente en nuestro pueblo”.

El delegado de misiones de Sevilla, Eduardo Clemens, recuerda también cuando dos sacerdotes diocesanos Miguel y Paco, decidieron responder generosamente a la llamada del Señor a la misión ad gentes. “Era el 24 de marzo de 1980. El Salvador estaba en plena guerra civil y acababan de asesinar a Mons. Romero. Cuando nos enteramos en el Seminario, entonces yo estaba de Vicerrector, nos fuimos un grupo a la capilla a rezar. Después de la cena Miguel y Paco, quienes entonces cursaban sus primeros años de Filosofía, me dijeron que querían hablar conmigo. Nos reunimos los tres y pude percibir lo afectados que estaban, ya que tenían mucha inquietud misionera. Yo les dije ‘pues cuando un misionero muere mártir, otro debe ocupar su lugar…’. Desde entonces ya ardían por la misi

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.