Firmas Iglesia en España Nacional

Tras las huellas del Nazareno: lágrimas y perdón en Qaraqosh (Irak), testimonio del padre Naeem Ayub Shoshandy

Tras las huellas del Nazareno: lágrimas y perdón en Qaraqosh (Irak), testimonio del padre Naeem Ayub Shoshandy

Los programas de “Tras las Huellas del Nazareno”, de la Fundación EUK Mamie – HM Televisión, no son programas simplemente para ver, sino que son llamadas a la conversión, llamadas a que nuestra fe despierte y se robustezca con el testimonio de nuestros hermanos perseguidos a causa de su amor a Jesucristo. 

En estos momentos en los que el ejército iraquí, junto con combatientes kurdos y fuerzas aliadas, lucha por reconquistar la llanura de Nínive y parecen haber liberado, al menos parcialmente la ciudad de Qaraqosh, les ofrecemos un conmovedor testimonio. Quien nos habla es el Padre Naeem Ayub Shoshandy, joven sacerdote iraquí de 33 años, que no puede contener las lágrimas cuando nos describe la terrible huida en la noche del 6 de agosto de 2014, cuando la escalada de dificultades, secuestros y asesinatos de cristianos, culminó con la invasión de la llanura de Nínive, incluida su ciudad Qaraqosh, por parte del Estado Islámico. El P. Naeem recuerda el fuego de los morteros, los cuerpos sin vida de los niños que jugaban en la calle, y finalmente la decisión del Obispo de salir de Nínive, al frente de la comunidad cristiana, para salvar la vida. Y luego la llegada al Kurdistán, agotados, asustados… “Y… cuando llegamos allí… nos vimos en la calle…” Han sido dos años pasados en tiendas de campaña, en casetas prefabricadas metálicas, pasando toda clase de necesidades, pero compartiendo lo poco que tenían con los refugiados de otras religiones, incluídos musulmanes. El P. Naeem explica: “Tenemos estos problemas porque lo hemos dejado todo, absolutamente todo en nuestra ciudad, para poder salvar y mantener nuestra fe. Porque solo podíamos quedarnos en nuestra ciudad bajo tres condiciones: apostatar de nuestra fe y convertirnos al Islam, pagar la yizia o la muerte”.

Los cristianos iraquís llaman a los sacerdotes “los hijos de la resurrección”, no solo por sus desvelos en procurarles todo el alivio que pueden a nivel humano, sino sobre todo porque gracias a su labor espiritual, han conseguido que cada día triunfe la esperanza en los campos de refugiados del Kurdistán. 

Este sacerdote vio morir a su propio hermano a manos de los secuaces del Estado Islámico pero perdonó a los asesinos y no vacila ahora en afirmar: “(El perdón) me hace ser un cristiano de verdad, y no solo un cristiano de carnet de identidad”.

Merece la pena escuchar este testimonio y dejarse conmover por las lágrimas del P. Naeem. Ojalá estás lágrimas consigan ablandar nuestros endurecidos corazones, para poder recibir la lección de fe, de esperanza heroica, de confianza plena en Dios y de perdón que nuestros hermanos iraquís nos pueden ofrecer.

El testimonio completo del P. Naeem puede verse a través de este link:
https://www.eukmamie.org/es/tras-las-huellas-del-nazareno/item/4114-p-naeem-ayub-shoshandy

En la nota de prensa les envío un resumen de la intervención del P. Naeem y como adjunto les envío algunas fotografías.

Más testimonios de “Tras las Huellas del Nazareno” en este link:
https://www.eukmamie.org/es/tras-las-huellas-del-nazareno

Que el Señor les bendiga. Sigamos rezando por Irak, para que la precaria liberación de la llanura de Nínive se consolide y los cristianos puedan volver a sus ciudades, recuperar sus propiedades y rehacer sus vidas y la presencia de la Iglesia allí.

– – – – – – – – – – – – – –
Hna. Beatriz Liaño, S.H.M.
Directora de la Oficina de Prensa
Fundación E.U.K. Mamie
press@eukmamie.org

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email