Santa Sede

Traducción de los saludos del Papa Benedicto XVI tras la catequesis del miércoles 9 agosto 2012, dedicada a Santo Domingo de Guzmán

La figura litúrgica del día, Santo Domingo de Guzmán, estuvo en el centro de la reflexión de Benedicto XVI esta mañana en el marco de la celebración de la Audiencia General. En su catequesis el Pontífice arrojó luz sobre el peculiar modo de orar de esta santa figura del siglo XIII, fundador de la Orden de los Padres Predicadores. “Santo Domingo nos recuerda que al origen del testimonio de fe que cada cristiano debe dar en familia, en el trabajo y en el compromiso social, así como en los momentos de distensión, se coloca la oración como contacto personal con Dios, que es lo que nos da fuerza para vivir intensamente cada evento y en especial los más sufridos”. 

En efecto en su breve catequesis pronunciada en Castel Gandolfo y solo en idioma italiano, el Papa aludió a que Santo Domingo de Guzmán con sus actitudes nos enseña la importancia de las actitudes exteriores de nuestra propia oración.

Benedicto XVI ha saludado después en distintas lenguas a los peregrinos llegados a Castel Gandolfo. En francés el Santo Padre ha dicho que “en la escuela de santo Domingo de Guzmán podremos ser amantes de Dios, imitadores de Cristo, hombres y mujeres de oración, savia protectora de nuestras acciones y de nuestro testimonio”. El Papa ha invitado en este tiempo de vacaciones, a que nos dejemos guiar más por el Espíritu Santo, para profundizar nuestra comunión con Dios y con los demás

En su saludo en inglés, Benedicto XVI ha insistido en la fiesta de Santo Domingo, el fundador de la Orden de Predicadores. “En su vida, -ha afirmado el Pontífice- Santo Domingo fue capaz de combinar la oración constante y fervorosa con la actividad en el servicio del Señor y su Iglesia. Con su ejemplo y su intercesión, puedan todos redescubrir la importancia y la belleza de la oración diaria, y dar testimonio gozoso de nuestra fe en Cristo Salvador”.

Dando la bienvenida a los peregrinos de lengua alemana Benedicto XVI ha recordado que Santo Domingo, “era un hombre de oración, que siempre hablaba con Dios. La relación con Dios en la oración fortalece nuestra fe y nos da fuerza en los desafíos de la vida”.

Al saludar a los fieles de lengua portuguesa y recordar la festividad de Santo Domingo, el Papa ha subrayado que “la oración abre la puerta de nuestra vida a Dios y en ella Dios nos enseña a salir de nosotros mismos al encuentro de los demás, participando todos en la presencia luminosa de Dios, que habita en nosotros”.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Traducción de los saludos del Papa Benedicto XVI tras la catequesis del miércoles 9 agosto 2012, dedicada a Santo Domingo de Guzmán, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email