Revista Ecclesia » Torreciudad: fin de semana de cultos marianos, cultura y familia
torreciudad
Iglesia en España

Torreciudad: fin de semana de cultos marianos, cultura y familia

Torreciudad: fin de semana de cultos marianos, cultura y familia

Este fin de semana en el santuario de Torreciudad la cultura y la familia cobran especial protagonismo en torno a la popular festividad de la Asunción de la Virgen. El sábado 16 de agosto, a las 19:00 h., tendrá lugar con entrada libre la segunda actuación del Ciclo Internacional de Órgano de Torreciudad, con el quinteto zaragozano “El Trovar” como protagonista, una apuesta por los valores del territorio.

Está formado por Carolina V. Pimpinela (flautas de pico), Sergio Franco (violín), Juan Bernués (violín), Laura Lafuente (violoncello) y Saskia Roures (continuo), que interpretarán un repertorio centrado en los siglos XVI y XVII en el que destacan compositores poco habituales en este tipo de programas como es el caso de los italianos Cima, Bassano, Monteverdi o Rognoni.

El domingo 17 de agosto se celebra la festividad de la Virgen de Torreciudad, con el tradicional pesaje de bebés en la antigua ermita al que están invitadas todas las familias que quieran presentar a la Virgen a sus hijos nacidos durante el último año. Pueden avisar a la Oficina de Información del santuario con unos días de antelación en el 974 – 30 40 25 o eninfo@torreciudad.org. Los actos comenzarán a las 11:00 h. con una misa en la que cantará la soprano de Barbastro Ruth Repáraz Vallés, que también llevará a su hijo Nicolás, de 10 meses, al pesaje en la ermita. A las 12:00 h. comenzará la romería encabezada por la Virgen Peregrina y los trajes regionales y se cantarán los Gozos de la Virgen de Torreciudad en el interior de la ermita. Los padres que presenten a sus hijos se dirigen al zaguán, se inscriben si no lo habían hecho y esperan a ser llamados por la megafonía. Comienza entonces el ofrecimiento y pesaje de los niños, y la tradición consiste en que los padres hacen una ofrenda, según el peso del niño, de modo que ambos (ofrenda y niño o niña) se colocan en los platos de la balanza para equilibrarla. Esta ofrenda suele consistir en algún producto de la tierra, aceite, frutos, hortalizas, etc. A cada bebé se le obsequia con un recordatorio, una medalla y se le envían las fotografías. Al finalizar, se hace una foto de recuerdo de todos los bebés con sus padres y se procede al esperado reparto de “la caridad” (torta y vino) entre todos los asistentes.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa