Revista Ecclesia » Tolerancia cero con la mutilación femenina
Tolerancia cero con la mutilación femenina
Internacional Última hora

Tolerancia cero con la mutilación femenina

El 6 de febrero se conmemoró el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina. Según Naciones Unidas, al menos 200 millones de mujeres y niñas en 30 países han sido sometidas a la mutilación genital femenina. Entreculturas en los últimos 5 años ha atendido a más de 48.000 niñas en 37 países a través del programa «La Luz de las Niñas», que pretende garantizar el respeto por los derechos de las niñas y hacer de la escuela un espacio de aprendizaje para ellas, reforzando su papel en el desarrollo comunitario.

Gracias al programa, hasta el 2019, la escolarización de las niñas en Guéra ha aumentado aproximadamente en un 3%-4% cada año y se ha logrado reducir el abandono escolar. Los espacios de formación en salud sexual e higiene menstrual, además de capacitar a niñas y mujeres, han permitido que se hable de temas como la pubertad, la menstruación o la mutilación genital femenina, algo que hasta ahora era completamente tabú. Poco a poco y gracias a las distintas actividades, las niñas están tomando un papel cada vez más relevante en las escuelas, siendo conscientes de sus derechos.

No es una tradición, es violencia

La cantante Rozalén, premio ¡Bravo! de música 2020, colabora con la ONG y junto con la intérprete de lenguaje de signos, Beatriz Romero, visitaron el país africano Chad, «uno de los países más difíciles para ser niña», según apunta la ONG, debido a la violencia que sufren, especialmente cuando son forzadas a sufrir la mutilación genital femenina, que «no es una tradición, es violencia».

«Desde Entreculturas estamos centrados en ayudar a las niñas que viven amenazadas por la violencia y que están en entornos de vulnerabilidad, donde dos de cada cinco niñas aún se enfrentan a este tipo de prácticas », explica la directora de relaciones institucionales de Entreculturas, Raquel Martín.

En este país africano, que tiene más de siete millones de habitantes, la mutilación genital femenina está castigada con multas y penas de cárcel pero aún se siguen realizando de manera clandestina porque «hay una ley que es más difícil de cambiar que las legisladas por las instituciones, que son las tradiciones culturales.

La Luz de las Niñas

Hemos atendido ya a más de 48.000 niñas, con nombre y apellidos, con las que Entreculturas llevamos trabajando ya 5 años en 17 países de América Latina y África como Chad, Congo, República Centroafricana, Honduras, Haití o Guatemala y en contextos de extrema exclusión, comunidades indígenas, periferias urbanas, campos de personas refugiadas. Por ejemplo, en la región de Guéra, en Chad, el programa La Luz de las Niñas está siendo clave para garantizar el respeto por los derechos de las niñas, para hacer de la escuela un espacio de aprendizaje para ellas y reforzar su papel en el desarrollo comunitario. Guéra es una de las zonas con los índices más altos de mutilación genital femenina, ya que en la región el 90% de las mujeres han sido mutiladas.

«Pienso que la mutilación genital femenina es una forma de tortura, pues se hace contra la voluntad de las niñas y les causa gran daño. La educación es importante en la lucha contra la mutilación genital femenina porque permite a las niñas conocer sus derechos, sus responsabilidades y su importancia en la sociedad». Así lo señala Erbye Deepe, monitora comunitaria de Fe y Alegría Chad en Mongo, capital de la región.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa