Iglesia en España Última hora

Toledo vive su Corpus «intramuros»

«El Corpus es “Dios en la calle” un Dios al que “le encanta la gente” y que “no se puede arrinconar». Con estas palabras ha comenzado su homilía el arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, en una celebración atípica en el interior de su catedral por las medidas sanitarias a las que obliga el coronavirus.

Ha sido «el primer Corpus» que Cerro ha presidido como arzobispo primado,  aunque ha explicado que conocía la celebración de su etapa como seminarista y se ha mostrado «muy feliz», pese a que ha admitido que «no hemos tenido jamás una experiencia de este tipo» y ha confiado en que «no la volvamos a tener».

El prelado ha recordado que «la presencia de Jesús en la calle» tiene que traducirse en el acompañamiento «a los pobres, a los que sufren», porque la misericordia de Dios «no quiere vivir al margen de nadie».

La catedral, llena al 50%, ha acogido esta celebración a la que solo han asistido algunas autoridades y una pequeña representación de cada uno de los capítulos y de las cofradías que habitualmente participan en la solemne procesión, el obispo emérito de Segovia, Ángel Rubio, así como del clero de la ciudad y cinco representantes de cada una de las parroquias del arciprestazgo de la ciudad de Toledo.

Por razones de seguridad, la santa misa se celebró en el altar que se instaló en un estrado situado delante de la Puerta de los Leones, bajo el órgano del Emperador, como se suele hacer para las ordenaciones sacerdotales y para la celebración de la fiesta de la Virgen del Sagrario. La carroza con la custodia de Arfe ocupó el lugar que habitualmente ocupa la carroza con la imagen de la Virgen del Sagrario el día de su festividad

Finalizada la santa misa, el Santísimo Sacramento fue llevado en procesión, en la custodia de Arfe, por el interior de las naves del templo primado. En la procesión solo participaron los miembros del cabildo, hasta llegar a la Puerta de Reyes. En ese momento, en el atrio exterior, el arzobispo impartió la bendición a la ciudad.

Santa Misa y procesión del domingo, 14 de junio

Como todos los años, el Santísimo quedará expuesto en la custodia durante el viernes y el sábado, al finalizar la santa misa de coro y hasta la oración de vísperas.

El domingo, 14 de junio, solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, Don Francisco Cerro, presidirá la santa misa en la catedral, a las doce del mediodía.

Seguidamente quedará expuesto el Santísimo Sacramento en la Custodia, hasta las siete de la tarde. A esa hora comenzará la oración de vísperas, a la que seguirá la procesión eucarística por el interior del templo.

Print Friendly, PDF & Email