Diócesis Iglesia en España Noticias

Toledo: Retiro por el Mes Misionero Extraordinario

La parroquia de Villacañas acoge el Retiro Misionero de la Vicaría de La Mancha, recordando a tres misioneros naturales de este municipio toledano.

Monseñor Braulio: “Es tan hermoso y tan grande ser cristiano que no podemos guardarlo para nosotros mismos: seamos discípulos misioneros”

En la semana central de preparación de la Jornada Mundial de las Misiones, que se celebra el próximo 20 de octubre, Villacañas ha acogido un participativo retiro misionero presidido por el arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, que ha estado acompañado por el vicario episcopal de La Mancha, Emilio Palomo Guío, el arcipreste y párroco de Villacañas, Luis Lucendo, y el Delegado de Misiones, Jesús López Muñoz.

Toledo, 17 de octubre de 2019
archidiócesis de Toledo

            La archidiócesis de Toledo se encuentra en “marcha misionera”, avanzando hacia la celebración de la Jornada Mundial de las Misiones, el próximo domingo 20 de octubre, enmarcada en el Mes Misionero Extraordinario, que convocado por el Papa Francisco ha provocado una dinámica misionera que moviliza a todos los fieles toledanos para vivir con más entusiasmo misionero el día a día pastoral.

En la semana central de preparación del DOMUND, como se conoce en España a la Jornada Mundial de las Misiones, Villacañas ha acogido un participativo retiro misionero, en el que se daban encuentro diferentes realidades eclesiales y pastorales de la Vicaría de La Mancha.

El arzobispo de Toledo, monseñor Braulio Rodríguez Plaza, que presidía el retiro misionero, ha destacado que la “Alegría del Evangelio, la alegría de lo que significa creer en cristo y vivir la vida cristiana no tiene parangón, no tiene comparación”, por eso hacía una invitación a vivir la oración misionera en cada momento de la vida, como modo de ponerse siempre a disposición de la misión y de la responsabilidad que todos y cada uno de los fieles cristianos poseen.

Junto al Arzobispo toledano se encontraban el Vicario Episcopal de La Mancha, Emilio Palomo Guío, el Arcipreste y Párroco de Villacañas, Luis Lucendo, el Delegado de Misiones, Jesús López Muñoz, el Vicario Parroquial de Villacañas, Alberto Ramos, además de numerosos sacerdotes de la Vicaría de La Mancha y fieles llegados de varias parroquias.

A todos ellos se dirigía Mons. Braulio Rodríguez Plaza cuando insistía en la importancia de “la misión de todos nosotros como discípulos misioneros y la misión que llamamos ad gentes, pero sin olvidar que la misión pertenece a todo el Pueblo de Dios y no está limitado a los obispos ni a los sacerdotes”.

En referencia a la misión ad gentes, Mons. Rodríguez Plaza recordaba a tres misioneros naturales de Villacañas, como el Padre Juan López, fallecido en abril del 2018, que durante cuarenta años sirvió al Evangelio en Chile, el Padre Félix Zaragoza, también destinado en Chile, y el Padre Gustavo Molina, que en la actualidad se encuentra en Perú.

Desde el recuerdo a estos misioneros y a todos los de la Archidiócesis de Toledo, en la actualidad 133 misioneros repartidos por todo el mundo, el Arzobispo de Toledo alertaba sobre “la idea tan romántica que muchas veces tenemos sobre las misiones, pero que no nos damos cuenta de que no se trata simplemente de ir allí y decir todo nosotros desde Europa, pensando que llevamos todo y qué cosas hacemos… ¡qué no!, que allí está Cristo, pero que hace falta que lo conozcan, por nuestra actividad y porque nosotros formamos parte de esa carne transfigurada de Cristo”.

Mons. Braulio Rodríguez pedía que “nos alcance la presencia de los más pobres y sobre todo los que no conocen a Cristo, para que Dios nos conceda la gracia de encontrarnos a Cristo y llevarlos a los demás, los de cerca y los de lejos, por eso os digo que la Iglesia os necesita sin duda”. Interpelaba el Arzobispo, “¿sientes tuyo el Evangelio y la persona de Jesús para llevarlo a nuestra sociedad hasta el fin del mundo?”, proseguía afirmando que “claro, a veces pensamos que esta realidad es para otros, pero no, es una llamada para todos, desde la unión con Cristo, porque Él es el primer y el más grande evangelizador, no hay otro más grande”.

“Es tan hermoso y tan grande ser cristiano que no podemos guardarlo para nosotros mismos: seamos discípulos misioneros”, eran las palabras con las que monseñor Rodríguez Plaza redondeaba su intervención durante el retiro misionero celebrado en Villacañas, haciendo un claro llamamiento “para vivir el DOMUND, colaborando con nuestra aportación económica pero también con nuestra oración, porque en este Mes Misionero Extraordinario necesitamos todas vuestras oraciones, todas nuestras oraciones, para que la misión de la Iglesia siga sintiendo la vitalidad del Espíritu Santo”.

El Arzobispo de Toledo concluía agradeciendo “vuestras muchas oraciones, para que mi salud esté ahora como está de bien, sintiendo alegría por poder visitar esta parte de nuestra diócesis, concentrada de algún modo en la parroquia de Villacañas, en esta Vicaría de La Mancha”.

Este fin de semana la Dirección Diocesana de Obras Misionales Pontificias de Toledo y la Delegación Diocesana de Misiones de Toledo han preparado con alegría los actos centrales del Mes Misionero Extraordinario, que consistirán en una Vigilia de Oración, el próximo sábado 19 de octubre, a las 20:00 horas, en el Seminario de Toledo, y la celebración de la Santa Misa por el DOMUND, que tendrá lugar a las 12:00 horas, en la Santa Iglesia Catedral Primada, presidida por el Arzobispo de Toledo.

Además, en la recta final del Mes Misionero Extraordinario, el próximo jueves, 24 de octubre, Illescas acogerá el último retiro misionero de la Vicaría de la Sagra, y el 27 de octubre, a las 12:00 horas, la Santa Iglesia Catedral Primada acogerá un acto de envío misionero diocesano, para todas las realidades eclesiales de la Archidiócesis de Toledo, que presidido por el Arzobispo de Toledo será el punto final del Mes Misionero Extraordinario en la Archidiócesis de Toledo.

Print Friendly, PDF & Email