Blog del director Especiales Ecclesia Papa Francisco Papa Francisco Papa Francisco a Corea

Todo ante el viaje del Papa Francisco a Corea: ¡Levántate y resplandece, Iglesia en Corea!

francisco-jovenes-coreanas

 

 

Todo ante el viaje del Papa Francisco a Corea: ¡Levántate y resplandece, Iglesia en Corea!

Visita apostólica del Papa Francisco, del 13 al 18 de agosto, con ocasión de la VI Jornada de la Juventud Católica Asiática y la beatificación de 124 mártires coreanos

El Papa Francisco visita Corea del Sur del 13 al 18 de agosto. Es su tercer viaje internacional. Es la primera de sus citas con el Extremo Oriente. En el corazón del mes de enero próximo, viajará a Sri Lanka (del 12 al 15) y a Filipinas (del 15 al 19).

Dos son los grandes reclamos del periplo papal a Corea: la VI Jornada Asiática de la Juventud y la beatificación de 124 mártires coreanos del siglo XIX. El catolicismo coreano tiene menos de 230 años y es, con todo, el más emergente de toda la Iglesia, el que más crece proporcionalmente. Como emblemático dato al respecto, y como luego veremos, el número de seminaristas mayores se sitúa en torno a 1.500, casi doscientos más que en España y eso que la población católica de Corea no llega a los seis millones de personas. San Juan Pablo II visitó Corea del Sur en dos ocasiones: en 1986 y en 1989.

Con todo, la mitad de la población de Corea del Sur, el decimotercer país más desarrollado y rico de la tierra, dice no profesar ninguna religión. Las heridas de la guerra de hace sesenta años con Corea del Norte y las pésimas relaciones institucionales recíprocas sigue llamando a la reconciliación y a la paz, aspecto esto que tendrá también su reflejo en el viaje papal, cuya misa de clausura, del lunes 18 de agosto, será precisamente por la paz y la reconciliación.

corea del sur

Apuntes sobre Corea del Sur

Corea del Sur ocupa la parte sur de la península de Corea, e se extiende unos 1.100 kilómetros desde el continente asiático. Esta península montañosa está flanqueada por el mar Amarillo al oeste y el mar del Japón hacia el este, siempre dentro del Océano Pacífico. En el extremo sur, se encuentra el  estrecho de Corea y el mar de China Oriental.

La península de Corea logra su independencia del Imperio del Japón en 1919. En  la II Guerra Mundial, Japón vuelve a anexionarse el país y el 15 de agosto de 1945 es la fecha de la rendición japonesa y la vuelta a la independencia coreana. En 1948,  tras la citada segunda guerra mundial, como consecuencia de la división de la península entre los soviéticos y los estadounidenses, surgieron dos nuevas entidades: Corea del Norte y Corea del Sur. La comunista Corea del Norte invadió la occidentalista Corea del Sur en 1950. Durante tres años tuvo lugar la Guerra de Corea, que dejó dos millones y medio de víctimas mortales. El armisticio de 1953 dividió la península a lo largo de la zona desmilitarizada Corea, cerca de la línea de demarcación original. Ningún tratado de paz fue firmado, por lo que técnicamente los dos países continuaron en guerra. El marxismo y el maoísmo se apoderaron de Corea del Norte, donde todavía hoy pervive uno de los regímenes políticos más totalitarios y crueles del mundo.

La República de Corea o Corea del Sur es el veintiséis país más poblado de la tierra con cincuenta millones de habitantes. Con una extensión de 99.720 kilómetros cuadrados, es el país número 108 más grande. Su PIB (producto interior bruto) se sitúa entre los quince primeros países, con una renta per cápita de 35.000 dólares por habitante.  Corea del Sur está clasificado como  país desarrollado por la ONU, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional  También se encuentra entre los países más avanzados tecnológicamente y mejor comunicados. E es el tercer pais con mayor número de usuarios de internet y es uno de los líderes globales en producción de aparatos electrónicos, dispositivos semiconductores y teléfonos móviles. También cuenta con una de las infraestructuras más avanzadas en el mundo y líder mundial en la industria de la construcción naval y una de las emergentes en la industria de automóviles.

Casi la mitad de la población surcoreana confiesa que no tener preferencia religiosa. Los cristianos son el 30% (18,3% cristianos no católicos y 10,7% católicos). La siguiente religión es el budismo, con unos diez millones de seguidores. El budismo se introdujo en Corea en el año 373. Hay también una minoría islámica. El Islam cuenta con poco menos de 30.000 seguidores nativos, además de algunos 100.000 trabajadores extranjeros residentes en países musulmanes, especialmente Bangladés y Pakistán.

papa-vieje-a-corea

Convocatoria y contexto de la visita papal

El 10 de marzo de 2014, el Vaticano y la Conferencia Episcopal Coreana, presidida por monseñor Peter Kang U-il, anunciaban: «Aceptando la invitación recibida del presidente de Corea y de los obispos coreanos, Su Santidad el Papa Francisco realizará un viaje apostólico a la República de Corea del 14 al 18 de agosto de 2014, con ocasión de la VI Jornada de la Juventud Asiática, que se celebrará en la diócesis de Daejeon».

La visita del Papa a Corea estará centrada en el mensaje: «¡Levántate y resplandece!» (Is 60, 1). El Santo Padre participará en la VI Jornada de la Juventud Asiática, que se celebrará del 13 al 17 de agosto en la diócesis de Daejeon. Con esa ocasión, el Papa Francisco hablará a la juventud católica de Asia y presidirá la misa del 15 de agosto. También se reunirá, el día 16, con los niños discapacitados del «Flower Neighborhood», uno de los centros asistenciales católicos más conocidos del país.

La visita papal a Corea será la primera en 25 años, tras la anterior del Papa Juan Pablo II. Este, en 1986, celebró el 200º aniversario de la Iglesia católica en Corea y canonizó a 103 mártires coreanos; cinco años después, en 1989, volvió a visitar el país  para asistir al XLIV Congreso Eucarístico Internacional.

papa francisco a corea

Lema y logotipo

El logotipo escogido, que representa unas llamas y un barco, simboliza la expresión bíblica «¡Levántate y resplandece!» (Is 60, 1), y significa la exigencia de levantarse como unas olas y de alumbrar al mundo como unas llamas.

Los colores rojo y azul del fuego que arde dinámicamente representan a la Corea actualmente dividida, que debería asumir un papel crucial en el conjunto de Asia. Las formas y los colores armoniosos de las llamas que se unen encarnan el deseo de que el sur y el norte de Corea se unifiquen y alcancen la paz y la unidad.

El barco con forma de olas y de cuchillas significa la Iglesia que está en Corea, fundada sobre el sacrificio de los mártires. Su color azul claro indica la misericordia divina, amplia como el mar. Considerado en conjunto, el logotipo significa que debemos levantarnos como olas con el fin de llevar unidad y esperanza allí donde prevalecen la división y la desesperanza.

Los fieles de la Iglesia católica que está en Corea, fundada sobre la sangre de numerosos mártires, deseamos  seguir la espiritualidad martirial de nuestros antepasados. Siguiendo dicha espiritualidad, queremos ser luz para nosotros y para nuestros vecinos, y llevar aún más allá la luz de la fe: a la Iglesia universal, especialmente a los más pobres y a los más marginados.

corea norte

Itinerario y programa

El Papa saldrá el miércoles 13, a las 16:00 horas, del aeropuerto romano de Fiumicino y llegará el jueves 14 a las 10:30 de la mañana a Seúl. Después de celebrar la misa en privado en la nunciatura apostólica efectuará esa tarde una visita de cortesía a la presidenta de la República,Park Geun-hye, y se encontrará con las autoridades del país ante las que pronunciará un discurso en la Blue House. La primera jornada concluirá con el encuentro con los obispos de Corea en la sede de la Conferencia Episcopal.

El viernes, solemnidad de la Asunción, se trasladará en helicóptero a Daejeon donde celebrará la eucaristía en el World Cup Stadium. Posteriormente almorzará con los jóvenes en el seminario mayor y desde allí irá en helicóptero al santuario de Solmoe para encontrarse con los jóvenes del continente asiático, regresando a Seúl a última hora de la tarde.

El sábado, 16, visitará el santuario de los Mártires de Seo So mun y a las 10:00 presidirá la santa misa de beatificación de Paul Yun Ji-Chung y 123 compañeros mártires en la Puerta de Gwangwamun en Seúl. Acabada la ceremonia se trasladará, siempre en helicóptero, a Kkottongnae donde visitará la House of Hope (Casa de la Esperanza), un centro de recuperación para los discapacitados. Poco más tarde, encontrará a las comunidades religiosas de Corea en el Training Center School of Love. A las 18:00  horas en el Centro de Espiritualidad, verá a los responsables del apostolado laicos para volver a Seúl alrededor de las 19:00 horas.

Haemi será el centro de la actividad del Papa el domingo 17, cuando se encuentre con los obispos de Asia en el santuario de esa localidad. Después de almorzar con los prelados, Francisco celebrará a las 16:30 horas la santa misa de clausura de la VI Jornada Mundial de la Juventud Asiática en el castillo de Haemi desde donde volará a Seúl.

El lunes, 18 de agosto, el Papa empezará su último día en Corea encontrándose con los líderes religiosos en el palacio de la antigua curia de la archidiócesis de Seúl. A las 9:45 horas celebrará la misa por la paz y la reconciliación en la catedral de Myeong-dong. A las 12:45 horas en la base aérea de Seúl tendrá lugar la ceremonia de despedida y a las 13:00 emprenderá el vuelo de regreso a Roma. La llegada del Santo Padre al aeropuerto de Roma-Ciampino está prevista a las 17:45 horas del lunes 18 de agosto. Todos los horarios citados son los locales. Esto es, hora de Italia o de Corea. La diferencia horaria es de siete horas más en Corea que en Italia y también en España.

Corea, la Iglesia católica que más crece

He aquí algunos datos estadísticos de la Iglesia Católica en ese país, actualizados al 31 de diciembre de 2013, y procedentes de la Oficina Central de Estadística de la Iglesia.

La República de Corea cuenta con una superficie de 99.268 km2 y una población de 50.220.000 de habitantes de los que 5.393.00 son católicos -el 10,7% de la población-. Hay 16 circunscripciones eclesiásticas, 1.673 parroquias y 843 centros pastorales. Realizan las tareas de apostolado 35 obispos, 4.261 sacerdotes, los religiosos son 516 y las religiosas 9.016; los diáconos permanentes 10. Hay 56 miembros laicos de Institutos seculares, 123 misioneros laicos y 14.195 catequistas. Los seminaristas menores son 395 y los mayores 1.489.

Asimismo, la Iglesia Católica cuenta en la República de Corea con 328 centros educativos de todos los niveles en los que estudian 221.020, además de 49 centros de educación especial. Existen también 200 centros asistenciales de propiedad de la Iglesia o dirigidos por eclesiásticos: 40 hospitales, 4 ambulatorios, 9 leproserías, 513 casas para ancianos y minusválidos, 277 orfanatos y guarderías y 83 consultorios familiares y centros para la protección de la vida.

federico-lombardi

Declaraciones de Lombardi ante el viaje

El padre Federico Lombardi, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, ofreció un encuentro informativo con periodistas, en el mediodía del jueves 7 de agosto, ante la visita apostólica del Papa Francisco a Corea, prevista del 13 al 18 de agosto.

El padre Lombardi recordó que desde noviembre de 1999, ningún Papa regresaba a la gran Asia, a la Asia central y oriental. Fue Juan Pablo II, quien sí viajó después a Oriente Medio, como también lo hicieron Benedicto XVI y el mismo Francisco. Benedicto XVI viajó, asimismo, en julio de 2008, a Oceanía, concretamente a Australia, para la JMJ 2008 Sídney.

Lombardi destacó los tres grandes ejes de la visita apostólica de Francisco. El primero de ellos es su participación en la VI Jornada de la Juventud Asiática Católica; el segundo, la beatificación de 124 mártires coreanos del siglo XIX, iniciadores de la fe cristiana en el archipiélago; y en el tercer lugar, servir a la paz y a la reconciliación entre las dos Coreas, separadas violentamente desde hace seis décadas.

Lombardi recordó que la historia de la Iglesia en Corea es muy “particular” porque no nace de los “misioneros que vienen de otros países” sino de “laicos que escuchan hablar del cristianismo y se interesan por la búsqueda de la verdad”. Es una historia de martirio impresionante porque durante un siglo los católicos son martirizados por considerarse que estaban en oposición con el sistema social y cultural de la época”. Y dado el actual auge del cristianismo en Corea, la Iglesia coreana se está planteando, según Lombardi, enviar misioneros a Mongolia.

Lombardi ofreció asimismo algunas cifras de la visita papal: 11 horas de vuelo aéreo, siete horas de diferencia en el huso horario (siete horas más en Corea que en Italia y en España), 11 discursos (cuatro en inglés y siete en italiano), 23 países asiáticos participantes en la VI Jornada de la Juventud Católica Asiática y más de dos mil jóvenes participantes.

Lombardi confirmó que la Santa Sede invitó al gobierno de Corea del Norte a enviar alguna representación a la misa del 18 de agosto, la misa por la paz y la reconciliación en la catedral de Myeong-dong, y que la negativa ha sido la respuesta norcoreana, añadiendo, además, que no permitirá a sus ciudadanos participar en ningún evento previsto en esta visita.

Asimismo, el portavoz vaticano descartó que la Santa Sede medie en las relaciones entre las dos Coreas, recordando que el arzobispo de Seúl es asimismo el administrador apostólico de Pyongyang, la capital de Corea del Norte, y que es a él a quien le corresponde y compete esta misión. También Lombardi anuncio que no que está previsto que el Papa Francisco se acerque  las fronteras entre las dos Coreas.  Exactamente estas fueron sus palabras: “No ha sido tomado en consideración un gesto en la frontera entre Corea del Norte y del Sur, como el que el Papa tuvo en Tierra Santa, cuando rezó en el muro de división entre Israel y Palestina. Aunque es poco probable, sabemos que a Francisco le gusta sorprender”, ponderó Lombardi.

Sí habrá un encuentro del Santo Padre con los familiares de las víctimas del naufragio del barco Sewol, siniestrado en abril pasado. 350 de los pasajeros del ferry eran estudiantes. El número total de pasajeros ascendía a 475. La catástrofe acabó con la vida tres centenares de personas. Y también está previsto un encuentro del Papa Francisco, en la misa de clausura del viaje, con una delegación de la “Comfort women”, las mujeres abusadas por  japoneses durante la guerra. Según Lombardi, el Papa también rezará por las víctimas del aborto en un jardín en Seúl dedicado a los niños no nacidos

Dado que el Papa Francisco sobrevolará territorio chino, ¿enviará un telegrama al presidente de China? Fue otra pregunta formulada a Lombardi, quien afirmó no disponer todavía de la respuesta definitiva al respecto. “Si hay un telegrama para China, ya veremos cuál su contenido”, afirmó.

Con motivo del viaje del Papa a Corea del Sur,  Lombardi informó que será inaugurada en Seúl la exposición “La belleza del Cristianismo”, que reúne hasta 50 obras pertenecientes a la catedral de Florencia y a los Museos Vaticanos, entre otros, que ilustran la estructura de la fe cristiana a través de esculturas, dibujos y objetos litúrgicos. La muestra ha sido organizada por el National Palace Museum of Korea y la Opera de la Catedral de Florencia.

En este viaje, el Papa llevará como invitado especial a un empleado de la central telefónica en representación de los trabajadores del Vaticano, cuyo esfuerzo aprecia mucho y desea manifestar en público.

Las tres claves según Lombardi

Antes de iniciar con sus declaraciones, el padre Lombardi ha leído la oración de agradecimiento por la visita del Papa Francisco a Corea y por la Beatificación de los Mártires Coreanos. El padre Lombardi ha notado cómo en esta Oración se han tocado casi todos los puntos principales de la próxima visita del Papa.

El viaje a Corea – ha recordado – es el tercer viaje internacional del Papa Francisco, después de Brasil y de Tierra Santa. Es la tercera vez – ha continuado el padre Lombardi – que un Papa va a Corea: Juan Pablo II había ido dos veces, en 1984 y en 1989. Los motivos del viaje del Papa Francisco se concentran sobre todo en tres temas. El primero, que ha dado inicio a la proyección de este viaje, ha sido la Jornada de la Juventud Asiática, que se realiza en agosto en Corea. Se esperan alrededor de dos mil jóvenes, que representan a 23 países de Asia. El padre Lombardi ha narrado la anécdota que dio origen a este viaje y ha dicho: “cuando el Papa estaba en Río – en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud – Mons. Lazzaro You Hueng-sik, Obispo de Daejeon, lo ha invitado a la Jornada de la Juventud Asiática, ha tomado valor y ha dicho: “Yo intento invitar al Papa. Y veremos que sucede…” y entonces el Papa, que ya tenía en mente a Asia como una prioridad, ha acogido esta buena ocasión para decir “sí”. Ha meditado y ha dicho: “¡Si voy!”.

Esta es la sexta Jornada de la Juventud Asiática, ha recordado el padre Lombardi, la idea de la Jornada Asiática nace durante la Jornada Mundial de la Juventud de Czestochowa, en la cual los jóvenes asiáticos que habían participado estaban muy contentos y se dijeron: “¿Por qué no hacemos también nosotros alguna cosa en Asia? Además de la Jornada de la Juventud Asiática con sus dos mil representantes de 23 países, también existe una Jornada de la Juventud Coreana, en esta misma ocasión con casi cuatro mil jóvenes. Al final se calculan en total casi seis mil jóvenes. La segunda ocasión de este viaje – ha dicho el padre Lombardi – es obviamente el encuentro con la Iglesia católica coreana, que es una iglesia bastante dinámica. El único país – como sabemos – en Asia Oriental con mayoría católica es Filipinas, en los otros países los cristianos católicos son minoría, pero en Corea son una consistente minoría. Una minoría de alrededor del 10 por ciento. La Iglesia coreana, ha señalado el padre Lombardi, es muy dinámica y con un fuerte crecimiento en los últimos años: con una media de cien mil bautismos por año. Es una Iglesia que hoy se presenta también como misionera, comprometida a enviar misioneros: ha realizado un gran servicio en Mongolia, así como en otras partes del mundo. Una Iglesia dinámica que se propone como activa y misionera.

Finalmente la tercera ocasión de este viaje es el evento que concierne a la vida de la Iglesia en Corea – ha proseguido el padre Lombardi – es la Beatificación de 124 mártires. Vale la pena recordar, en preparación a este viaje, la historia de la Iglesia en Corea, porque es una historia muy característica y particular, del cual se harán muchas referencias en los discursos del Papa y de otras personas.

La Iglesia en Corea no nace de la predicación de los misioneros que vienen del exterior, sino que nace de los laicos que escuchan hablar y se interesan en la búsqueda de la verdad y salen a buscar y reciben informaciones fundamentales sobre la fe cristiana y católica en China; encuentran ahí los resultados de la predicación de Matteo Ricci y de los jesuitas que habían ido a China, que habían producido una literatura de formación cristiana. Los coreanos escuchan hablar de esto, van a buscar ahí los textos de referencia y luego estudian estos textos. La fe cristiana – ha recordado el padre Lombardi – nace en un modo muy original de esta búsqueda de la verdad conducida por círculos, en especial por un circulo de sabios, de jóvenes laicos que buscan profundizar este mensaje y luego se hacen cristianos, enviando además a uno de ellos a Pekín para bautizarse. Es un desarrollo muy original de la Iglesia en Corea. Además el padre Lombardi ha recordado que la historia de la Iglesia en Corea es una historia de terrible e impresionante martirio, porque por mucho tiempo – por más de un siglo – los cristianos, los católicos han sido martirizados porque eran considerados como opositores, no coherentes con el sistema social y cultural de Corea de aquel tiempo. Es una historia de miles y miles de mártires. Concluyendo ha dicho el padre Lombardi, la historia de la Iglesia en Corea ha tenido dos características que se tienen que considerar: un inicio laical y el martirio.

papa Corea

Oración oficial  preparatoria

 Padre amoroso celestial:

Te damos gracias por las bendiciones que otorgas

a la Iglesia católica que está en Corea,

 una Iglesia nacida sin ayuda de misioneros.

 

Te damos gracias por la visita del Papa Francisco,

apóstol de la paz, a Corea,

y por la beatificación de mártires coreanos.

 

Te damos gracias, asimismo,

por la oportunidad de Nueva Evangelización

que supone el encuentro, en Corea, de jóvenes asiáticos

con motivo de la Jornada de la Juventud Asiática.

 

Ayúdanos a imitar el espíritu de los mártires

 y a afanarnos con entusiasmo renovado por la fe,

de manera que el Evangelio impregne nuestras vidas,

 así como la vida de la Iglesia y la de la sociedad.

 

Reúnenos en una comunidad que cultive la vida,

 la caridad y la paz, acompañando a nuestro prójimo pobre,

que sufre y se ve desamparado,

 y compartiendo con él la luz de la fe.

 

Trae la paz a la Península Coreana mediante

la reconciliación y la unidad de nuestro pueblo

por el poder del mensaje evangélico.

Así podremos dedicarnos a la evangelización de Asia

 y propiciar que tu luz y tu gloria resplandezcan sobre el mundo entero.

 

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

 

María, sin pecado concebida, y San José,

 patronos de la Iglesia que está en Corea, rogad por nosotros.

Santos mártires todos de Corea, rogad por nosotros.

 

 

 

Jesús de las Heras (Texto)

Pablo Herrero (Traducción de originales)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Todo ante el viaje del Papa Francisco a Corea: ¡Levántate y resplandece, Iglesia en Corea!, 6.5 out of 10 based on 6 ratings
Print Friendly, PDF & Email