cristianos
Internacional

Testimonio de un misionero jesuita en Taiwán enseñando teología en chino mandarín

Nueve españoles en Taiwán enseñan teología en chino mandarín

Uno de los jesuitas españoles en Taiwán, el padre Alberto Núñez, cuenta su labor en esta isla donde está la única Facultad de Teología del mundo donde se imparten las clases en mandarín.

Se trata de la Facultad Teológica de San Roberto Bellarmino que se estableció en Zikawei, Shanghai, en la China continental el año 1929. Desde aquel año proporcionó formación teológica a los religiosos jóvenes de la Compañía de Jesús. En 1952, dada la situación de guerra civil se trasladó a Baguio, en Filipinas, para, en 1967, volver a ser trasladada de nuevo a un ambiente cultural chino. Se estableció definitivamente junto a la Universidad Católica de Fu Jen, en Taipei, la capital de Taiwán. Los obispos del país pidieron que se abrieran a estudiantes no sólo jesuitas, convirtiéndose así en Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos, pudiendo conceder, por aprobación de la Santa Sede, doctorados en Teología. Además para dar servicio a laicos interesados se creó también, en 1968, un Instituto de Ciencias Religiosas, unido a esta facultad teológica. Por supuesto, todas las clases se imparten en chino mandarín.

“Desde hace un año estoy estacionado en Taipei”, cuenta el jesuita Alberto Núñez. “Antes venía un semestre cada curso, pero ahora las circunstancias hacen necesaria una presencia más permanente. Pues tenemos aquí, en esta Facultad de Teología San Roberto Bellarmino, trescientos alumnos, la mayoría de China continental: jóvenes sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos y laicas. Nuestro centro es de derecho pontificio y reconocido por el gobierno de Taiwán, de modo que las titulaciones tienen convalidación civil. Es la única facultad de teología del mundo donde se imparte la docencia en mandarín. Asimismo colaboramos con la Universidad Católica de Fu Jen, en cuyo campus nos encontramos. Además de las clases de teología dogmática soy tutor de los alumnos de primer año y dedico bastante tiempo al acompañamiento espiritual de los estudiantes.

Nuestra comunidad de jesuitas es internacional. En este momento estamos nueve españoles: Alfonso Arcay, Jesús Muñoz, Elías Cerezo y yo, que enseñamos en la facultad, Roberto Villasante, que estudia segundo de teología, José Calle, retirado, que ayuda como espiritual, José María Diez, enfermero, y los padres José Antonio Micieces y Fernando Mateos, en la enfermería, rezando por la Iglesia y la Compañía.

Entre los estudiantes jesuitas predominan los asiáticos (chinos, coreanos, indios) aunque también hay alguno de África, y de Polonia. Aparte de ellos, entre los jesuitas formados hay canadienses, franceses, norteamericanos, filipinos, vietnamitas…”.

Como señala este jesuita: “Esta es una gran oportunidad para ayudar a la Iglesia en China, pero fuera del control y de las restricciones impuestas por los comunistas en la República Popular. En el verano, Dios mediante, regresaré a España a descansar y a continuar algunos ministerios espirituales, para no romper del todo con aquella buena gente”.

OMPRESS-TAIWÁN (12-01-15)

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.