Revista Ecclesia » Terror en Haití: secuestro a una religiosa de las Hermanitas de Santa Teresa del Niño Jesús
Internacional Última hora

Terror en Haití: secuestro a una religiosa de las Hermanitas de Santa Teresa del Niño Jesús

La noche del 8 de enero, una monja de las Hermanitas de Santa Teresa del Niño Jesús fue secuestrada en la residencia de las monjas en Brochette 99, municipio de Carrefour, en el distrito de Port-au-Prince, capital del país haitiano.

La Agencia Fides se ha hecho eco del llamamiento de monseñor Pierre André Dumas, obispo de Anse-à-Veau / Miragoâne, exhortando a toda la comunidad de fieles con este mensaje: “Oremos por ella, por su congregación, por su familia, por la Iglesia y por el país. Estos horribles actos inhumanos se deben detener en la tierra de Haití, que fue la primera en el mundo en poner fin a la esclavitud y la trata de personas. Oremos para que el Señor toque la humanidad de sus secuestradores y los lleve a la compasión y la empatía”. En el mismo comunicado, monseñor Dumas, expresó en última instancia: “Recemos por su liberación. Los milagros se logran doblando las rodillas. Encomendémonos a Dios y permanezcamos unidos en la oración para que este estado de desgracia e inhumanidad termine de inmediato”.

No es un caso aislado. Segundo secuestro de un religioso en los últimos tres meses

Lamentablemente, este hecho no obedece a un fenómeno aislado. Haití sufre una grave crisis socioeconómica que en muchos casos conduce a la desesperación y la inseguridad total. Desde hace varios meses, la población ha sido azotada por bandas armadas que han sembrado el terror en algunos barrios de la capital y ahora también en otras ciudades. El 10 de noviembre el padre Sylvain Ronald, de los misioneros de Scheut (CICM), fue secuestrado en la ciudad de Delmas, en Haíti. Tras días de tensión, fue liberado el 13 de noviembre en el corazón de la capital haitiana.

Ante esta situación, los voluntarios católicos y las congregaciones religiosas ya no saben cómo distribuir la poca ayuda disponible a los más necesitados sin ser atacados, robados o chantajeados. La Confederación de Religiosos de Haití ha hecho varios llamamientos a las autoridades pidiendo seguridad y coherencia en la lucha contra la corrupción. En cualquier caso, la esperanza sigue viva en este país gracias a la labor de religiosos y misioneros que continúan ayudando a las personas que sufren en la isla más pobre de América.

FUENTE: AGENCIA FIDES



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa