Internacional

Teólogos de la Pontificia Universidad Católica de Chile envían carta al Papa Francisco

 

Teólogos de la Pontificia Universidad Católica de Chile envían carta al Papa Francisco

El Consejo de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) envió una carta al Papa Francisco, en la que se compromete a responder a su invitación de “promover una reflexión teológica que sea capaz de estar a la altura del tiempo presente”, luego de los escándalos de abuso sexual que golpearon a la Iglesia en el país.

El Decano de la Facultad de Teología, Joaquín Silva, entregó la misiva al Nuncio Apostólico en Chile, Mons. Ivo Scapolo, el viernes 8 de junio y posteriormente la hizo pública. El texto es una respuesta a la carta que el Papa dirigió el 31 de mayo “al pueblo de Dios que peregrina en Chile”.

En su misiva, el Consejo agradeció al Papa por su carta en la que expresa su “empatía” con las víctimas de abusos y que “nos ha hecho patente la gravedad de una crisis eclesial que quizás muchos de nosotros no queríamos o no podíamos ver”.

En ese sentido, afirmaron que como teólogos se comprometen a responder a su invitación de “promover una reflexión teológica que sea capaz de estar a la altura del tiempo presente, promover una fe madura, adulta y que asuma el humus vital del Pueblo de Dios con sus búsquedas y cuestionamientos”.

“Su invitación es una provocación”, continúa la carta, “ella nos impulsa a desarrollar una teología al servicio del Pueblo de Dios, en diálogo con sus anhelos y esperanzas, que sea capaz de acoger e interpretar el sentido de la fe que le ha regalado el Espíritu del Señor”.

El Consejo, compuesto por autoridades académicas y representantes de los profesores y estudiantes de la facultad, admitió “con humildad” que no ha estado a la altura del tiempo presente y que ha practicado una teología “muchas veces ensimismada”.

En este sentido “nos sentimos invitados a revisar críticamente nuestros programas de formación teológica de pre y postgrado, para adecuarlos a los desafíos de nuestra cultura, a las necesidades de una inteligencia y práctica de la fe que sea respuesta agradecida al Dios que nos ha llamado a la vida”.

Frente a este propósito, el Consejo de la Facultad de Teología de la PUC destacó como “nuestro deber” exponer al Santo Padre “situaciones concretas que en nuestra Iglesia local y universal no contribuyen a que estemos a la altura del servicio que queremos prestar a la Iglesia y a la sociedad”.

“Nos ha pedido que digamos lo que sentimos y pensamos. Es por tanto nuestro deber hacerlo”, sostiene la misiva.

En primer lugar, el Consejo afirmó que en “nuestra Iglesia local no hemos experimentado una clara valoración del ministerio teológico, como un servicio diverso al que le compete al magisterio eclesiástico”.

“Equivocadamente, se espera que la teología sea una caja de resonancia del magisterio, que los teólogos y teólogas seamos voceros del episcopado, que nuestra tarea académica sea justificación de los pronunciamientos magisteriales”, sostiene.

El Consejo reconoció la “necesaria comunión” que debe haber entre los obispos y teólogos, pero señaló que “para que ello ocurra en verdad, el mismo Magisterio ha reconocido la libertad de investigación teológica y la legítima autonomía de la que debe gozar la teología en la Iglesia”.

En segundo lugar, indicó que por esa misma confusión “hemos sufrido abusos de poder en nuestra Iglesia” y que a algunos teólogos “se les niega su promoción académica o el permiso para enseñar por razones que no tienen que ver con la calidad de su trabajo académico-teológico”

El Consejo denunció que “para controlar y limitar el libre ejercicio de la teología, se suele recurrir a razones carentes de transparencia o a procedimientos de organismos de la curia romana cuyo común denominador son la reserva y el sigilo, para así imponer sanciones o trabas al ejercicio académico, sin tener que dar cuenta de ello a los afectados ni a sus comunidades académicas”.

En tercer lugar, añadió, “queremos hacerle expresamente presente que en nuestra Facultad de Teología colaboran profesores que pertenecieron a la Fraternidad Sacerdotal liderada por Fernando Karadima”.

La misiva subraya que “estos profesores fueron víctimas de los abusos de conciencia y de autoridad”, sin embargo, “nos consta que desde hace años estos profesores han venido haciendo un proceso profundo de sanación, buscando el perdón de aquellos que hirieron, transitando un camino de reconciliación”.

“Ellos han sido un aporte para la Facultad, en la que han encontrado un espacio de comunión, misericordia y perdón. Pensamos que el futuro de la comunión eclesial no se construye sobre el rencor o sobre la ilusoria superioridad religiosa o moral de unos pocos, sino en la verdad y en la misericordia de la que todos necesitamos”, sostiene el texto.

En cuarto lugar, el Consejo expresó su preocupación de que “en el futuro -según Veritatis Gaudium, Art.18-, los Decanos de las Facultades eclesiásticas deban ser nombrados o al menos confirmados por la Congregación para la Educación Católica”.

“Consideramos que ello no es signo de confianza hacia la comunidad teológica, como tampoco de comunión o sinodalidad, sino simplemente un intento extemporáneo de dominio y control”, expresa la carta.

En quinto y último lugar, el Consejo manifestó su deseo de que la facultad sea “ese espacio abierto para el diálogo, para el ensayo, la exploración, el discernimiento de la acción del Espíritu”.

“Para que esto ocurra, además de nuestra propia sintonía espiritual, se requiere que las autoridades eclesiásticas también se comprendan como parte del Pueblo de Dios que se deja enseñar y conducir por el Espíritu a la plenitud de la verdad”, añadió.

Al concluir la carta, el Consejo de la Facultad de Teología de la PUC pidió la bendición apostólica del Santo Padre, para que así “podamos contribuir teológicamente a la renovación y conversión de la Iglesia que peregrina en esta tierra, para así ser aquella Iglesia profética que anticipa la esperanza que nos ha sido regalada”.

Este 18 de junio, el Papa Francisco respondió la carta con otra misiva en la que agradece “el trabajo que se han tomado y el aporte, rico y serio, que me ofrecen” y señaló que “con el grupo de colaboradores ya tenemos planeada una reunión para estudiarlo”.

“Le ruego transmita mis saludos y agradecimientos a todos aquellos que han elaborado este aporte”, expresó el Pontífice.

Para leer la carta completa del Consejo de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), ingrese AQUÍ.

Redacción ACI Prensa, 18 de junio de 2018

Logo de la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email